09/12/2015 Medio Ambiente

El Riachuelo y Cambio Climático: ejes del 2016

El pasado 2 de diciembre, la Agencia de Protección Ambiental del gobierno porteño presentó su plan de acción para los próximos 4 años. Entre los proyectos a trabajar se destaca el compromiso en avanzar en las “energías renovables en el ámbito urbano y en la transformación del zoológico”. Se incluyeron algunos temas un tanto atípicos como la problemática del “tráfico ilegal de fauna”. Por otro lado, reconocieron tener una gran deuda con la ciudadanía en lo que es “acceso a la información ambiental” y se comprometieron a saldarla.

El miércoles 2 de diciembre en el Salón de Usos Múltiples de la Reserva Natural de Buenos Aires, la Agencia de Protección Ambiental (APrA) del gobierno porteño, presentó el plan de acción que desarrollará en los próximos años hasta 2019 entre los que se destacan el saneamiento de la Cuenta Matanza Riachuelo y la mitigación del Cambio Climático.

El encuentro, al que concurrieron más de 150 personas, comenzó con unas palabras de Juan Carlos Villalonga, presidente de la Agencia, quien aseguró que “venimos trabajando mucho y se logró una cooperación que ya dio sus resultados”. “APrA es un modelo a seguir”, celebró.

“El plan estratégico es fruto de más de seis meses de trabajo”, expresó Villagonga antes de brindar detalles del mismo. Por otro lado, hizo hincapié en la importancia de los lineamientos de trabajo para los próximos cuatro años. El plan contiene los objetivos, metas, programas y proyectos que la Agencia impulsará a largo plazo. Los cuatro ejes de acción más importantes son: el saneamiento de la Cuenca Matanza Riachuelo, la adaptación y mitigación frente al Cambio Climático, el sistema de redes de monitoreo ambiental y la remediación de sitios contaminados.

El punto sobre el Cambio Climático fue expuesto al final, y allí se remarcó el progreso que se ha logrado en la Ciudad de Buenos Aires para frenar este fenómeno y el compromiso que APrA tiene en esta misión. “Buenos Aires está dentro de las primeras grandes ciudades que se comprometieron a llevar adelante políticas que respondan a esta necesidad y es por ello que redujo en estos años las emisiones de carbono”, resaltó Villalonga.

Dentro de los puntos en los cuales planean avanzar hay varios que son clave. El Mercado de Liniers, por ejemplo, es uno de ellos donde ya se adelantó que se harán importantes obras para evitar así que sea foco de contaminación. En cuanto a la remediación de sitios contaminados, APrA formó parte de la recomposición de La Reserva de Lugano, que aun no ha sido inaugurada.

Promesas

Dentro de las expectativas para estos próximos cuatro años se comprometieron en avanzar “en las energías renovables en el ámbito urbano en conjunto con el Gobierno Nacional” y en la transformación del zoológico. “Esto está en plena marcha y esperemos que dentro de poco el zoo deje de ser lo que es hoy y pase a ser un centro de conservación”, remarcó el presidente de APrA. Además, remarcaron el compromiso de reconstruir la biodiversidad de la Costa del Rio de La Plata.

Por otro lado, se incluyeron algunos temas nuevos en el plan como el tráfico ilegal de fauna. Otra de las prioridades a tener en cuanta tiene que ver con el ámbito hospitalario y sus residuos. El proyecto de compostaje en parques seguirá en pie y “ampliar la red de puntos verdes especiales que reciben residuos urbanos, para reconvertir su función”, agregaron integrantes de APrA.

Otra de las promesas tiene que ver con el Programa de saneado animal: “Lo que vamos a buscar en el próximo periodo es ampliar los centros móviles y establecer centros de atención gratuita veterinaria, avanzar con la identificación electrónica de mascotas y el monitoreo”. Asimismo, intentaran profundizar en proyectos vinculados a la educación no formal “apuntamos a aquellos grupos y poblaciones que no están insertos en el ámbito educativo formal, primario y secundario, y extender la capacitación ambiental a otros grupos poblacionales que también necesitan esta información”.

Deudas

En cuanto a las deudas de APrA para con la ciudadanía remarcaron dos: “nos falta avanzar en acceso a la información ambiental. Si bien toda la información está disponible, hay que ordenarla y sistematizarla”. En segundo lugar, “una gran deuda es hacer una revisión de las leyes ambientales, investigar cuales sirven y cuales ya quedaron obsoletas para luego unificarlas”.

Para finalizar, remarcaron la importancia de la APrA y destacaron que “debería tener un liderazgo ambiental a nivel nacional”.

Notas relacionadas

El zoológico porteño y un avance a medias


Bosques desprotegidos y una Ley olvidada


Casas flotantes: una solución para los humedales


Humedales en emergencia


Avanzan las construcciones sobre la cuenca del Río Luján


Sale a la luz una norma que violaría la Ley de Glaciares