31/08/2016 En el ámbito docente

La Legislatura aprobó la licencia por violencia de género

Se incorporará al Estatuto del docente de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. El presidente de la Comisión de Educación dialogó con este medio y destacó que buscan "visibilizar y dar cuenta de una situación que atraviesan muchas mujeres". 

En la sesión del jueves 25 de agosto, la legislatura porteña aprobó la Ley que propone incorporar al Estatuto del docente de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires la licencia por violencia de género. En diálogo con este medio, el legislador Maximiliano Ferraro confirmó que es una reforma que busca "visibilizar y dar cuenta de una situación que atraviesan muchísimas mujeres".

El artículo 70 del Estatuto Docente fue modificado y ahora indica que “se otorgará la licencia con percepción íntegra de haberes a las/los docentes con carácter de titular, interino y/o suplente que padezcan cualquier tipo de violencia de género afectando su seguridad personal, y que por tal motivo deban ausentarse de su puesto de trabajo". 

Esta licencia deberá contar con la debida justificación emitida por los servicios de atención y asistencia a las víctimas. En un plazo de 72 horas, se deberá presentar la denuncia judicial correspondiente o la certificación emitida por los organismos estatales competentes.

El proyecto fue debatido en la Comisión de Educación desde hace más de un año, donde finalmente recibió el dictamen por unanimidad el pasado martes 23. La propuesta se armó entre los expedientes presentados por Lorena Pokoik y Paula Penacca (FpV), Lía Rueda (Pro), Maximiliano Ferraro (CC-ARI), Juan Nosiglia, Marcelo Gouman y Natalia Fidel (SUMA+), Marcelo Ramal (FIT) y de los ex legisladores Victoria Morales Gorleri y Aníbal Ibarra.

“Desde la Comisión de educación tuvimos el objetivo de desandar ese camino de invisibilización que hoy estaba en el Estado de los docentes de la Ciudad y nos comprometimos a llevar adelante un trabajo conjunto como representantes de la voluntad popular para cambiar ese paradigma cultural y educativo en pos de construir una sociedad más justa, más igualitaria y erradicar cualquier tipo de violencia”, aseguró Ferraro.

“Desde que me tocó asumir como presidente de la Comisión de educación, y cada uno de los que aportó a esta Ley, lo hicimos en esa ventaja que tiene la democracia que es la de la polifonía: la que nos plantea que no se trata de buscar un consenso cristalizado sino de qué hacer con el conjunto de las diferencias, cómo pensar la complejidad de un problema, en este caso la violencia hacia la mujeres”, indicó Ferraro y concluyó que “en este texto que hoy votamos están expresadas todas las voces de aquella polifonía que representamos en la Comisión".

Notas relacionadas

Impulsan un paquete de leyes anticorrupción


Doce años sin Defensor de la Niñez


Pasar de un Estado bobo a un Estado inteligente


Renuevan tres cargos en la AGN


Jornada de control, transparencia y participación


Vuelven a impulsar la reglamentación del artículo 85