24/05/2016 Empleo precarizado

El SENASA paralizado por un reclamo de sus trabajadores

Es en rechazo a la nueva cúpula designada por el Ejecutivo. En diálogo con este medio, desde la Asociación de Trabajadores del Estado denunciaron una “intervención del organismo” y nombramientos de personal “sin concursar”. 

La semana pasada, el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA) se vio paralizado por un reclamo de sus trabajadores que rechazan la nueva cúpula del organismo designada por el Ejecutivo. GestionPublica.info dialogó con la delegada de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), Carina Maloberti, quien adelantó que “si no hay acuerdo en paritarias, dentro de 10 días puede haber paro”.

El SENASA no ha quedado fuera de la política laboral del nuevo ejecutivo nacional. El presidente decidió generar un cambio en la cúpula del organismo de control estatal y desde ATE consideran esto como “una intervención del organismo” desde el momento en que “le pidieron la renuncia a gente de carrera y se está poniendo en su lugar, por decisión política, personal sin concursar”, denunció Maloberti.

La delegada le explicó a este medio que “en ese sentido, las asambleas temieron por los despidos del resto del personal y lo que se está pidiendo ahora es que se abra el diálogo para que se le explique a los trabajadores cuáles son las intenciones que hay para con el SENASA”.

“Por ese motivo se tomó pacíficamente el edificio, para que no haya recortes ni ajustes”, aseguró la delegada y agregó que “estamos de cara a las paritarias y queremos que no haya cambios en las mismas”.

Según indicó la delegada, “lo que vemos es que en otros organismos del Estado se perdieron 11 mil puestos de trabajo y no queremos que pase lo mismo con el SENASA”. “Como la reacción nuestra fue inmediata hemos frenado la intención de achicar este organismo”, agregó.

La preocupación ahora pasa por las dependencias del interior que “tienen mayor incertidumbre porque no conocen, al igual que nosotros, las intenciones de esta nueva dirigencia”, aseguró Carina Maloberti. El dato sobresaliente es que en total el SENASA cuenta con más de 6 mil trabajadores y el 60% está precarizado.

A modo de conclusión, la delegada contó que “el organismo controla lo que consumimos en calidad agroalimentaria con lo cual garantizamos que no se transmitan enfermedades de los animales a los seres humanos y a su vez cumplimos con los controles de sanidad que exigen los mercados exteriores para que el país pueda vender y recaudar”. Por este motivo, están preocupados por los profesionales que ingresan sin concursar y sin ser de carrera.

Controlar al SENASA

Gestionpublica.info en varias oportunidades expuso los informes de la Auditoría General de la Nación (AGN) sobre la falta de controles realizados desde el SENASA.  En esta oportunidad, recordamos una nota del año 2014 en donde el ex presidente de la AGN, Leandro Despouy, se mostraba preocupado por las falencias del organismo.

Durante un encuentro con organizaciones de la sociedad civil, los técnicos de la AGN comentaron acerca de un informe publicado años atrás sobre la gestión de la Dirección de Inocuidad -que se encontraba la órbita del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA)- y expusieron los primeros avances de la auditoría sobre el Programa Nacional de Prevención y Control de las Intoxicaciones que depende del Ministerio de Salud de la Nación.

“Si bien existen leyes y normas, el Estado tiene que profundizar el control. El SENASA, que es el organismo que registra y tiene que autorizar toda la aplicación de los agroquímicos, no está controlando de manera eficiente. Si las buenas prácticas de agricultura se cumpliesen bien, no habría tantas denuncias ni tanta gente intoxicada”, cuestionaba en aquel entonces Adriana Piffaretti, integrante del equipo del área de auditoría ambiental de la AGN.

Desde hace un tiempo el SENASA ha sido blanco de críticas por su fallida labor a la hora de controlar a los productores de agroquímicos, los productos que se elaboran mediante la siembra directa y también corroborar que se hace con los desechos tóxicos, como pueden ser los envases vacíos de agrotóxicos. 

Notas relacionadas

Despapelización vs. tarea del control


Nuevos desafíos para el control


Pueblos originarios: Denuncian violación de sus derechos


Una reflexión sobre el “buen gobierno”


Reforma laboral en debate


Lanzan un portal de transparencia para la obra pública