03/03/2015 En España

Un Portal de Transparencia poco atractivo y novedoso

Hace más de dos meses el gobierno de Mariano Rajoy lanzó una aplicación online para difundir información relacionada a la administración pública. En sus primeras 48 horas recibió un millón de visitas, pero hoy ya muestra una baja considerable al ubicarse esta cifra en tan solo 187 mil usuarios. Distintos organismos e instituciones españolas relacionan esta pérdida de interés en la falta de publicidad del sitio.

Hace más de dos meses el Gobierno español inauguró el Portal de la Transparencia con el fin de difundir información relacionada a la administración pública, tanto datos económicos como institucionales. Pero, lo que al principio despertó el interés de muchos usuarios, hoy ya está mostrando algunas fallas y la cantidad de visitas disminuyó considerablemente.

El sitio, que nació con el fin de aumentar el derecho a la información en España, recibió 187 mil visitas en el último mes contra el millón que recibió en las primeras 48 hs de su puesta en marcha. Ante esta situación, el gobierno español decidió lanzar una campaña publicitaria de la web donde se volcaron los datos relacionados al 2014.

Portal de la Transparencia

Es una  plataforma por la cual se accede a la información de la Administración General del Estado. Su objetivo es ampliar y reforzar la transparencia de la actividad pública, regular y garantizar el derecho de acceso a la información.

Principales fallas

Según varios organismos e instituciones españolas las fallas de esta herramienta de transparencia son varias. Entre ellas, figura la falta de publicidad debido a que el Gobierno retrasó la campaña hasta abril.

El presupuesto total era de 1,4 millones de euros, de los cuales 300.000 se invirtieron en el desarrollo de la herramienta y 78.650 euros se destinaron a la creatividad de la campaña publicitaria que aun, dos meses después, no se implementó. El resto del dinero se destinará a una empresa encargada de colocar los anuncios en los medios de comunicación.

La falta de difusión del Portal es uno de los motivos que causó el descenso de visitas. En poco más de mes y medio, el número de solicitudes se ha estancado en 1.198.

Más allá de la falta de difusión e información, se suma a este panorama los obstáculos que el ciudadano encuentra a la hora de usar la herramienta. Uno de ellos, es que es necesario identificarse y conseguir una clave para solicitar los datos y además escasean los archivos descargables con formato reutilizable y la mayor parte de la información incluida estaba accesible en otros lugares de la Red como en el Boletín Oficial del Estado (BOE). Por este motivo, el Portal entonces no resulta ni tan novedoso ni tan público.

Por último, no existe comunicación bidireccional: no figura un teléfono, una dirección de correo electrónico o un formulario que permita ponerse en contacto con los responsables del portal para consultar dudas o referir errores.

Identificación

Para ejercer el derecho de acceso a la información el usuario debe registrarse en el sistema clave y crear su "identidad electrónica". El DNI y el número de cuenta bancaria son dos de los requisitos que se piden para solicitar el acceso al sistema, lo cual no es inmediato. Una vez aportados los datos personales, el ciudadano tendrá que esperar la "carta de invitación" al registro que le hará llegar la Agencia Tributaria. Un largo trabajo entre enlaces y campos a rellenar que resulta poco accesible a toda la comunidad.

Secciones

El portal agrupa bajo los títulos Institucional, Normativa y Económica, los datos disponibles. En institucionales se encuentran, entre otros, el currículum de los altos cargos del Gobierno. En Normativa, los textos legislativos que ya se publicaban en el BOE o en la página del Congreso. En la sección 'Económica' se pueden conocer contratos públicos, subvenciones o las retribuciones de los altos cargos del gobierno, entre otros. No obstante la mayoría de estos datos ya eran públicos antes del lanzamiento del Portal de la Transparencia.

Notas relacionadas

Crisis, descomposición estatal y revueltas carcelarias


América Latina: un 2017 poco promisorio


Argentina: última en el ranking de Transparencia


El enigma Trump


Cuando suena el río


¿Clinton o Trump?