12/04/2017 La prórroga venció en diciembre

Alertan sobre el incumplimiento del Plan de desarme

Desde la Red Argentina para el Desarme apuntaron directamente contra la Agencia Nacional de Materiales Controlados, ente que en 2015 reemplazó al RENAR. Aseguran que hay un “desinterés del Poder Legislativo y Ejecutivo”. 

Integrantes de la Red Argentina para el Desarme (RAD) denunciaron públicamente que la Agencia Nacional de Materiales Controlados (ANMaC) sigue sin implementar el Plan de desarme, generando una demora en el cumplimiento de la normativa vigente. El Programa Nacional de Entrega Voluntaria de Armas de Fuego fue prorrogado a fines del 2016 luego de nueve meses de espera.

Este programa fue creado hace más de 10 años, en el marco de la declaración de emergencia en materia de armas de fuego y prorrogado en numerosas oportunidades. “El desinterés del Poder Legislativo y del Poder Ejecutivo Nacional ha llevado a perder más de un año de vigencia del Plan.  El Congreso demoró 9 meses en sancionar la Ley que estableció su prórroga hasta diciembre del 2017, mientras que el Ejecutivo se tomó casi un mes para promulgarla y, finalmente, la ANMaC lleva más de 6 meses sin implementarlo”, expresó Julián Alfie, integrante de la Red, en diálogo con Gestionpublica.info.

"Dispónese un nuevo plazo de ejecución, a partir del 1° de enero de 2016 y hasta el 31 de diciembre de 2017, del Programa Nacional de Entrega Voluntaria de Armas de Fuego, creado por ley 26.216", indica el artículo 1° de la norma.

“Estamos en abril y el programa sigue inactivo y sin señales concretas de reactivación. A esta altura de los hechos, creemos que nada  puede justificar semejante demora en su aplicación. La ANMaC no sólo desperdició el largo período de debate legislativo para diseñar las modificaciones al sistema, sino que a eso le agregó otros 6 meses que resultan cada día más intolerables”, reflexionó Alfie al recordar las promesas que realizaron en público las autoridades de la Agencia asegurando que “la modernización del sistema de entrega los obligaba a postergar la entrada en vigencia del plan hasta el mes de marzo de este año”.

Otra de las falencias en las que incurre el ANMaC, el nuevo ente creado en 2015 por la Ley 27.192 en reemplazo del RENAR, se relaciona con el financiamiento. “Depende de la venta de formularios a los usuarios de armas. Esto que en un principio parecía una incapacidad de la gestión, es en realidad falta de voluntad política para llevar adelante los cambios prometidos”, se lamentó Alfie.

El Programa fue premiado en 2013 por Naciones Unidas por su enorme valor para cumplir con los objetivos de controlar la proliferación de armas de fuego y prevenir riesgos relacionados. En Argentina logró la entrega voluntaria de más de 175.000 armas. “El uso de armas de fuego causa 8 muertes diarias. Frente a este panorama resulta inaceptable que las autoridades sigan sin  aplicar la Ley”, exclamó Alfie. En el país hay 1.200.000 armas registradas pero se cree que la cifra se eleva a 4.000.000 si se incluyen las no declaradas. “En esta época donde la violencia está incrementando creemos que el desarme tiene que ser uno de los ejes de la política de seguridad del Estado”, concluyó Alfie.

Notas relacionadas

“La tragedia reflejó lo que produce la corrupción"


“El Subprograma Cesión de Derechos Posesorios es ilegal"


Gran apoyo a la prohibición de fumar en oficinas públicas


La ANMAT prohibió el uso de dos insecticidas


El PAMI remodelará un hotel en la costa para sus afiliado