17/05/2016 Cine argentino

“El héroe es un hombre en silla de ruedas”

Acceso Ya organizó una conferencia de prensa de Al final del túnel junto al protagonista del film, Leonardo Sbaraglia. El actor destacó el aporte de su personaje a la hora de "repensar la imagen que tenemos de la discapacidad". 

El jueves 12 de mayo, y luego de una iniciativa de la Organización No Gubernamental (ONG) “Acceso Ya”, se proyectó una función privada de “Al final del túnel”, reciente película argentina protagonizada por el actor Leonardo Sbaraglia quien se pone en la piel de Joaquín, un hombre que está en silla de ruedas. Desde la ONG, aseguraron que el film “muestra la problemática de la discapacidad de una manera que involucra integralmente a la persona, donde se ve cómo se maneja en su vida cotidiana de una manera que nunca se trató hasta ahora en el cine argentino”.  “Merecía un reconocimiento de nuestra parte”, aseguraron los responsables de Acceso Ya. Al finalizar la proyección, Sbaraglia encabezó una conferencia de prensa con el público presente. 

El evento se realizó en Espacio MODO en el barrio de Palermo y participaron cerca de 30 personas. El actor Leonardo Sbaraglia se refirió, entre otras cosas, a los aspectos sobresalientes de la película donde se retrata la problemática de la discapacidad motriz y la accesibilidad en los distintos ámbitos cotidianos. Por su parte, Acceso Ya destacó el trabajo actoral y corporal de Leonardo, quién en un momento de la conferencia describió cómo fue su preparación física: “el entrenamiento empezó unos meses antes, no fue con tanta anticipación como me hubiese gustado. Estaba filmando otra película donde hacía de boxeador y tenía los brazos fuertes así que eso me ayudó mucho”.

 “Al final del túnel” es una historia de suspenso y acción donde Joaquín vive solo en su casa y decide alquilarle una habitación a Berta y su hija Betty. Una noche trabajando en su sótano escucha un ruido casi imperceptible. Empieza a investigar y se da cuenta entonces que un grupo de ladrones está construyendo un túnel que pasa bajo su casa para robar un banco cercano. Joaquín decide ejecutar un plan contrarreloj con el fin de intentar frustrar los propósitos de la banda. “La película no es en detalle analítico social sobre lo que es una persona con discapacidad en las piernas. Entonces había muchos detalles que yo tenía que entender para mí pero que después en la película no se iban a desarrollar”, explicó Sbaraglia. Entre los presentes, observaron que el trabajo corporal se notó y felicitaron por no exagerar rasgos ni repetir estereotipos ligados a las discapacidades.

Experiencia

“Es muy interesante el tema de entender a las personas con discapacidad. Fue una experiencia muy rica a nivel humano. Fue muy fuerte poder ponerme en su lugar. Estas son las cosas que más me gustan de esta profesión,  poder tener la alternativa de que estas experiencias te atraviesen y no que sea solo algo superficial”, expresó Sbaraglia.

Aporte

Al finalizar el encuentro, se le preguntó al actor argentino si considera que la película puede llegar a ser un aporte para una Ciudad sin barreras, a lo que Sbaraglia respondió: “en el transcurso de la película pensaba mucho el tema de que justamente el héroe es un hombre en silla de ruedas. Si bien la película no apunta a un trabajo social del tema, establecer estos valores y características, como un tipo que demuestra masculinidad, fuerza, valentía, dignidad, me parece un aporte a la hora de repensar la idea e imagen que tenemos de la discapacidad. Todo lo que hace el personaje es posible”, destacó.

Notas relacionadas

Cara a cara con el planeta


La vida en el archivo


Neurociencias para presidentes


Repensar la inclusión social


La fractura


Improvisación e irresponsabilidad en Olavarría