17/01/2017 Un borrador del Gobierno

Sale a la luz una norma que violaría la Ley de Glaciares

El documento que se filtró contiene diálogos entre el Ministerio de Medio Ambiente y el de Minería. Desde Greenpeace se mostraron preocupados ante un posible permiso de las actividades mineras prohibidas en zonas protegidas por la norma vigente.

A principios de enero se filtró un documento que se envió de forma anónima a querellantes de la causa en la que se investiga el incumplimiento de la Ley de Glaciares, entre ellas la Asamblea Jachal No Se Toca. Este documento es un proyecto para modificar la Ley Nº 26.639 (aprobada en 2011), que consta de intercambios de ideas entre el Ministerio de Medio Ambiente y el Ministerio de Minería. La nueva norma busca desvirtuar la definición de glaciar y allanar el camino para la instalación de actividades mineras prohibidas en la zona.

Por otro lado, en el documento se pueden observar las estrategias diseñadas por técnicos de la Secretaria de Minería y las discusiones internas, hasta se describe cómo hacer para demoler algunos artículos claves de la Ley. El año pasado, el Gobierno buscó reactivar las actividades mineras intentando revivir alrededor de 40 proyectos, además prometió 20 mil millones de dólares en inversiones que se ven obstaculizadas si la minería sigue prohibida en esas áreas. 

Distintas organizaciones denunciaron este documento, entre ellas Greenpeace quienes explicaron que “este nuevo decreto reglamentario claramente va en contra de la Ley”. “Es inconstitucional. Específicamente porque no contempla que se protejan todos los glaciares que están en el Inventario Nacional, sino que propone proteger solamente glaciares que tengan más de 1 hectárea y además excluye el ambiente periglaciar”, detalló.

Más allá de intentar restarle importancia a los glaciares más chicos y sus zonas aledañas, el texto también menciona la voluntad de “invertir el orden de las cosas, avanzar con minería y después tomar medidas en los glaciares”. Argentina cuenta con 14.500 geoformas, zonas periglaciares, glaciares de escombro y otros tipos de glaciares que son un recurso hídrico esencial, de suma importancia para la conservación y equilibrio de nuestro ecosistema y de la temperatura mundial.

Para Strano, el Ministerio de Ambiente “está justificando el accionar cuando lo que tiene que hacer es defender el recurso natural y ponerle freno al avance de las empresas en aquellas zonas”.

Proyecto mineros

De acuerdo con el documento del Gobierno, hay cuatro proyectos que contienen en su área “glaciares” o geoformas mapeadas en el inventario Nacional de Glaciares.  Estas son Pascua Lama, Los Azules y Pachon, todos en San Juan. Con Pascua Lama frenado por la justicia chilena por contaminar dos glaciares y Pachón totalmente paralizado por un conflicto binacional con Chile por la escombrera de una minera trasandina que contaminó lagos y secó vegas en Argentina, estos proyectos se enfrentan a la ley de glaciares. Otros de los proyectos estipulados representan un “potencial conflicto” con la Ley de glaciares porque no fueron inventariados: Agua Rica, en Catamarca, donde esperan dar continuidad a Bajo La Alumbrera, el primer proyecto minero a gran escala del país; y los proyectos Del Carmen y Constelación, en San Juan. El primero de esos proyectos es de Barrick Gold, mientras que el segundo afectará directamente al glaciar El Potro, uno de los más grandes de Sudamérica

“En el caso de Veladero, San Juan, la empresa minera Barrick Gold opera sobre un ambiente periglaciar admitido por el Ministerio de Ambiente y desde el Gobierno de Nación”, expresó Strano quien junto a otros integrantes de la ONG realizaron el año pasado una acción en el obelisco para que Mauricio Macri frene la actividad. “En septiembre del año pasado se publicó el inventario de glaciares y se comprobó que la zona de Veladero efectivamente se encuentra sobre un ambiente periglaciar en una clara violación a la ley.

Auditoria

En 2015, la Auditoria General de la Nación (AGN) analizó la Ley de Glaciares y abordó la temática con diferentes talleres participativos donde estuvieron presentes distintas ONGs. “Los resultados ya están y el informe sale este año”, expresó Strano. En noviembre de 2015, la AGN presentó un informe sobre la situación ambiental general del país donde advirtió sobre las falencias en la actividad minera donde relaciona la actividad con la “falta de cumplimiento de la ley de protección de glaciares como reserva natural de agua dulce”. Asimismo, en esta oportunidad ex titular del organismo de control, Leandro Despouy, manifestó que los fondos destinados a esta norma eran insuficientes.

Notas relacionadas

Reactivan la Ley de energía renovable


Cinco años después, nuevo estudio de Ambiente


El zoológico porteño y un avance a medias


Bosques desprotegidos y una Ley olvidada


Casas flotantes: una solución para los humedales


Humedales en emergencia