25/03/2015 Riachuelo

Según la AGN, se subejecutó el 26,4% del plan de saneamiento

El organismo de control que preside Leandro Despouy, aprobó recientemente un informe referido a las actividades del Plan Integral de Saneamiento Ambiental (PISA) durante el ejercicio 2013. El trabajo de los auditores señala que la ejecución presupuestaria fue inferior al crédito inicial y que los plazos de obra en su gran mayoría están vencidos. Además, recomendaron incluir cláusulas de rendiciones de cuentas más detalladas y exhaustivas en los convenios celebrados con las municipalidades.

La Auditoría General de la Nación (AGN) aprobó un informe referido a las actividades del Plan Integral de Saneamiento Ambiental (PISA) durante el ejercicio 2013, bajo la órbita de la Autoridad Cuenca Matanza Riachuelo (ACUMAR). El trabajo señala que la ejecución presupuestaria de los programas de saneamiento de la cuenca fue de $1.387.771.652,66; mientras que el crédito inicial para 2013 fue de $1.884.804.882,00.

De esta manera, el informe elaborado por los auditores pone de manifiesto una subejecución del 26,4% del crédito previsto por la Ley de Presupuesto y diferencia lo acontecido con el gasto total de la Administración Nacional, que se ejecutó en un 19,4% por encima de lo presupuestado.

Por otro lado, el documento menciona las contrataciones llevadas a cabo por la ACUMAR. En ese sentido, la AGN solicita que en los convenios celebrados con las municipalidades se impongan cláusulas de rendiciones de cuentas más detalladas y exhaustivas, ante la necesidad de controlar la efectiva aplicación de los recursos económicos y así, además, asegurar la transparencia de las contrataciones.

Además, para los auditores, la falta de cláusulas referidas a la rendición de cuentas también se observa en los acuerdos suscriptos con universidades y otras entidades públicas. Respecto a los programas de desarrollo de infraestructura habitacional; de fortalecimiento comunitario del hábitat y de urbanización de villas y asentamientos, todos bajo la órbita del Ministerio de Planificación Federal, el informe señala que los plazos de obra en su gran mayoría están vencidos.

“Se encuentra sin rendir gran cantidad de los certificados presentados, no surgiendo evidencia de la aplicación de los procedimientos para el caso de las rendiciones de cuentas que presentan falencias”, agrega el informe.

Por último, los auditores mencionan la estructura interna de ACUMAR al observar procedimientos que “no benefician la transparencia en la rendición de sus recursos, contaminada por los cambios en su personal jerárquico y discrepancias en la toma de decisiones”.

Notas relacionadas

Aseguran que ACUMAR es “incapaz” de limpiar el Riachuelo


Nuevas autoridades en ACUMAR


Prórroga de la emergencia social, urbanística y sanitaria


Ordenan confeccionar un nuevo plan de saneamiento


Qué pasa, Riachuelo?