15/06/2011 Protesta de ATE Y ambientalistas

Pese a que ya hay tres denuncias penales, siguen demoliendo la Casa de Gobierno de Córdoba

La iniciativa, que cuesta $ 12 millones, también prevé la mudanza de las oficinas administrativas a un centro cívico, lo que demandaría entre 500 y 600 millones de pesos más. Reclaman que no se esperó una autorización municipal ni se hicieron estudios de impacto ambiental.

A pesar de las críticas de los vecinos, organizaciones sociales y varios bloques de la oposición, el gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti, resolvió seguir adelante con la demolición de la sede del gobierno, conocida como “la Casa de las Tejas”. Allí, planea construir un parque temático, que incluirá un planetario, juegos interactivos para chicos y museos, obra que demandará una inversión de 12 millones de pesos.

Esta decisión le costó al gobernador la presentación de varios amparos y denuncias penales en su contra, tres de ellas por parte de la Fundación para la defensa del ambiente (FUNAM), desde donde aseguran que Schiaretti estaría cometiendo “abuso de autoridad e incumplimiento de los deberes de funcionario público”. Según declaró el abogado de la fundación, Carlos Nayi, “el Gobierno no sólo omitió esperar la correspondiente autorización municipal antes de comenzar a demoler sino que, además, violó disposiciones de la ley de Ambiente n° 7343, porque se omitió el aviso de proyecto y la evaluación del impacto ambiental”.

En diálogo con gestionpublica.info, Raúl Montenegro, presidente de la FUNAM, aclaró que “las acciones presentadas contra Schiaretti siguen firmes en la justicia, no han sido archivadas”. “Si bien las obras continúan, todos los delitos ocurridos durante el periodo de construcción no caducan, uno de ellos se refiere a la demolición ilegal de la casa de gobierno; otro, por el inicio ilegal de las obras del centro cívico; y el último por contaminación con residuos peligrosos, derivados de los escombros”, detalló.

“Siguieron adelante sin ningún tipo de miramiento, desconociendo y haciendo salto de las leyes, de los procedimientos que técnicamente se tendrían que haber hecho”, aseguró Daniel Pawluchuzk, secretario de prensa de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE Córdoba), y agregó: “Demolieron casi tres cuartas partes de la Casa de las Tejas. Esta todo el proceso abierto, si en algún momento algún juez se anima a resolver en contra del gobierno de la provincia de Córdoba, va a ser tarde”.

Además, se acusa al gobernador de vulnerar el decreto nacional 1062/82, que establece que los funcionarios públicos no pueden afectar edificios históricos de más de cincuenta años sin una consulta previa a la Comisión Nacional de Patrimonio Histórico, y el artículo 65 de la Constitución Provincial, que indica que el Estado es responsable de la conservación del patrimonio cultural.

Desde ATE remarcaron que la "Casa de las Tejas" fue construida por Eva Duarte para su utilización por parte de los jubilados y personas de la tercera edad". “La administración de Schiaretti, haciendo gala de su total desprecio por los bienes de la Provincia, ha decidido demolerlo, aniquilando su historia y sometiendo al lugar a un saqueo", destacó el gremio.

Por otro lado, según comentó Pawluchuzk a gestionpublica.info, en septiembre pasado el Tribunal de Cuentas de la provincia aprobó el gasto de un millón de pesos para realizar una reforma en la oficina de prensa de la Casa de Gobierno, y “justo en ese lapso, se tomó la decisión política de destruirlo, gastaron esa plata en algo que sabían que iban a demoler”, enfatizó.

En medio de todas las críticas, Schiaretti ordenó también la construcción de un centro cívico donde trasladará la sede de la casa de gobierno cordobés, obra que, según afirman miembros de ATE, costará entre 500 y 600 millones de pesos y estará lista para octubre de este año, según cálculos de Electroingeniería, la empresa constructora. “Durante ese lapso el gobierno va a tener que funcionar en oficinas alquiladas, que van a salir otros 3 millones de pesos, sin hablar del cableado, internet, etc. Van a pagar alquiler por un año, porque no se permite un contrato por menos tiempo, cuando en realidad la mudanza sería antes”, remarcó el secretario de prensa del gremio.

Por su parte, Oscar Aguad, diputado nacional y precandidato a gobernador de la provincia de Córdoba, aseguró que la Unión Cívica Radical (UCR) demandará "al gobernador Juan Schiaretti para que reponga el dinero que va a costar este doble traslado de urgencia". En una conferencia de prensa, destacó que "el 30 por ciento de la población tiene las necesidades básicas insatisfechas y el gobierno construye despachos". Para los radicales, se aplica un "oscuro procedimiento", porque "no hay concurso de precios, no hay licitación y no participa el Tribunal de Cuentas".

Otro que salió al cruce de Schiaretti fue Luis Juez, también candidato a gobernador de la provincia, quien señaló que “se hará un doble gasto, al hacer una mudanza a un complejo de oficinas; y al mudarse nuevamente al Centro Cívico”. En declaraciones a los medios, Juez exclamó: “Nos parece una locura, no tenemos mantenimiento en las redes eléctricas y nos quedamos sin energía cuando hace un poquito de calor o de frío. Si no llueve, tenemos sequía porque no hay una red hídrica, y a Schiaretti se le ocurre gastar $ 500 millones en un Centro Cívico, me parece un despropósito absoluto”. Frente a las críticas de la oposición, el Gobierno justicialista remarcó la importancia de la obra y aseguró que en ese contexto "se va a recuperar un espacio verde muy importante para la ciudad". Además, se remarcó que el gobierno “siempre respetó las normativas vigentes”.

Desde comienzos del mes de enero, en ATE Córdoba, junto a otras organizaciones civiles y de jubilados, funciona una intersectorial denominada “Córdoba resiste”, que tiene como objetivo hacer un seguimiento de todas las decisiones que toma el gobernador relacionadas al gasto público. “Creemos que va a seguir haciendo estas maniobras. Igualmente, hasta hace tres meses atrás se habló mucho en los medios de comunicación sobre la demolición de la casa de gobierno, pero después se fueron acallando un poco las voces. Nosotros no hemos hecho muchas más acciones porque mucha gente lo vio ya como un hecho consumado, y cuando la gente ve que no hay forma de parar la topadora, afloja un poco”, aclaró Pawluchuzk.

Según concluyó el secretario de prensa de ATE Córdoba, “estamos ante un gobierno totalmente en retirada que no le importa el que venga. Le esta haciendo más daño a de la Sota, que a la propia oposición, yo si fuera de la Sota estaría caminando por los techos, le están tirando toda la ciudadanía en contra”.  

Notas relacionadas

Idas y vueltas. Acuerdos y foja cero


Plan de acción 2017


“La Auditoría está más fuerte que nunca”


Gracias a una aplicación móvil, la AGN llega al celular


La AGN realizará auditorías de impacto


Una nueva aplicación para interactuar con los Diputados