22/04/2015 La salud en la mira

Tras los incidentes en el Rivadavia, vuelven los reclamos

Cambian los protagonistas, pero la historia se repite. La semana pasada, 25 hospitales porteños decidieron parar en reclamo de “mayor seguridad”. Al pedido también se suma el malestar por el estado general del sistema de salud donde los problemas edilicios, la falta de insumos y de personal complica el correcto funcionamiento de los nosocomios de la Ciudad de Buenos Aires. Un informe de la Auditoría porteña, de 5 años atrás, alertó sobre la situación y reveló que los enfermeros trabajan alrededor de 12 horas días, violando la normativa vigente.

Un informe de la Auditoría porteña, de los años 2010 y 2011, reveló que los enfermeros de los hospitales de la Ciudad de Buenos Aires trabajan alrededor de 12 horas diarias cuando lo establecido son 7 y 6 para cuidados intensivos. A casi 5 años de conocerse dicho documento, Gestinpublica.info corroboró que la situación no solo no cambió sino que el panorama hoy es mucho peor.

Tras la agresión que sufrieron médicos y enfermeros del Hospital Rivadavia (fueron amenazados con jeringas por un grupo de jóvenes que reclamaban ser atendidos), unos 25 hospitales porteños decidieron llevar adelante un paro de 48 horas en reclamo de “mayor seguridad”. Pero a este pedido, se sumo también la queja por el estado general del sistema de salud en Capital Federal que presenta serias deficiencias en materia de insumos, personal e infraestructura.

Enfermeros

La Organización Mundial de la Salud (OMS) afirma que “los enfermeros son la columna vertebral del sistema de salud en materia asistencial. Un sistema de salud público con escasez de enfermeros no tiene la capacidad para controlar la expansión de enfermedades contagiosas, así como tampoco para contener enfermedades de transmisión vectorial”.

Sin embargo, en la ciudad de Buenos Aires, la cantidad de enfermeros no llega al promedio de un enfermero por cada médico, cuando la OMS recomendó la presencia de tres por cada médico. Ante esta situación, los enfermeros se ven obligados a realizar horas extras, extendiendo su jornada laboral a 12 horas diarias.  

Esta sobrecarga existe a raíz de la puesta en marcha, en el año 2006, de un sistema de horas extras llamado “módulos”, como forma de terminar con el problema de la falta de personal de enfermería en los hospitales porteños.

Consecuencias

Ante la falta de enfermeros, los tiempos de espera de los tratamientos se extienden, no hay manera de realizar acciones de educación al paciente y aumenta la incidencia de enfermedades prevenibles.

Esto no solo va en contra de la Ley Nº 27669 de Trabajo de la Enfermera(o), sino que además atenta contra la salud de los trabajadores y la calidad de la atención prestada. En este sentido, el informe de la Auditoria Porteña reveló que la mayoría de los trabajadores expuestos a esta sobrecarga laboral sufren enfermedades de largo tratamiento, como problemas óseos, musculares, mentales y hasta de comportamiento.

Salarios

Muchos enfermeros eligen desempeñarse en el sector privado, ya que pueden acceder a sueldos más altos. Incide en esto el hecho de que en muchos hospitales públicos porteños hay carencia de insumos, recursos materiales e instrumentales necesarios para desarrollar el trabajo adecuadamente.

Designaciones

Otro de los problemas es la demora en la designación de los enfermeros. En los hospitales públicos se tarda, en muchos casos, más de un año. A esto, se suma que la Gerencia Operativa de Enfermería no cuenta con un plan estratégico que permita planificar los reemplazos por jubilación con la debida anticipación. Esto se torna especialmente importante si consideramos que uno de cada tres enfermeros tiene más de 51 años.

Seguridad

Por último, una de las razones que llevó a los trabajadores de la salud a parar la semana pasada, fue la inseguridad que se vive cotidianamente en los sanatorios. “Cada 24 horas hay una agresión contra médicos, enfermeros, técnicos o personal de apoyo. Existe una situación de inseguridad contra los trabajadores que atendemos más de 9 millones de consultas mensuales”, denunció a la prensa Rodolfo Arrechea, delegado de ATE Nacional, quien acusó además al dirigente del PRO, Mauricio Macri, de ser el responsable del “desmejoramiento de las condiciones laborales, la falta de insumos y dejar en estado de indefensión a los trabajadores de los nosocomios”.

Arrechea denunció que el año pasado “el gobierno de la Ciudad ejecutó solamente el 21 por ciento del presupuesto para mejores edilicias y no sabemos qué pasó con el 80 por ciento restante”. Desde la Defensoría del Pueblo, su titular, Alejandro Amor aseveró que “la salud es un derecho y la seguridad de los trabajadores, la garantía de brindarla como corresponde”.

Notas relacionadas

261 denuncias penales, 0 condenados


Faltan 1508 años para terminar las tareas preventivas


Alertan sobre el incumplimiento del Plan de desarme


“La tragedia reflejó lo que produce la corrupción"


“El Subprograma Cesión de Derechos Posesorios es ilegal"


Gran apoyo a la prohibición de fumar en oficinas públicas