15/07/2014 Corrientes

Siete años de demora en las obras

La Agencia Nacional de Vialidad firmó, en 2007, dos convenios que contemplaban arreglos en diferentes tramos de de la Ruta Provincial N° 40. Actualmente, una de las adecuaciones está terminada pero, según informaron desde la Dirección Provincial de Vialidad, la otra “se encuentra frenada por problemas económicos”. Un informe de la Auditoría General de la Nación, aprobado este año, advirtió “incumplimientos en los plazos de pago”.

En julio de 2007 la Agencia de Vialidad Nacional (DVN) firmó dos convenios con la provincia de Corrientes para la ejecución de obras en distintos sectores de la Ruta Provincial N° 40. El primer tramo, que contempla desde el empalme de la Ruta Nacional N° 123, en el Acceso Este de la localidad de Mercedes hasta San Ciro, tiene como contratista a la empresa Rutas del Litoral S.R.L, mientras que el segundo tramo, que es la continuación desde San Ciro hasta el empalme con la Ruta Nacional N° 114, se le adjudicó a la firma Sucesión Adelmo Biancalani.

Entre enero de 2011 y mayo de 2012, la Auditoría General de la Nación realizó un estudio de gestión sobre la Dirección Nacional de Vialidad y según los auditores “al momento de la visita a la obra ninguno de los dos tramos estaba terminado”.

Además, según indica el informe aprobado este año, en las obras de la Ruta Provincial N° 40 “se han verificado incumplimientos en los plazos de pago de los certificados de obra por parte de la DNV y en los plazos de ejecución de ambos tramos”.

Gestionpublica.info se comunicó con la Dirección Provincial de Vialidad, que depende del Ministerio de Obras y Servicios Públicos correntino, desde donde aseguraron que el primer tramo de la obra “está totalmente terminado”. “Sólo faltan documentaciones”, agregaron.

Pero en relación a la segunda obra, a manos de Sucesión Adelmo Biancalani, fuentes del organismo vial correntino explicaron que “está parada por problemas económicos”. “Hace un año y medio se presentó un cambio en el proyecto y Vialidad Nacional todavía no lo aprobó”, argumentaron.

“Es una modificación técnica y por ende, económica. Las obras se hacen por un convenio a través del cual Vialidad Nacional paga y nosotros hacemos el control de la obra”, aclararon desde la dependencia correntina.

En ese sentido, el informe elaborado por los auditores aclara que el Programa 22, que prevé construcciones y obras por convenio con las provincias, le otorga a la DVN “los recursos del Fondo Fiduciario Vial para atender el pago de los contratos destinados a la ejecución de proyectos de infraestructura vial”.

Notas relacionadas

Despapelización vs. tarea del control


Nuevos desafíos para el control


Pueblos originarios: Denuncian violación de sus derechos


Una reflexión sobre el “buen gobierno”


Reforma laboral en debate


Lanzan un portal de transparencia para la obra pública