27/09/2016 A nivel provincial

Piden audiencias públicas para tratar la nocturnidad

Luego de la trágica fiesta en Moreno, diputados bonaerenses remarcaron la necesidad de abordar la problemática de la venta de alcohol y el acceso a las drogas de forma “integral y atendiendo al opinión de los diferentes actores”. 

Tras la fiesta denominada “Proyecto xxx”, en la localidad de Moreno, que dejó como saldo un joven asesinado, diputados provinciales de distintos bloques impulsan la realización de una serie de audiencias públicas con el objeto de abordar la problemática de nocturnidad en forma integral y atendiendo la opinión de los diferentes actores.

En una entrevista exclusiva con GestionPublica.info, el Diputado Ricardo Lissalde mostró su parecer sobre la problemática y remarcó que al impulsar las audiencias públicas podemos encontrar “denominadores comunes y hacernos cargo del problema”.

¿Qué beneficios pueden traer estas audiencias públicas?

El problema de la nocturnidad debe ser abordado desde distintas aristas: teniendo en cuenta la edad de ingreso al lugar de esparcimiento hasta la venta de alcohol. Nos pareció apropiado consensuar con los legisladores de distintos bloques una serie de audiencias públicas hacia el interior de la provincia de Buenos Aires a los efectos de trabajar con los concejales y las fuerzas de seguridad de cada municipio para ver de qué manera podemos mejorar la Ley para evitar debatir parcialmente los aspectos generales. Impulsando audiencias públicas podemos ver si encontramos denominadores comunes y nos hacemos cargo del problema.

¿Tienen una fecha estimada para el comienzo de las audiencias?

Por ahora estamos con un ritmo parlamentario de emergencia, pero cuando baje ese ritmo nos vamos a juntar con los diputados interesados para armar una agenda de reuniones y audiencias en el interior, empezando por los distritos de aquellos legisladores que tengan vocación para organizarlas.

¿Promover las políticas de prohibición de alcohol e ingreso  solucionaría el problema de la nocturnidad?

Creo que la edad debe ser innegociable, pero es mi opinión personal. El acceso al alcohol debe ser a partir de los 18 años como está hoy legislado, sin embargo hay que debatirlo. Lo que nosotros queremos, sabiendo que existe un problema y que los jóvenes tienen derecho a una vida sana y a la diversión, es que el Estado no pierda a los jóvenes por permitir el acceso al alcohol y las drogas.

¿Qué estadísticas manejan sobre esta problemática?

No tengo estadísticas oficiales porque justamente lo que queremos es empezar a darle un abordaje a todas las iniciativas parlamentarias y encarar un tratamiento serio y consensuado con todos los actores involucrados. También tenemos un conflicto que si un municipio relaja y el otro exige, los chicos se trasladan y tenemos accidentes en las rutas.

Usted realizó un proyecto para modificar la Ley Nº 11.748 de nocturnidad, ¿Con qué objetivo?

Para que las multas que se le ponen a quien vende alcohol a los menores no solo se agraven en su cuantificación sino que además pasen a ser móviles en función del sueldo básico del empleado público de la Provincia de Buenos Aires y se vayan actualizando automáticamente. Cada vez que se tiene que actualizar una multa según la inflación se debe modificar la Ley. Ese sistema ya queda obsoleto.  

¿Quién se encarga de controlar la venta de alcohol dentro de los boliches?

La competencia es multijuridisccional, puede encargarse un inspector municipal, la policía local o de la provincia de Buenos Aires. De modo que si hubiera decisión política eso debería ser fácilmente detectable.

¿Cuál es la evaluación que hace de los controles?

Yo por mi edad hace rato que no participo de la actividad nocturna y no tengo idea de quién controla y quién no. Sin embargo, creo que hay una actitud que empieza por los padres y termina por la autoridad de aplicación en donde todo el mundo quiere sacarse el problema de encima y nadie lo aborda con responsabilidad ciudadana. Por ejemplo, si yo le traslado el problema al boliche parecería que la autoridad local no tiene más el problema. Tenemos que hacernos cargo: estamos perdiendo a la juventud por no hacernos cargo del problema.

Notas relacionadas

Más allá de la igualdad formal ante la ley


Exigen participación “real” en las audiencias públicas


“El Estado es el principal responsable”


Impulsan una nueva auditoría sobre Lotería Nacional


Con una Ley aprobada pero sin juicio por jurados


Ley de Paridad: en provincia sí; en Nación todavía no