31/05/2016 Medio Ambiente

Solicitan el tratamiento de la Ley de Humedales

A través de una solicitada, un grupo de organizaciones y cátedras universitarias pidieron avanzar en la normativa que garantiza la protección de los humedales a nivel nacional. Aseguran que el Congreso “no está dando quórum”. 

El 26 de mayo varias organizaciones y cátedras universitarias realizaron una solicitada de carácter urgente pidiendo que “sea tratado el proyecto de Ley de Humedales en el Congreso Nacional a efectos de garantizar la protección y recomposición de los humedales a nivel nacional”. Entre las organizaciones firmantes figuran la Asociación por la Justicia Ambiental, el Observatorio del Derecho a la Ciudad, Cátedra Libre de Ingeniería Comunitaria (UBA), Cátedra “Seminario Transformaciones y conflictos en el espacio urbano metropolitano de Buenos Aires” (Universidad Nacional de La Plata), Taller Libre de Proyecto Social (UBA), Organización Vecinal Salvemos el Río Gualeguaychú.

Gestionpublica.info entrevistó a  María Marta Fernández, presidenta de la Asociación de Justicia Ambiental, quien nos informó más acerca de la situación general de los humedales en el territorio argentino y sobre el comunicado que lanzaron hace unos días. “En el Congreso no se está dando quórum”, confirmó.

 

Ley de Humedales

               

El proyecto de Ley de  Protección de Humedales surgió hace unos años y, según Fernández, será una normativa como la Ley de Bosques. “Se está buscando una ley de presupuestos mínimos a nivel nacional que va a poner base al tratamiento de los humedales en todo el país. Después cada provincia hará su regulación o dictará sus leyes pero de conformidad a esta norma de presupuestos mínimos. Por eso es importante que se incluya el listado de los 10 puntos que estamos proponiendo, porque si no después queda en letra muerta”, explicó Fernández.

¿Qué son los Humedales? 

Según la Convención Ramsar del año 1971, de la cual Argentina es signataria, incorporada a nuestra legislación mediante Ley N°23.919, se entiende a los humedales como: “extensiones de marismas, pantanos y turberas o superficies cubiertas de agua, sean éstas de régimen natural o artificial, permanentes o temporales, estancadas o corrientes, dulces, salobres o saladas, incluidas las extensiones de agua marina cuya profundidad en marea baja no exceda de seis metros”, y pretende exigir el uso racional y sustentable de los humedales a sabiendas de las necesidades de desarrollo económico imperante.

Historia

Esta Ley surgió hace diez años en el Congreso Nacional, luego hubo un proyecto que tuvo media sanción de Senado en 2014. Pero el año pasado, en diciembre, perdió estado parlamentario, “a pesar que hubo un grupo gigante de organizaciones que batalló para que no se pierda la media sanción que tenía”,  expresó Fernández. Ahora hay un proyecto tratándose en comisión que “amalgama dos proyectos, el de la senadora Teresita Luna del Frente Para la Victoria y el de la senadora Magdalena Odarda del Frente Progresista.

Situación actual

Este proyecto se está tratando en comisión de Ambiente. “Si bien había quórum para sacar un dictamen favorable, ahora se frenó. No están dando quórum los senadores para que se cumpla el dictamen. Si nosotros regulamos los humedales, obviamente va a traer un impacto en otras actividades productivas, en el tema de la minería, en los emplazamientos inmobiliarios, u otro tipo de negocios. Hay muchos intereses en juego,  por eso es difícil y está costando mucho”, remarcó.

En febrero de este año, en el Día Mundial de los Humedales, el Presidente Mauricio Macri presentó un proyecto de Ley que preparó desde el Poder Ejecutivo sobre protección de humedales y anunció que este año va a convertirlo en Ley. “Ese proyecto nunca se presentó, sabemos que se trabajó en el Ministerio de Ambiente y en comisiones pero nunca hubo un texto oficial que nosotros podamos analizar”, denunció María Marta Fernández y aseguró que tampoco “se encuentra en Internet ni en la página del Ministerio”.  

