15/07/2014 Medio Ambiente

Obras inconclusas y plazos que no se cumplen

En 2010 un informe de la Auditoría General de la Nación advirtió sobre el retraso en la construcción de 10 rellenos sanitarios que debía financiar el programa de Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos en Municipios Turísticos. Gestionpublica.info pudo corroborar que aún hoy muchos están en proceso y otros tantos sin arrancar. Además, siguen las falencias en el monitoreo y control de los emprendimientos así como en las actividades de concientización, lo que genera nuevos focos de basura.

En 2010 la Auditoría General de la Nación analizó el programa de Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos (GIRSU) en Municipios Turísticos. Por aquel entonces, los auditores alertaron sobre un retraso en la puesta en marcha de 10 rellenos sanitarios que debían finalizarse en aquel período. Hoy, a cuatro años de la advertencia del organismo de control, gestionpublica.info corroboró que si bien se avanzó notablemente en las obras, aún hay muchas sin concluir y otras sin empezar.

El programa GIRSU funciona bajo la órbita de la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación y tiene como objetivo apoyar la sustentabilidad ambiental del turismo en los distintos municipios. Para eso, promueve la mejora en la gestión integral de los residuos y financia estudios de factibilidad, construcción de rellenos sanitarios, cierre de basurales a cielo abierto, actividades de fortalecimiento municipal y campañas de concientización comunitaria.

A raíz del informe de la AGN, y según distintas fuentes consultadas por este medio, de los 10 rellenos sanitarios que debían estar listos para 2010, hoy hay 8 en proceso y 2 aún sin comenzar. Igualmente, la mayoría de las obras comenzaron después de las advertencias del organismo de control.

“Otorgarle mayor difusión, visibilidad y accesibilidad al programa” fue una de las recomendaciones hechas por el organismo de control a los coordinadores del GIRSU. “Nos enteramos del programa por el Ministerio de Turismo. En 2010 Enrique Meyer (Ministro de Turismo) vino a comentarnos los detalles”, puntualizó Daniel Meier, director de la Secretaria de Medio Ambiente en Villa la Angostura, a gestionpublica.info

“El proyecto GIRSU financió la planta de tratamientos de residuos. Esa obra costó 25 millones de pesos y constaba de un galpón con todos los servicios para el reciclado, oficinas, el equipamiento completo (maquinaria, tractor, carros de residuos, mezclador de compost, etc). Además, el programa requería el saneamiento de los basurales a cielo abierto”, detalló Meier.

Otra de las observaciones hechas por la AGN fue “incrementar el monitoreo y el seguimiento de las obras” así como “fortalecer las actividades de concientización”. Sin embargo, según información a la que tuvo acceso este medio, el programa no financió ningún tipo de campaña de educación ni concientización. En el caso de Villa la Angostura, esta campaña estaba prevista dentro de la última etapa del proyecto. En Villa Unión, La Rioja, tras haberse saneado los basurales a cielo abierto, se generaron nuevos focos de basura debido a la falta de actividades de concientización.

Por otro lado, el seguimiento de las obras no se realizó en varios municipios turísticos. En el caso de Villa Unión, y según especificó Nelson Páez, director de la Secretaria de Medio Ambiente, “falta maquinaria y el equipamiento básico para realizar las tareas de reciclaje”. En esta localidad la segunda etapa no está terminada, aunque en la página oficial del la Unidad Ejecutora de Préstamos Internacionales figura como finalizada. 

Notas relacionadas

Reactivan la Ley de energía renovable


Cinco años después, nuevo estudio de Ambiente


El zoológico porteño y un avance a medias


Bosques desprotegidos y una Ley olvidada


Casas flotantes: una solución para los humedales


Humedales en emergencia