18/05/2015 Provincia de Buenos Aires

Impulsan un nuevo Código Educativo

El proyecto del Senador por el Frente Para la Victoria, Gustavo Oliva, propone agrupar toda la legislación vigente en torno a la educación y pretende que los estudiantes evalúen el desempeño de los docentes. “Si un adolescente está en condiciones de elegir un Presidente, como no van a poder calificar a un maestro con el que convive todos los días”, analizaron desde el bloque. “Planteamos un modelo educativo a mediano y largo plazo”, ampliaron.

El Senador bonaerense por el Frente Para la Victoria (FPV), Gustavo Oliva, presentó la semana pasada un proyecto para diseñar un nuevo Código Educativo a fin de recopilar y ordenar todas las normas vigentes en torno a la educación. La iniciativa, que tiene más de tres años de trabajo, “plantea un modelo educativo de mediano y largo plazo”, según explicaron desde el Bloque a Gestionpublica.info.

“Se trata de agrupar y jerarquizar toda legislación de manera tal que no termine siendo contradictoria y que en definitiva brinde soluciones concretas y plantee una escuela de aquí a 30 años”, sostuvo Gustavo Friederich, colaborador del Senador Oliva.

El proyecto, que ya tiene estado parlamentario y ahora será analizado por la Comisión de Educación y Cultura, cuenta además con una herramienta de participación ciudadana para su diseño ya que busca que “todos pueden realizar aportes”.

Pero, sin dudas, el artículo que avivó la polémica es el que plantea que los estudiantes puedan evaluar, aunque de manera no vinculante, la tarea de los docentes. Según se especifica, se plantea una evaluación a los maestros de manera conjunta y cada cuatro años. “Participaran los docentes mismos, a través de una autoevaluación; los directivos, que actualmente realizan las evaluaciones a los docentes; el cuerpo de personal no docente y también los padres de los alumnos”, detallaron desde el FPV.

En ese sentido, el asesor del Senador Oliva detalló aún más sobre la tarea de los estudiantes a la hora de calificar a los maestros: “Solamente representan al 11% de la comunidad educativa y no será vinculante. Con su evaluación, el alumno no podrá lograr un despido o algún tipo de sanción para los docentes”.

“Buscamos sistematizar todas las normas y que el alumno tenga la participación correspondiente”, continuó Friederich y relativizó: “Si un joven está en condiciones de poder elegir un presidente como no va a poder evaluar a un docente que lo tiene día a día”.

Ante la propuesta de que los estudiantes califiquen la gestión de los maestros, varios gremios criticaron el proyecto. “Platean una mirada reduccionista cuando en realidad el tema es más profundo”, entendieron desde el Bloque y finalizaron: “Los gremios no quieren discutir el proyecto de una nueva escuela para la comunidad”.

Notas relacionadas

La costumbre de subir la apuesta


No hay datos sobre las vacantes en escuelas públicas


Más de 3.800 alumnos participaron de Sustentic


Las propuestas llegaron a la Legislatura porteña


La universidad en la calle


Cambio climático, violencia e independencia