15/06/2011 Entre 2006 y 2010

En la Ciudad aumentó un 150% la recaudación por los remates de herencias vacantes

Lo confirmó Adolfo Bogado Ugarte, titular del Departamento que depende de Asuntos Jurídicos de la Procuración General. No obstante, solo hay 20 abogados para manejar todos los expedientes.

En cuatro años, la recaudación del erario porteño por el remate de herencias vacantes aumentó un 150%.

Es que, durante 2006, el Departamento de Herencias Vacantes, que depende de la Dirección General de Asuntos Jurídicos de la Procuración General, recaudó unos $ 4 millones, mientras que cerró el ejercicio 2010 con ingresos por $ 10 millones.

No obstante, este incremento se registró pese que siguen siendo 20 los abogados que manejan todos los juicios de herencias vacantes, y a que ingresan a la dependencia unos 200 expedientes por año.

La Auditoría General porteña (AGCBA), realizó en 2008 un examen de gestión en el Departamento de Herencias Vacantes, que depende de la Dirección General de Asuntos Jurídicos de la Procuración General, y marcó como falencias principales la falta de personal del área y la demora en la resolución de los juicios

Aquel informe señalaba que el Departamento de Herencias Vacantes contaba con tan solo 20 abogados que se repartían casi 150 causas cada uno. Por eso, la falta de profesionales era la principal causa en la demora de los juicios.

Gestiopublica.info habló con Adolfo Bogado Ugarte, director del Departamento de Herencias Vacantes, quien remarcó algunas mejorías en esa área del estado.

Ugarte confirmó que siguen siendo 20 los abogados que trabajan en el Departamento, pero que la demora en la resolución de los juicios no pasa por ese aspecto, sino por “las normas que burocratizan el proceso”. Además, señaló que este tipo de causas son muy complejas, ya que siempre aparece un potencial heredero durante el proceso.

Por otro lado, el funcionario explicó que además de la aparición de los posibles herederos, una traba que demora mucho el proceso en el caso de los inmuebles, es que las viviendas se encuentran ocupadas al momento de iniciar el juicio. En ese caso, el Departamento de Herencias, mediante un abogado al que se denomina curador, inicia un juicio de desalojo para que luego el inmueble pueda ser enviado a remate.

No solo son inmuebles las herencias que pueden quedar vacantes, el contenido de las cajas de seguridad, como dólares, monedas de oro y obras de arte también entran en la categoría, además de los derechos de autor. Todos los bienes que queden vacantes son rematados mediante el Banco Ciudad, y lo producido es transferido al Ministerio de Educación de la Ciudad, para utilizarlo para la mejora de las escuelas porteñas.

Más allá del poco personal con el que cuenta el Departamento, se da entrada a casi 200 denuncias de presuntas herencias vacantes por año y los abogados llevan un registro informático de cada causa.

Por otro lado, Ugarte contó que se firmó un convenio con el Sindicato Único de Encargados de Edificios (SUTHER) a principios de 2008, para que los porteros informen si creen saber de una propiedad que pueda ser una presunta herencia vacante, a cambio de un premio fijado por ley, que es del 10% del valor final del remate de la propiedad. A los encargados se les entregó una planilla para optimizar la recolección de los datos necesarios para hacer efectiva la denuncia. De todos modos, el funcionario confirmó que “cualquier ciudadano se puede llevar el premio” en el caso de avisar al estado sobre una propiedad en esas condiciones.

Notas relacionadas

“No deberíamos tratar informes de cuentas aprobadas”


Escuchar en el silencio


Las enseñanzas de los docentes


Las enseñanzas de los docentes


Otra vez irregularidades en el Plan Federal de Viviendas


Incompatibilidad de intereses en acto