19/04/2016 Medio Ambiente

114 sitios del Patrimonio Mundial natural están en riesgo

Es consecuencia de las actividades como la exploración de gas y petróleo, la minería, infraestructura, uso insostenible del agua, tala ilegal y sobrepesca. El informe pone en alerta tres parques nacionales de Argentina. 

De acuerdo con un nuevo informe de la organización conservacionista mundial independiente (WWF, por sus siglas en inglés), casi la mitad de todos los sitios del Patrimonio Mundial natural están amenazados por actividades industriales dañinas. Estos sitios proveen servicios vitales para las personas y el ambiente natural, pero están en riesgo a escala mundial debido a actividades como la exploración de gas y petróleo, la minería y la tala ilegal. GestionPublica.info dialogó en exclusiva con  la Coordinadora de Áreas Protegidas de Fundación Vida Silvestre, Andrea Michelson quién destacó

El informe, realizado para WWF por Dalberg Global Development Advisors, muestra cómo los sitios del Patrimonio Mundial natural contribuyen al desarrollo económico y social al proteger el medio ambiente, pero también detalla los fracasos a escala global para proteger estas áreas de valor universal sobresaliente.

Según este estudio, 114 sitios del Patrimonio Mundial natural y mixto, de los 229 existentes, tienen concesiones de gas, petróleo o minería que se solapan con sus territorios o están amenazados por al menos otra actividad industrial dañina.

-¿Cuál es la contribución que tiene o puede tener el patrimonio natural hacia el desarrollo económico y social? ¿Cuántas personas dependen de los sitios del Patrimonio mundial natural?

El patrimonio natural mundial tiene una gran contribución en el desarrollo económico y social. 11 millones de personas (una población mayor que la de Portugal)  dependen de estos sitios para su bienestar ya que los mismos ofrecen valiosos servicios eco sistémicos: la mitad de los sitios actúan en la prevención de inundaciones y estabilización del suelo y 2/3 son importantes fuentes de agua. A su vez, se estima que los bosques ubicados en estos sitios contienen 10.500 millones de toneladas de carbono y contribuyen a las economías locales a través del turismo, la recreación y el uso sostenible de los recursos.

-¿Cuáles son los riesgos que corren estos sitios?

El informe "Proteger a las personas a través de la Naturaleza" de WWF sostiene que 114 sitios del Patrimonio Mundial natural y mixto de los 229 existentes, ubicados en  63 países, están en riesgo debido a actividades como la exploración de gas y petróleo, la minería,  la tala ilegal, la infraestructura, la sobrepesca y el uso insostenible del agua.

En Argentina

La Argentina alberga cuatro Sitios Naturales de Patrimonio Mundial.  Tres de ellos son mencionados en este informe: el Parque Nacional Iguazú (Misiones), el Parque Nacional Los Glaciares (Santa Cruz), los Parques Naturales Ischigualasto / Talampaya  (incluye al Parque Nacional Talampaya y el Parque Provincial Ischigualasto en San Juan y La Rioja). El cuarto sitio, el Área Protegida Provincial Península Valdés (Chubut), no se menciona pero igualmente requiere de cuidados extra.

Parque Nacional Iguazú:        

Se encuentra amenazado por el funcionamiento de represas -existentes y planificadas- y por la deforestación en la cuenca del Río Iguazú, que generan desbalances en el régimen natural del río e impactan en la biodiversidad acuática y ribereña asociada.  Otros problemas que se detectan son la  caza furtiva, la extracción ilegal de productos forestales madereros y no madereros,  un impacto negativo en la interacción de los visitantes con la fauna silvestre (coatíes, monos, aves) y el atropellamiento de especies en las rutas de acceso.

Parque Nacional Los Glaciares:

El Parque Nacional Los Glaciares se encuentra hoy en riesgo por el proyecto de construcción de las mega-represas encadenadas Kirchner y Cepernic, que modificarán las condiciones ambientales del área y afectarán de manera irreversible el Río Santa Cruz (que  nace en los glaciares y desemboca en el mar) y los ecosistemas asociados, los cuales albergan riqueza biológica, arqueológica y geológica.  Expertos advirtieron sobre los posibles impactos del embalse sobre la dinámica de los glaciares Perito Moreno, Upsala y Spegazzini, que se encuentran dentro del sitio de patrimonio reconocido internacionalmente.

Parques Naturales Ischigualasto / Talampaya

Entre las principales amenazas al área se encuentran la minería de uranio en el área de influencia de los parques; el avance de la explotación petrolera en las cabecera de cuenca del río Talampaya; el atropellamiento de fauna en la ruta que atraviesa las áreas naturales, la cacería furtiva y el avance de especies exóticas. 

Área Natural Protegida Península Valdés

A diferencia de los tres sitios anteriores, esta área protegida no está mencionada en el informe "Proteger a las personas a través de la Naturaleza" como amenazada por actividades industriales. No obstante, el área se ve afectada por la indeterminación existente de su capacidad de carga turística y la falta de organización y control del turismo que circula por sus rutas y puntos atractivos. A su vez, requiere un mayor esfuerzo en la fiscalización de otros usos humanos, como la caza furtiva, los asentamientos ilegales en la costa, el tránsito vehicular por playas y la depredación de restos fósiles y arqueológicos.   

-¿Cómo evalúa el rol de los distintos gobiernos en el uso y conservación de estos sitios? ¿Cómo ve esta situación en Argentina? 

Las autoridades de aplicación nacional y provincial que tienen jurisdicción en estos sitios patrimonio de la humanidad disponen de un marco legislativo y administrativo adecuado para la gestión de estas áreas y para la articulación interinstitucional e interjurisdiccional. No obstante, las amenazas externas al área, provenientes principalmente de las industrias extractivas y productivistas son administradas y reguladas por otros entes/autoridades provinciales o nacionales. La falta de articulación con estas autoridades frecuentemente genera y potencia conflictos entre la producción y la conservación y uso sustentable de los sitios patrimonio.

Un mayor esfuerzo en una más eficiente articulación entre los entes que promueven estas diferentes líneas de trabajo es deseable y necesario para optimizar el marzo legal y administrativo con el cual cuenta nuestro país.

Listado sitios amenazados:         http://awsassets.panda.org/downloads/wh_map_and_table_spanish.pdf

Notas relacionadas

Reactivan la Ley de energía renovable


Cinco años después, nuevo estudio de Ambiente


El zoológico porteño y un avance a medias


Bosques desprotegidos y una Ley olvidada


Casas flotantes: una solución para los humedales


Humedales en emergencia