07/03/2017 Congreso de la Nación

Piden una sesión especial para tratar temas de género

Un grupo de diputadas de distintos bloques se mostraron a favor del paro y marcha de las mujeres del 8 de marzo. Además, reclamaron tratar temas pendientes como el caso de la paridad en la listas, frenado en la Cámara Baja. 

Este lunes un grupo de diputadas de distintos bloques políticos realizaron una conferencia de prensa en el salón Delia Parodi del Congreso Nacional donde convocaron a participar de la marcha y paro de mujeres del 8 de marzo. Además, solicitaron una sesión especial para tratar los proyectos pendientes relacionados a la temática de género.

Entre las presentes se encontraban las diputadas Carla Pitiot (FR-UNA),  Victoria Donda (Libres del Sur), Liliana Schwindt (Frente Renovador), Mónica Litza (Frente Renovador), Claudia Rucci  (UNA) y los diputados Julio Raffo y Alejandro Grandinetti. Participó también Marcela Durrieu, concejal de San Isidro y representantes de entidades defensoras de los derechos de las mujeres como Amnistía Argentina, ELA y MUMALA. Margarita Stolbizer (GEN) y Alicia Ciciliani (Socialista) no pudieron asistir pero enviaron su apoyo por escrito.

Victoria Donda destacó que al adherirse al paro buscan “mostrar lo que vivimos quienes impulsamos proyectos que apuntan a mejorar la calidad de vida de las mujeres”. “Queremos construir una sociedad donde no haya desigualdades entre hombres y mujeres”, insistió la diputada y remarcó la necesidad de ocupar el espacio público para reclamar sobre las “deudas que la democracia tiene pendientes con las mujeres en este país”.

En Argentina hay 41,5 millones de personas de las cuales el 50 por ciento aproximadamente son mujeres. “De ese total de personas, un 33 por ciento viven en condiciones de pobreza y lamentablemente el 70 por ciento son mujeres. Es decir, vivimos en un país donde la pobreza tiene cara de mujer”, exclamó Donda.

Otro de los pedidos importantes fue hacia las centrales de trabajadores y las organizaciones sindicales para que “protejan con los derechos laborales a aquellas mujeres trabajadoras que también se van a adherir al paro”. Por su parte, Carla Pitiot habló del hecho histórico que significa la sesión especial para tratar estos temas, que aún no tiene fecha oficial pero que ya está en agenda. “Este 8 de marzo además de ser un día de conmemoración, es un día de acción. Este año mujeres de muchísimos países hemos decidido realizar esta reivindicación en nombre de muchas mujeres que no tienen voz porque fueron silenciadas o porque ya no están más entre nosotras”, aseveró Pitio al resaltar también que las cifras de femicidios no descendieron.

Asimismo, la diputada del FR reflexionó sobre el rol que tienen como funcionarias: “Creemos que como diputados y diputadas es nuestro rol reclamar por una sesión especial para que sean tratados todos los proyectos vinculados a la mujer y al género en este Congreso. Son deudas pendientes y nosotros no podemos mantenernos en esta actitud pasiva. Es realmente ridículo que tengamos una media sanción de la reforma política en la que los artículos de paridad fueron votados casi por unanimidad. En el Senado hay también una media sanción  de paridad en las listas que no pudo ser tratada en la Cámara Baja”.

En la sesión especial que reclaman buscan tratar proyectos vinculados a cuestiones de género como el plan integran de autovalimiento de las mujeres en situación de violencia; la incorporación de la participación política de la mujer; la instalación de los lactarios en los ámbitos públicos y privados; la incorporación del delito de desobediencia de medidas judiciales en el marco del proceso de la violencia de genero. También, un proyecto vinculado con la utilización de un dispositivo electrónico de rastreo con sistema de geo referencia para casos de violencia contra las mujeres; un proyecto vinculado con un plan nacional de protección a la maternidad y a la primera infancia.

Desde Amnistía resaltaron la importancia de mantener la despenalización del aborto en agenda e hicieron especial hincapié en la necesidad de abrir cargos a mujeres en la Corte Suprema de Justicia. “Otra de las preocupaciones que tenemos son los cargos internacionales, ya que en general no se envían mujeres. Es necesario que haya un escrutinio de parte del Congreso sobre esos lugares que se llenan con varones de modo poco transparentes”, agregó.  

Para finalizar, Marcela Durrieu expresó la importancia de la sanción definitiva de la Ley de paridad. “Me parece que avanzar con la paridad en el poder es lo que nos va a permitir avanzar en otros ámbitos. De hecho el reclamo es que somos minoría, no solo numérica sino cualitativamente. Hay que construir una fuerza política con poder suficiente para producir estas transformaciones y, entre otras cosas, convertir en Ley la obligatoriedad del famoso decreto 222 de mujeres en la Corte. No tenemos que perder la idea de unidad, con reivindicaciones distintas pero avanzando todas juntas”, concluyó la concejal.

Notas relacionadas

Nueva jornada de fortalecimiento de órganos de control


Auditoria porteña: sin plan de acción ni difusión


Mendoza acumula 13 proyectos de acceso a la información


Culpables hasta que se demuestre lo contrario


“Se sabe qué es la AGN pero no lo que hace”


El expediente más custodiado y temido