09/08/2011 Iniciativa pública y privada

Documentos de identidad y gobierno electrónico para 400 millones de europeos

Los ciudadanos de unos 13 países de la Unión podrán realizar trámites ante sus Estados cuando se encuentren en otras latitudes del continente mediante una nueva modalidad de DNI: es una tarjeta que tiene la fotografía y la firma manuscrita grabada mediante un laser para vitar la manipulación de datos.

Finalizó en mayo pasado un proyecto que le permite a 400 millones de ciudadanos europeos contar con su identidad electrónica. Participan 13 países de la Unión Europea y el objetivo principal es la transparencia y seguridad en la transmisión de datos.

El proyecto, llamado Secure IdenTity AcrOss BoRders LinKed (STORK), se inició en 2005 con el propósito de promover una economía digital abierta y competitiva proponiendo un acceso seguro e integrado a los servicios de e-Government (gobierno electrónico) de los diferentes países para ciudadanos comunitarios que residen, temporal o permanentemente, en otro Estado miembro de la Unión Europea. Para logarlo, la multinacional Indra y el Ministerio de Política Territorial y Administración Pública de España, lideraron el desarrollo de la plataforma, y luego otros 12 países se unieron al consorcio STORK.

El nuevo sistema sirve para la entrega transfronteriza de notificaciones oficiales y poder realizar todos los trámites relacionados con la administración pública de una forma más ágil, ya que no hace falta la presencia física. En cuanto al sector privado, las empresas están desarrollando diferentes servicios basados en la identificación digital.

Gracias a esta iniciativa, el DNI electrónico y otras identidades digitales, como los certificados electrónicos, serán aceptados por las administraciones de los países participantes en STORK. Para asegurar la transparencia, seguridad y fiabilidad, los datos suministrados por la plataforma son garantizados por los distintos gobiernos que emitieron las credenciales.

DNI electrónico

El nuevo DNI es una cedula de policarbonato, un material que permite un uso continuo y frecuente sin que sufra ningún deterioro durante el tiempo de vigencia, que es de diez años. La personalización de la tarjeta se realiza con la grabación, mediante láser, de la fotografía y la firma manuscrita, proceso que imposibilita la manipulación de datos.

Para su utilización, el DNI electrónico requiere un equipamiento específico. Por un lado, se necesitan los elementos Hardware, un lector de tarjetas inteligentes, que puede estar integrado al teclado de las computadoras o tener una conexión externa (vía USB). Por el lado del Software, el nuevo Documento opera con Microsoft Windows, Linux, Unix o Mac y es compatible con todos los navegadores (Internet Explorer, Mozilla Firefox y Netscape, entre otros).

En cuanto a los trámites ante las administraciones públicas, los ciudadanos europeos deben establecer una conexión privada con el organismo en cuestión. El primer paso es la petición una conexión, luego el ente crea un mensaje autenticado y el canal queda establecido. Después se genera la clave de sesión y el cifrado, con la clave pública del organismo, para comenzar a operar.

El sistema de trámites digitales ya se utiliza en Alemania, Austria, Bélgica, Eslovenia, España, Estonia, Francia, Italia, Luxemburgo, Países Bajos, Portugal, Inglaterra y Suecia y los países que están próximos a incluir la credencial son Islandia, Finlandia, Grecia y Lituania.

 

Notas relacionadas

Venezuela: las noticias y la realidad


Terrorismo en Europa: una lucha desigual


Trump y la crisis del orden mundial


Crisis, descomposición estatal y revueltas carcelarias


América Latina: un 2017 poco promisorio


Argentina: última en el ranking de Transparencia