18/04/2011 Decreto del Ejecutivo porteño

Buscan regular el acceso a los datos financieros de la Ciudad

Con la vigencia de la nueva norma, la Comisión de Presupuesto de la Legislatura podrá acceder a la ejecución de los fondos públicos y a los detalles de la recaudación al cierre de cada trimestre. La oposición ya pidió la derogación.

A través de un decreto emitido en mayo de este año (Nº 394/2010), el gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires busca regular el acceso al Sistema Integrado de Gestión y Administración Financiera (SIGAF) en la Legislatura porteña. Los integrantes de la Comisión de Presupuesto podrán obtener información sobre la ejecución presupuestaria al cierre de cada trimestre, siendo ésta “de carácter provisoria, por cuanto está sujeta a posibles modificaciones”, dice la norma. El diputado Eduardo Epszteyn (Diálogo por Buenos Aires), aseguró que “el sistema nunca funcionó, es todo una bicicleta. Nunca tuvimos acceso”.

El SIGAF es una herramienta informática que “comprende desde la formulación del presupuesto de la Ciudad hasta el registro, ejecución y control de gastos que se realizan a partir de los recursos obtenidos de la recaudación”. Comenzó a instrumentarse en la gestión de Fernando de la Rúa y su funcionamiento continuó hasta la finalización del mandado de Jorge Telerman. En esa época eran los organismos de control los autorizados a su acceso, pero luego, a través de la Ley 2.394, sancionada en agosto de 2007, se extendió su uso a los miembros de la Comisión de Presupuesto de la Legislatura, aunque hasta el decreto firmado por el gobierno porteño nunca había sido puesto en funcionamiento.

En su página web, el gobierno de la Ciudad destaca como uno de los beneficios del SIGAF “la posibilidad de contar con información oportuna y confiable en tiempo real”. Justamente éste es el reclamo que vienen haciendo desde la oposición, según señala el legislador Sergio Abrevaya (Coalición Cívica), miembro de la Comisión de Presupuesto, “el acceso tiene que ser permanente, limitarlo de forma trimestral es lo mismo que nada. Es un mamarracho, eso no es el SIGAF”. Igual postura resaltaron desde el despacho del diputado Martín Hourest (Igualdad Social), donde aseguraron que “el SIGAF no es trimestral, es información del día a día”.

Desde la comisión de Presupuesto, tanto su presidente Álvaro González (PRO), como su director Vicente Palermo, aseguraron que el SIGAF “está en funcionamiento, todos los legisladores que vengan tienen acceso”, aunque comentaron que “hasta el momento sólo un diputado se acercó a mirarlo”. “Es la primera vez desde que existe la Legislatura que se instala el SIGAF”, remarcó González.

Conocido el decreto del Gobierno porteño, el diputado Aníbal Ibarra (Diálogo por Buenos Aires), presentó un proyecto de declaración, el 1381/2010, donde solicita su derogación, por “desnaturalizar lo establecido por la Ley 2.394”. Actualmente, esta iniciativa espera su tratamiento en la Comisión de Presupuesto.

A nivel nacional, el SIDIF

En la Cámara de Diputados de la Nación, ocurre algo similar con el Sistema Integrado de Información Financiera (SIDIF). Desde 2004 hay cinco proyectos presentados que solicitan al Poder Ejecutivo que disponga el otorgamiento de una clave de acceso para todos los integrantes de la Comisión de Presupuesto y Hacienda, pero hasta el momento no han sido tratados.

Uno de los últimos proyectos presentados (2295-D-2010), en abril de este año, corresponde a los diputados Adrián Pérez, María Fernanda Reyes, Juan Carlos Moran, Héctor Horacio Piemonte y Alfonso Prat Gay, todos de la Coalición Cívica. Allí solicitan al Ministerio de Economía y Finanzas Publicas la habilitación de una clave de acceso al SIDIF para todos los diputados de la Nación. Entre sus fundamentos, destacan “la necesidad de poder acceder en tiempo real a la información sobre ejecución presupuestaria de la Administración Nacional con el mayor grado de precisión en la evolución de los distintos recursos y gastos”.

Consultada al respecto, Reyes, remarcó que “es un reclamo que históricamente se viene haciendo en la Cámara, debería ser de información pública, no hay razón para que no lo sea”, y añadió: “Hoy es imposible ver el nivel de ejecución, pero nunca hubo una predisposición para tener acceso a esa información”, insistió la diputada de la Coalición Cívica.

Notas relacionadas

¿Cómo se uso el fondo de garantía de sustentabilidad?


“El consumidor desconoce sus derechos"


Las cuentas de la Copa Davis 2014 no cierran


Las cartas sobre la mesa


La moneda imposible


Devaluación, ganadores y perdedores