28/07/2011 Será el 7 de agosto

Córdoba estrena el sistema de Boleta Única

La provincia mediterránea usará por primera vez en su historia un mecanismo que reúne toda la oferta electoral. Además de gobernador y vice, legisladores provinciales, se elegirán los cargos a presidente y vocales del Tribunal de Cuentas provincial.

En las próximas elecciones que se realizaran el próximo 7 de agosto en la provincia de Córdoba, se implementará la Boleta Única de Sufragio (BUS). A partir de esta nueva iniciativa, ya no habrá boletas separadas para cada partido, sino sólo una, que contendrá toda la oferta electoral correspondiente. A la fecha, se llevan impresos más de 3 millones de estos ejemplares a cargo de la empresa Artes Gráficas Rioplantense S.A. (perteneciente al Grupo Clarín, a la cual se eligió en un proceso de cotización de precios fiscalizado por el Tribunal Superior de Justicia).

Esta boleta, surgida con la nueva Ley Electoral, la 9571 de 2008, incluye a todos los candidatos de las 14 listas que pretenden ocupar los cargos de gobernador y vicegobernador, legisladores provinciales y presidente y vocales del Tribunal de Cuentas. Si el sufragante lo hace en un municipio, donde también se escoja autoridades locales, la boleta contará con otro diseño que incluirá a las figuras de intendente y vice, concejales titulares y suplentes, presidente comunal, miembros titulares y suplentes de la Comisión Comunal y tribunos de falta municipales. Según trascendió, en la ciudad de Uniquillo, la boleta será más larga ya que se agregarán listas partidarias.

Alejandro Estrella, secretario administrativo de la Asociación del Personal de Organismos de Control de Córdoba (APOC), remarcó a gestionpublica.info que “la mayoría de la gente no sabe qué es el Tribunal de Cuentas, entonces no presta atención a quiénes son los candidatos de cada uno de los partidos”. “Por ahí, lo que tiene una buena intención, luego con el ejercicio del derecho cívico no se manifiesta plenamente en la realidad. Igualmente (elegir a los miembros del órgano de control) es una situación que le da un poco de control al ciudadano”, destacó.

“Creo que si algún encuestador hiciera un sondeo serio preguntando qué es el Tribunal de Cuentas y para qué sirve, es muy ínfimo el porcentaje de gente que realmente sabe cuál es la función que tiene este organismo dentro del Estado”, insistió Estrella.

Para que sea veraz y legal esta nueva herramienta de voto, será otorgada únicamente por las autoridades de cada mesa, (docentes que fueron capacitados previamente por el Ministerio de Educación), junto con una lapicera de tinta indeleble. Con la boleta en mano, la cual deberá estar firmada por el presidente y los fiscales partidarios, cada persona deberá dirigirse al cuarto oscuro donde marcará con una cruz o una tilde la opción elegida. El elector podrá tildar en los casilleros de las categorías que presentan los nombres de los candidatos o en los que figuran en la primera columna de la izquierda. De esta manera, se elegirá a todos los postulantes de un mismo partido (sólo en 12 de las 14 listas está permitida esta opción ya que hay 2 listas incompletas). A diferencia de la Boleta Única de Santa Fe (donde el elector recibió 5 boletas por separado, dependiendo del cargo a elegir), en Córdoba están todas las categorías incluidas.

Gestionpublica.info dialogó con Nelson Specchia, politólogo y coordinador del área de comunicaciones del Instituto de Capacitación Municipal de Córdoba (INCAM), quien confesó que la decisión de implementar la BUS fue una sorpresa: “No es algo que beneficie claramente a los partidos mayoritarios; al contrario, los principales beneficiarios son los minoritarios, la boleta tradicional empujaba a un voto pasional, de fidelidad, y favorecía a los partidos tradicionales, como al oficialismo”. Según explicó, “ahora los partidos políticos no cuentan con ejemplares de la boleta, es decir, que es única en un doble sentido; porque están todos los candidatos en un mismo lugar, y porque tiene un número, es decir, de ese ejemplar no hay otra igual”.

“El mayor beneficio de la BUS es depositar la carga de confianza en la racionalidad del elector, al discriminar diferentes candidatos de diferentes partidos en la misma boleta. Se puede votar al gobernador de un partido, al legislador de otro, e intendente de otro, ahí se ejerce una capacidad de discernir sobre las opciones gubernamentales con un mayor nivel de detalle del que tenia la boleta tradicional, donde se metía todo en el mismo paquete”, recalcó Specchia. 

Por otro lado, según se dio a conocer, serán impugnados aquellos votos donde haya dos o más tildes en una misma columna. También se considerarán inválidos los sufragios cuya BUS presenten inscripciones, imágenes ajenas a su diseño original, tachaduras o que estén parcial o totalmente destruidas. Si el elector no realiza ninguna marca que indique su preferencia sobre alguno de los cargos a elegir, el voto será considerado “en blanco”.

En el caso de efectuarse dudas sobre cómo utilizar la BUS, se podrá consultar a las autoridades de mesa o al fiscal público electoral de cada centro de votación (habrá uno o dos por escuela). Además, se verán carteles que expliquen cómo se usa esta nueva herramienta. En estas elecciones, de modo excepcional, se podrá facilitar una segunda boleta a aquel votante que se equivocó.

Por último, Specchia resaltó que “hay un conocimiento bastante bueno de cómo utilizar la BUS en las grandes ciudades, como Córdoba, Villa Maria, Jesús Maria, o San Francisco, es menor a medida que va siendo mas pequeño el lugar. La gente tiene buena recepción de la BUS, porque le aclara lo que va a votar, introduce mayor transparencia en el proceso”.

 

Notas relacionadas

#Interbarometro


Los chicos de Escuela de Vecinos entrevistaron a Posse


La deuda pendiente con los jóvenes porteños


Evaluación y proyección 2018 en Escuela de Vecinos


#Interbarometro Julio


PASO2017: Menos denuncias, más información