18/10/2016 En Neuquén

Funcionarios municipales “olvidadizos” de sus gastos

Es a raíz de una investigación del Tribunal de Cuentas de la provincia. En la mayoría de los casos no presentaron la rendición de cuentas de su gestión.  El organismo de control podría condenarlos a pagar hasta 50 millones de pesos.  

El Tribunal de Cuentas de Neuquén está llevando adelante una serie de procesos por incumplimientos de algunos funcionarios municipales. GestionPublica.info dialogó en exclusiva con el presidente del organismo de control, Hugo Acuña, para conocer más detalles sobre la investigación.

¿Cuál es el trabajo del Tribunal de Cuentas?

El tribunal de Cuentas de Neuquén es jurisdiccional y responde al modelo de control público según los tratados internacionales contra la corrupción. Como no tiene juicio de cuentas y la presidencia no es rotatoria – el presidente debe ser siempre letrado- nosotros hemos iniciado todas las auditorías en el marco del plan estratégico institucional anual de auditorías y se hace la rendición de cuentas en junio de cada año. Este Tribunal controla al Poder Ejecutivo, Legislativo y Judicial, además de los 57 gobiernos locales correspondientes a 13 municipios de primera, 10 de segunda, 13 de tercera y 21 procesos por muestreo.

¿Por qué se inician los procesos de auditoría?

Cuando detectamos falta de documentación en los gastos iniciamos los procesos de auditoría y las observaciones pertinentes para luego realizar, si es debido, los sumarios que son un proceso corto para determinar el presunto perjuicio fiscal, el causal, el responsable y el cuánto. Ahí se pasa a una etapa que se llama “Juicio administrativo de responsabilidad” que dura un año, en el cual se producen todas las pruebas y que concluye con una sentencia del Tribunal que tiene 5 componentes que votan la responsabilidad patrimonial y se condena a pagar el monto acordado.

¿Hubo otros casos donde también hayan llegado a esta instancia?

Por este tipo de procesos hubo condenas de distintos tipos a municipios, a funcionarios y a organismos descentralizados. Hay condenas de hasta 50 millones de pesos. Nosotros no somos jueces penales ni fiscales, determinamos perjuicios patrimoniales. Una determinada causa puede no constituir un delito penal pero si un perjuicio patrimonial.

Llegado el caso, ¿se condena al municipio o al funcionario que lo maneja?

Al intendente y se le cobra de su propio patrimonio. Durante el proceso, el funcionario tiene 10 días para apelar ante el Tribunal presentando nueva documentación y si se rechaza la revisión pueden ir al Tribunal Superior Justicia y pedir la nulidad del acuerdo económico. Si a pesar de esto el acuerdo queda firme, el funcionario puede ir a la fiscalía del Estado y ellos con una certificación de deuda ejecutan el acuerdo como un juicio de apremio

¿Pagan los funcionarios sancionados?

Terminan pagando. Cuando no pagan se embarga el 20% de lo que perciben de haberes y si no trabajan se inscribe una inhibición general de bienes para que no puedan comprar ni vender.

Dada la cantidad de causas, ¿este es un problema coyuntural o sistémico que tiene la provincia de Neuquén?

Ni uno ni lo otro. La mayoría de los funcionarios cumplen de manera adecuada. Es un problema de responsabilidad en la gestión pública del país, en donde a veces no se presenta la rendición, la documentación de respaldo, es decir a cada orden de pago debemos tener una factura, un proceso licitatorio, etc. Cuando un funcionario no presenta la rendición de cuentas se nos hace imposible con 130 personas hacer tanto control del presupuesto. Nosotros estamos intentando llegar al control concomitante, casi en tiempo real porque cuando un funcionario deja la función, si llega a recibir un presunto acuerdo de este Tribunal y tiene que conseguir documentación que lo respalde, a veces se les hace imposible lograrlo.

¿Cómo accede la ciudadanía al trabajo que hace el Tribunal?

Por los medios públicos, por el boletín oficial o por los pedidos de informes que se le pueden hacer a los municipios. Como los trabajos del Tribunal son procesos que se van haciendo no pueden tomar intervención terceros, hay que esperar a que queden firmes. Yo por ejemplo no puedo anticipar opinión porque nos pueden recusar. Pero si uno lee el boletín oficial los viernes, se publican todos los fallos. El acceso a la información pública está garantizado de esta forma.

Notas relacionadas

“No deberíamos tratar informes de cuentas aprobadas”


Escuchar en el silencio


Las enseñanzas de los docentes


Las enseñanzas de los docentes


Otra vez irregularidades en el Plan Federal de Viviendas


Incompatibilidad de intereses en acto