15/06/2015 Observaciones repetidas

La Universidad Nacional de Tucumán nuevamente en la mira

Hace dos años atrás, un informe de la Auditoria General de la Nación reveló serias irregularidades en la ejecución del dinero proveniente de la minera YMAD utilizado para la construcción de obras en el periodo 2009 – 2011. Recientemente, se supo que el organismo de control publicará, el próximo semestre, los resultados de una segunda auditoría pero esta vez sobre los años 2010 – 2014. A esto se le suma una denuncia penal contra los directivos de la casa de altos estudios por el delito de “defraudación”. Al parecer, “algunas obras se pagaron de forma parcial y los pagos fueron discontinuados lo que generó una deuda de $7,5 millones”.

La Auditoria General de la Nación (AGN) informó que se publicará, el próximo semestre, los resultados de la segunda auditoria a la Universidad Nacional de Tucumán (UNT) sobre la ejecución de fondos provenientes de la empresa minera Yacimientos Mineros de Agua de Dionisio (YMAD) del periodo 2010 – 2014.

“Respecto a las observaciones del primer informe, estamos haciendo una tarea de seguimiento”, contó a la prensa el presidente de la AGN, Leandro Despouy. Durante el período a auditar, la actual rectora, Alicia Bardón, se desempeñó como vicerrectora de Juan Alberto Cerisola, rector en aquel momento.

Los recursos provenientes de YMAD son los mismos con los que cuentan todas las otras universidades nacionales, incluida la UNT. “En los últimos tiempos, las universidades tomaron un cariz distinto al que tenían. Históricamente, la UNT tiene un financiamiento por YMAD; pero las otras no. Sin embargo, todas se han transformado en una suerte de empresas: realizan actividades de posgrados, rentadas, que no se incluyen dentro del presupuesto y, por lo tanto, no lo someten a la Ley de Administración Financiera. Cuando auditamos, nos encontramos con que formulamos observaciones muy serias respecto a esto”, señaló Despouy.

Observaciones anteriores

La AGN publicó hace dos años un informe en el que analizaba las actividades vinculadas a la construcción de obras en el periodo 2009-2010 y en donde se notificó sobre muchas irregularidades relacionadas a la ejecución del dinero proveniente de la minera YMAD. Algunas de las observaciones realizadas fueron:

-       Ausencia de una estructura completa formal de la Universidad. 

-       Recursos universitarios destinados a financiar la ejecución de obras calificadas, erróneamente, como privados. 

-       Incorrecta interpretación del concepto de Obras Públicas, determinado por el origen de los fondos.

-       Falta de constancias que acrediten que la UNT cuenta con facultades delegadas para ejecutar Obras Públicas.

-        Inexistencia de antecedentes o estudios previos con base en los cuales se haya obtenido autorización legal para modificar el Proyecto de Ciudad Universitaria previsto en la Ley 14.771.

-       El órgano ejecutivo de la UNT no cuenta con competencias para dictar normas que reglamenten la contratación de Obras Públicas. 

-       El plan definitivo de obras destinado a la construcción de la Ciudad Universitaria no fue aprobado formalmente.

-       Se registró la falta de antecedentes que justifiquen la decisión de la UNT de suscribir con YMAD. Además, hay inconsistencias en el Sistema de Información de Seguimiento de Obras y, por último, debilidades en el trámite de contratación de las obras en general.

Las obras en cuestión eran las relacionadas a una construcción en la Facultad de Odontología del Edificio de Clínica Odontológica “Centro Prebisch”, la pavimentación Camino Rotonda-Horco Molle, la remodelación y refuncionalización de la Casa N° 8, San Javier y en la facultad de Arquitectura y Urbanismo la construcción de un  anfiteatro y aulas de posgrado.

Estado de ejecución de las obras

De las 148 obras informadas en la auditoría, 75 habían finalizado, 35 estaban en ejecución, 34 no habían sido iniciadas por falta de crédito (23 por ciento), una se dejó sin efecto, otra fue suspendida y dos fueron ejecutadas por la administración.

Yacimientos Mineros de Agua de Dionisio (YMAD)

Es una empresa interestadual, propietaria del yacimiento minero “Agua de Dionisio”. Desde 1978, produce oro y plata proveniente de la explotación de los yacimientos de Farallón Negro y Alto de la Blenda. Dentro de su área de concesión se encuentra ubicado también el yacimiento “Bajo La Alumbrera”. Las utilidades líquidas y realizadas resultantes de los balances de YMAD deben distribuirse de la siguiente forma: el 60% para la provincia de Catamarca, y el 40% restante se divide, un 20 por ciento para la Universidad Nacional de Tucumán y el 20 por ciento restante, a la formación de un fondo nacional que será distribuido entre las demás universidades del Estado.

Falta de control

La AGN no obtuvo evidencias de que la UNT haya controlado a YMAD para determinar si las utilidades percibidas son las que efectivamente correspondían. Asimismo, tampoco designó delegados para llevar a cabo la observación del plan de acción a cumplir.

Denuncia penal

En enero de este año, los abogados Nicolás Pedro Brito y Daniel César Erimbaue, en representación del empresario de la construcción Emilio José Ladetto Ortiz, promovió una querella criminal contra el ex rector Juan Alberto Cerisola, contra su sucesora, Alicia Bardón, y contra Olga Cudmani, Jorge Varela, Mario Cechín, Carlos Prieto y María Teresa Guaraz, por el delito de defraudación. En el periodo del 2008 al 2012, la firma en cuestión realizó varias obras en distintas dependencias de la UNT, labores contratados por la Dirección de Construcciones Universitarias (DCU), representada (en ese entonces) por Cudmani, Varela y Cechín.

La denuncia reveló la manera informal en que la UNT ejecuta los fondos. Según lo expresaron los abogados, algunas obras se pagaron en forma parcial y los pagos fueron discontinuados, lo que fue generando una deuda impaga de $7,5 millones. Además, remarcaron que la UNT comenzó a realizar ocultamiento de documentación.

Otra universidad en la mira

Es el caso de una Universidad Nacional de Cuyo y la Fundación Universidad Nacional de Cuyo (FUNC) que están bajo la lupa de la AGN por irregularidades en la ejecución presupuestaria y falta de control interno. Además del incumplimiento de las normativas internas, la tercerización de servicios, ausencia de rendiciones de cuentas, adelantos irregulares de fondos y tareas realizadas por la FUNC que no le corresponden son algunas de las falencias.

Notas relacionadas

Nuevo convenio para capacitación en control


La costumbre de subir la apuesta


No hay datos sobre las vacantes en escuelas públicas


Más de 3.800 alumnos participaron de Sustentic


Las propuestas llegaron a la Legislatura porteña


La universidad en la calle