05/07/2016 En Córdoba

Obras públicas en manos privadas y sin control

La Auditoría General de la Nación aprobó un informe sobre el Ente Intermunicipal para el Desarrollo Regional. Detalla retrasos y sobreprecios de hasta 148%. Para los auditores, “se violaron los principios de contratación pública”.  

Durante la última sesión del Colegio de Auditores de la AGN, Jesús Rodríguez y Alejandro Nieva, ambos auditores generales de la UCR, presentaron un crítico informe sobre el Ente Intermunicipal para el Desarrollo Regional (ENINDER) de la provincia de Córdoba, en el que detallan que el organismo concedió tres obras a firmas privadas “violando los principios de contratación pública”. Se trata de la remodelación del Anfiteatro Sector Costanera, la pavimentación en diferentes municipios y la construcción del Puente Villa María y Villa Nueva.

El trabajo de los auditores señala que “las obras se adjudicaron por contratación directa y concurso de precios sin publicidad ni sustentación legal” y se detectó que los montos adjudicados superaron en promedio el %148 de los precios de mercado. Una vez más, un organismo de nuestro país, en este caso el ENINDER, favoreció a empresas con ejecución de trabajos sin que ningún Organismo del Estado Nacional, Provincial y Municipal controlara su gestión.

Pero no solo se vieron beneficiados los intereses privados porque, según el informe de la AGN, “el Ente cobró por adelantado trabajos no realizados que le generaron excedentes financieros a favor y que fueron utilizados para para constituir plazos fijos que le rindieron intereses por $1.5 millones”. Además, ENINDER cobró por sus tareas de intermediario, por las tres obras en cuestión, más de cinco millones de pesos abonados por los municipios.

Por este tipo de datos, en contacto con Gestionpublica.info, el auditor Jesús Rodríguez consideró que “el informe, como otros de la AGN, contiene observaciones viables de ser investigadas por la Justicia”. “En este momento hay 132 causas judiciales abiertas que tienen informes de la AGN en sus expedientes que se basan en adjudicaciones irregulares de contratos de obra pública, discrecionalidad en el manejo presupuestario o falta de control sobre el uso de los fondos y la ejecución de los proyectos. Todos temas que se presentan también en el informe aprobado sobre el ENINDER”, analizó el nuevo miembro de AGN.

“Se ha visto en AGN durante los últimos años una tendencia por parte del Poder Ejecutivo a incumplir el procedimiento para seleccionar proyectos según criterios objetivos que permitan determinar cuáles son prioritarios y cuáles no”, agregó Rodríguez y completó: “Si existen asignaciones arbitrarias se contribuye a la ausencia de controles y con esa laxitud en la rendición de cuentas se fomenta una debilidad institucional que conspira contra el fortalecimiento de la democracia”.

Ya por fuera del informe, Rodríguez se refirió a su ingreso a la Auditoría General de la Nación, a propuesta de los diputados de la UCR y a cómo encontró al organismo y dijo: “La AGN se ha ganado la confianza de la ciudadanía por haber sido uno de los pocos organismos de control activos en los últimos años”. De cara al futuro, analizó que “hay un desafío por delante porque es la primera vez que el poder de turno no tiene mayoría propia en el Congreso”.  “En ese contexto la AGN está óptimamente posicionada para desplegar su potencial, lograr mayor impacto en la labor legislativa y contribuir al perfeccionamiento del Estado en beneficio de la sociedad”, concluyó.

Notas relacionadas

“Se sabe qué es la AGN pero no lo que hace”


El expediente más custodiado y temido


“La AGN alcanzó una visibilidad pública importante”


Advierten mala calidad en las obras de varias escuelas


ENARSA: AGN advirtió sobreprecios de un 20 %


Impulsan un paquete de leyes anticorrupción