11/05/2015 Segunda jornada

Los chicos de Escuela de Vecinos recibieron su primera capacitación

Fue en diferentes salas de la Escuela ORT. Especialistas en alimentación, inclusión y el miedo expusieron sus conocimientos frente a los participantes del programa de la Fundación Éforo. Una de las charlas estuvo a cargo de Mercedes Rossi, integrante de la Comisión para la Plena Participación e Inclusión de las Personas con Discapacidad (COPIDIS), quién aseguró que “en todo se puede pensar la accesibilidad y la inclusión de personas con discapacidad”. Además, motivó a los chicos a trabajar en propuestas “apelando a la creatividad” ya que, según dijo, “es la base de la inclusión”.

El pasado martes 5 de mayo se desarrolló la segunda jornada de la edición 2015 de Escuela de Vecinos, el programa principal de la Fundación Éforo. Fue en la escuela ORT, donde cerca de 700 chicos, distribuidos en distintos pisos de la institución, trabajaron los temas elegidos para este año: alimentación y estereotipos, inclusión y miedo.

La jornada comenzó cerca de las 10 de la mañana con la presentación de Federico Recagno, secretario General de Éforo, quien rompió el hielo con un juego de tutti frutti para luego darle paso a las distintas actividades y exposiciones.

En la planta baja de la institución, los chicos de Escuela de Vecinos trabajaron “la inclusión”. En el tercer piso se trató “el miedo” y en el cuarto, en el salón de gimnasia, “alimentación y estereotipos”. Todas las exposiciones se desarrollaron de forma interactiva con recreos y refrigerios de por medio.

Una de las charlas sobre discapacidad estuvo a cargo de Mercedes Rossi, integrante de la Comisión para la Plena Participación e Inclusión de las Personas con Discapacidad (COPIDIS). La especialista, aseguró que uno de los principales objetivos de la comisión es “poder visibilizar la discapacidad como un eje que atraviesa todos los ámbitos de la vida”. “En todo se puede pensar la accesibilidad y la inclusión de las personas con discapacidad”, enfatizó. Durante su exposición, invitó a los participantes de Escuela de Vecinos a hacer hincapié en la inclusión “desde las escuelas y en la vida cotidiana de cada uno”.

Además, recomendó a los jóvenes terminar con el modelo de discapacidad tradicional. “Estamos inmersos en un modelo básico de la discapacidad porque creemos que la explicación está en el déficit”, remarcó. Según dijo, “el motivo de la exclusión no es el déficit, sino las barreras del entorno que limitan la inclusión”. La especialista en discapacidad, alentó a los participantes a tratar de identificar en la comunidad las barreras que no permiten la inclusión plena y efectiva.

Luego de un video explicativo, Mercedes Rossi recordó el lema “Nada sobre nosotros, sin nosotros” y explicó que ninguna propuesta sobre esta temática puede ser pensada sin ellos, los discapacitados. “Necesitamos la participación activa de las personas con discapacidad. Nadie sabe mejor que ellos lo que necesitan. No podemos seguir opinando por el otro”, insistió. Al finalizar, motivó al auditorio a trabajar propuestas desde la creatividad y señaló que “es importante apelar a la creatividad a la hora de pensar propuestas, porque las respuestas no están dadas. “La creatividad es la base de la inclusión”, concluyó.

Notas relacionadas

#Interbarometro


Los chicos de Escuela de Vecinos entrevistaron a Posse


La deuda pendiente con los jóvenes porteños


Evaluación y proyección 2018 en Escuela de Vecinos


#Interbarometro Julio


PASO2017: Menos denuncias, más información