08/04/2015 Un informe de la Universidad Nacional de Quilmes

Revelan una baja aplicación de la Ley de Medios en el tercer sector

Un grupo de investigadores presentó un documento que refleja el escaso impacto de la normativa en los medios sin fines de lucro. Las razones principales se refieren al “comportamiento del gobierno y la oposición de los grandes grupos de comunicación”. En diálogo con Gestinpublica.info, Martín Becerra, periodista, remarcó que “si se observa el mapa de medios de la argentina 2015 no es muy distinto a lo que había en 2009”.

El lunes 30 de marzo se llevó a cabo la presentación sobre el Estudio diagnóstico sobre el acceso del sector sin fines de lucro a medios audiovisuales en la Argentina 2014” realizado por un grupo de investigadores de la Universidad Nacional de Quilmes (UNQ). A casi 6 años la aprobación de la Ley 26.522 de Servicios de Comunicación Audiovisual, se publicaron las cifras que revelan la baja aplicación de la normativa al “tercer sector”. La reunión se realizó en FM La Tribu, radioemisora ubicada en el barrio de Almagro en la Ciudad de Buenos Aires.

Desarrollo de la jornada

La jornada comenzó cerca de las 10 de la mañana y se extendió hasta pasadas las 17 horas. En ese lapso, se expusieron los resultados obtenidos luego de un período de investigación en el cual salieron a la luz datos relevantes en materia de la aplicación de la Ley de Medios. 

Licencias, autorizaciones, permisos y fondos concursables fueron algunos temas expuestos. Martin Becerra, investigador y periodista argentino, introdujo la presentación y le siguieron los demás exponentes: Santiago Marino, Guillermo Mastrini, Carolina Rubini y Agustín Espada; quienes forman parte del equipo de investigación de la UNQ. Participaron también de la presentación distintos integrantes de la Red Nacional de Medios Alternativos, de la Asociación Mundial de Radios Comunitarias (AMARC) y del Foro Argentino de Radios Comunitarias (FARCO).

Gestionpublica.info dialogó con Martin Becerra quién remarcó que la investigación que se realizó con la UNQ fue “bastante laboriosa, ya que hasta el momento no había datos sistematizados y consolidados” sobre autorizaciones y licencias para el sector sin fines de lucro entregadas por la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (AFSCA)”.

Sobre la experiencia que dejó la jornada, Becerra aseguró que “discutir el informe con las propias organizaciones de este sector fue muy interesante porque ellos están trabajando en el día a día y tener un mapa general es un punto de referencia a la hora de mejorar las propuestas del sector”.

Panorama general

“Lo que más avanzó hasta ahora es lo que atañe al sector de las cooperativas. Después hay otro subsector que engloba a  las emisoras FM de organizaciones sin fines de lucro en lugares donde no hay conflicto en la ocupación del espacio radioeléctrico, fuera de las grandes ciudades. Acá también se entregaron autorizaciones”, detalló el periodista.

Impacto Limitado

Según la investigación, el impacto real de la Ley de Medios “es limitado en cuanto al tercer sector” que compete a los medios sin fines de lucro. Las razones que esbozó el estudio se refieren “al comportamiento del gobierno, la oposición de los grandes grupos de comunicación y la performance de los partidos políticos con presencia en el Congreso”. Según detalla el texto, “aún cuando el objetivo que se desprende de la Ley 26.522 es promover la democratización del sistema de medios y el derecho a la información en sentido amplio, el gobierno ha minimizado la ejecución de la política de comunicación el énfasis en la libertad de expresión e imprimió una orientación más pragmática y partidista”.

Falencias

Uno de los objetivos de la normativa era permitir el acceso de organizaciones que no tienen una lógica comercial de funcionamiento a la titularidad de licencias “con la esperanza de que ese acceso a su vez oxigenara los tipos de medios y el funcionamiento que tienen”. Pero, “la falta de concreción limita el acceso a la información a los medios con lógicas de funcionamientos plurales o diversas”, remarcó Becerra.

La distribución de los medios no ha cambiado de forma radical en estos 5 años y, según el periodista, “si se observa el mapa de medios de la argentina 2015 no es muy distinto a lo que había en 2009. Lo que cambió es el nombre del dueño de un grupo multimedio. Por ejemplo en 2009 estaba Daniel Hadad y hoy esta Cristóbal López”.

Para finalizar, puntualizó “la falta de implementación de la Ley afecta de un modo indirecto al acceso de diversos sectores sociales a los medios”. “El trato dispar que tuvo el gobierno hacia Clarín y Telefónica, deslegitima el objetivo de transparencia y democratización de las reglas de juego que el texto aprobado propone”, agregó.

Para ver el Informe completo hacé click acá: 

Notas relacionadas

Conexión Segura y delitos informáticos


“Apoyamos este debate y todo tipo de control”


¿Cómo nos ven?


La salud de Cristina, en el podio de las redes sociales


Nueva herramienta para difundir el control