16/08/2016 Colegio de Auditores

Advierten que AYSA no llegará a cumplir sus objetivos

La empresa, creada en 2006, se propuso alcanzar el 100% de cobertura de suministro de agua para 2018. Sin embargo, un informe de la AGN visibiliza demoras en obras de hasta 44 meses, lo que provocó también un incremento en los costos. 

La semana pasada se celebró una nueva reunión del Colegio de Auditores de la Auditoría General de la Nación (AGN). Ante la ausencia, con aviso, de Javier Fernández, el cónclave estuvo presidido por el Auditor General por la UCR, Alejandro Nieva.

El radical fue quien presentó uno de los informes más interesantes de la jornada, que finalmente fue aprobado, sobre la obras de potabilización y depuración a cargo de AySA durante el período 2012-2014.

La empresa, creada en 2006 bajo la órbita del Ministerio de Planificación con la finalidad de prestar servicio público de provisión de agua potable y desagües cloacales dentro del área regulada que incluye las zonas de la Ciudad de Buenos Aires y parte del Conurbano, tenía como objetivo alcanzar el 100% de la cobertura para el año 2018/2020. Sin embargo, a diez años del nacimiento de la firma, la AGN adelantó que “no cumplirá con el objetivo”.

El informe, elaborado por la Gerencia de control de Entes Reguladores y Empresas Prestadoras de Servicios Públicos, plantea en sus observaciones que existen atrasos “mayores al 30% en el 78% de las obras respecto de la fecha de finalización estipuladas por contrato de las mismas”. Según los auditores, esta situación generó que “los beneficiarios vieran postergadas sus posibilidades de acceder a los prestados, que son indispensables para condiciones dignas de vida”.  

“En el caso de la Planta Potabilizadora J. M. de Rosas, el atraso llegó a ser de 44 meses y en el de la Planta Depuradora Berazategui de 51 meses”, detalla el trabajo de la AGN que también explica que los costos se multiplicaron. “La falta de planificación generó que la Planta Potabilizadora J. M. de Rosas prevista en $2.293,3 millones terminase costando $5.150,3 millones a través de las sucesivas redeterminaciones de precios practicadas”, especifica el informe presentado por Nieva el miércoles pasado.

En relación al control, los auditores detallaron que al momento de requerir información sobre los mecanismos de rendición de cuentas por los fondos recibidos por el Poder Ejecutivo Nacional, “AySA adjuntó una presentación de rendición de cuentas fechada con posterioridad al pedido, lo cual revela la no periodicidad de la misma, además de las inconsistencias que poseían las mismas”.

Durante la sesión, los auditores presentes coincidieron en que el objeto del informe es un “tema sensible porque el último censo arrojó que la mitad de los hogares no cuentan con el servicio”. Para finalizar, advirtieron que “está claro que para 2018 AySA no va a cumplir con los trabajos”.

 

Notas relacionadas

Estrenan un documental sobre los humedales


Nuevo reclamo de información sobre la emergencia hídrica


Barack Obama participará de la Cumbre de Economía verde


Reactivan la Ley de energía renovable


Cinco años después, nuevo estudio de Ambiente


El zoológico porteño y un avance a medias