“Por esta razón varias organizaciones decidimos salir en apoyo al proyecto de Odarda-Luna y resolver la falta de quórum”,  expresó Fernández quien resaltó también la importancia de “reivindicar los ecosistemas de los humedales porque nadie le está dando la importancia que tiene”. “Muchos políticos están en tema pero los toman como territorios improductivos, los sacan de la producción. Lo que queremos recalcar es la cantidad de servicios eco sistémicos y de beneficios  que trae la preservación de los humedales”, aseguró.

Expectativas

“Tenemos buenas expectativas ya que creemos que, por un lado, desde Ambiente la Ley de Humedales está dentro de su agenda, lo que pasa es que la norma sirve si es una herramienta útil y no una mega herramienta que no sirva para la protección. Por eso queremos intervenir y decirles a los senadores que hay un montón de cuestiones que no pueden dejar de contemplarse en una buena herramienta jurídica”,  finalizó María Marta Fernández de AJAM.

A continuación, transcribimos algunos de los puntos fundamentales que las distintas organizaciones propusieron para que la Ley sea eficaz:

 

1) Que el objetivo medular de la ley sea el de "preservación de servicios ecosistémicos” (integridad ecológica)  de los humedales.

 

2) Que se defina “humedales” de conformidad a la convención Ramsar.

 

3) Que prevea la realización de un “Inventario Nacional de Humedales; en base a una “metodología común” para todas las jurisdicciones; estableciendo criterios de identificación y gestión o manejo de los mismos; y que esto sea uniforme en todo el territorio nacional.

 

4) Que garantice la “restauración de humedales degradados”; y la recuperación de sus servicios ecosistémicos.

 

5) Que establezca expresamente la prevalencia de los “principios precautorios y de prevención”; ante la falta de técnicas disponibles para demostrar los beneficios/servicios  ecológicos.   

 

6) Que haya “categorías de humedales”, que se los identifique, y que se informe el servicio ecosistémico que cumple y las actividades involucradas y en el caso de humedales urbanos establecer la cantidad de población potencialmente afectada a partir de su transformación o pérdida.

 

7) Que se tenga en  cuenta la “elasticidad” al momento de localizar los mismos.

 

8) Que el “uso o aprovechamiento del humedal” sea: planificado, de uso sostenible y que preserve integridad ecológica y los servicios ecosistémicos.

 

9) Que a partir de contar con el Inventario Nacional de Humedales se avance en el “ordenamiento territorial participativo de humedales”.

 

10) Que se exija EIA (Evaluación de impacto ambiental) y EAE (Evaluación ambiental estratégica y acumulativa) previa para el caso de desarrollos agropecuarios que “puedan afectar” la integridad ecológica preservada.

 

11) En el periodo comprendido entre el dictado de la ley de presupuestos mínimos y la finalización del ordenamiento territorial, se exija a todo emprendimiento que requiera de EIA (Evaluación de impacto ambiental), que se consulte a la autoridad Nacional de aplicación si afecta “áreas de humedales”.

 

12) Que incluya el listado de “especies exóticas invasoras” y prohibirlas en áreas de humedales.

 

13) Que estipule expresas “sanciones” básicas por incumplimiento; Que las provincias podrán reforzar si así lo consideran. Dentro de las sanciones que se prevean responsabilidad civil y penal sobre los funcionarios en caso de manejo incorrecto de los fondos adjudicados para la prosecución de los objetivos de la ley.

 

14) Que se prohíba la realización de emprendimientos inmobiliarios e industriales, y urbanizaciones sobre humedales.

Notas relacionadas

El zoológico porteño y un avance a medias


Bosques desprotegidos y una Ley olvidada


Casas flotantes: una solución para los humedales


Humedales en emergencia


Avanzan las construcciones sobre la cuenca del Río Luján


Sale a la luz una norma que violaría la Ley de Glaciares