29/11/2016 Provincia de Buenos Aires

Aseguran que siguen las construcciones sobre humedales

Pese a la resolución de 2009 que protege la cuenca del Río Lujan y a una reciente ordenanza municipal, vecinos de Escobar denuncian que continúan las obras. En 2011, la AGN advirtió que no se respeta la Convención de Humedales suscrita en 1991.

En abril de 2009, la Jueza Federal Sandra Arroyo Salgado prohibió, a partir de la Resolución N° 29/09 que protege la Cuenca Río Luján, la destrucción de recursos naturales en la Provincia de Buenos Aires para la construcción de emprendimientos comerciales. El texto indica que los proyectos de obra de tipo dragados, excavaciones, creación de lagunas, derivación de cursos de agua, modificación de costas o desagües naturales deben ser sometidos, antes de su inicio, a un proceso de evaluación ambiental por la Autoridad Municipal o Provincial.

Más cerca en el tiempo, precisamente en noviembre de 2016, el Concejo Deliberante de Escobar aprobó una ordenanza que prohíbe construir barrios privados sobre los humedales de la cuenca del Río Luján. En total, la ordenanza impacta sobre seis mil hectáreas de la zona norte del conurbano.

Sin embargo, los habitantes del partido de Escobar aseguran que “las obras no se detuvieron”. “El Gobierno de la Provincia tendría que ser el responsable del control porque la municipalidad mira para otro lado”, exclamó a Gestionpublica.info, Héctor Gálvez, vecino del barrio San Luís de Escobar.

“Las obras siguen creciendo y lo que hacen es traer tierra del Río Lujan para vender en el barrio porque es una zona baja, propensa a inundaciones”, describió Gálvez y explicó: “Los humedales absorben el agua y previenen inundaciones. Antes no se juntaban más de 50 milímetros de agua, y bajaba rápido; hoy cuando llueve llega a dos metros y tarda dos días en bajar”.

Por último, el vecino de Escobar aclaró que no culpa por la situación a quienes habitan en barrios privados o countrys. “Ellos fueron y compraron, no son responsables”, analizó y añadió: “Las obras tienen que estar totalmente paralizadas pero hoy siguen. Hasta se le propuso a los concesionarios crear lagunas artificiales para que absorban toda el agua”.

Otra advertencia

En 2011, la Auditoría General de la Nación (AGN), aprobó y publicó un informe de gestión sobre la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable, respecto de las acciones desarrolladas entre 2008 y 2010 en marco de la Convención Ramsar sobre Humedales.

La convención Ramsar es un tratado intergubernamental aprobado el 2 de febrero de 1971 en la ciudad iraní de Ramsar sobre la conservación y el uso racional de los humedales.

El tratado, que Argentina suscribió en 1991, incluye dentro del término humedales a pantanos, lagos, ríos, pastizales húmedos, oasis, estuarios, deltas y zonas marinas próximas a las costas, como así también corales y salinas.

El hecho de que Argentina haya suscrito el tratado requiere de la creación de un consejo federal. En el informe, los auditores señalaron que dicho organismo “no está operativo ya que no involucra a todas las instituciones competentes ya que no lo integran todas las provincias y no están representados todos los organismos nacionales vinculados a la materia”.

Al momento de la aprobación del informe, la AGN señaló además que “no se ha elaborado una política nacional de Humedales, ni realizado un inventario” – al día de la fecha no está terminado-. Además, si bien aclara que la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable creó un área específica para cumplimentar la Convención de Humedales, “sus recursos materiales y humanos también están destinados a otras áreas”.

 

Notas relacionadas

Reactivan la Ley de energía renovable


Cinco años después, nuevo estudio de Ambiente


El zoológico porteño y un avance a medias


Bosques desprotegidos y una Ley olvidada


Casas flotantes: una solución para los humedales


Humedales en emergencia