02/05/2017 Edición 2016

Cinco años después, nuevo estudio de Ambiente

Lo presentó el ministro Bergman. La Ley General del Ambiente indica que todos los años debe publicarse un informe que dé cuenta del estado del agua, suelo, cambio climático, bosques, entre otros. Sin embargo, solo hubo una publicación en 2012. 

El ministro de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación, Sergio Bergman junto al secretario de Coordinación Interministerial de la Jefatura de Gabinete de Ministros, Mario Quintana, presentaron el “Informe del Estado del Ambiente” edición 2016. Este documento no se realizaba desde el año 2012,  a pesar que la ley General del Ambiente indica que debe publicarse todos los años.

El documento es un análisis sistemático sobre la situación ambiental del territorio argentino, que considera sus dimensiones sociales, económicas, culturales y ecológicas. Contiene datos y estadísticas sobre los desafíos que la agenda ambiental impone: la situación del agua, la atmósfera, el suelo, la biodiversidad, los cambios climáticos, los residuos; un diagnóstico sobre grandes unidades biogeográficas (bosques, pastizales, zonas áridas, humedales, mar Argentino y Antártida) y un marco jurídico ambiental.

Durante la presentación, Sergio Bergman aseguró que “no tenemos miedo ni en decir la verdad ni en evaluar, y lo hacemos porque tenemos máxima responsabilidad”. “No queremos ir migrando de accidentes y de eventos coyunturales sin ir a la raíz estructural de lo que tiene que cambiar. No se puede hacer lo que hay que hacer si no conocemos la verdad, si no sabemos dónde estamos y si no lo hacemos juntos”, enfatizó.

Datos del informe

“La mayoría de las ciudades argentinas no cuenta con monitoreos continuos de calidad de aire”, detalla el documento y agrega que “con el objetivo de facilitar el acceso a la información disponible, se inició la conformación de la Red Federal de Monitoreo Ambiental para integrar estaciones de monitoreo de agua, aire y suelo”.

En materia de agua, “se estima que sólo el 12 % de las aguas residuales son tratadas antes de su vuelco a cuerpos de agua. En este sentido, se relevaron 120 plantas de tratamiento de efluentes correspondientes a 9 provincias”.

Se han contabilizado además 27.290.000 hectáreas de bosques nativos. “Entre 1998 y 2015 se perdieron 4.150.000 hectáreas por deforestación. Por su parte, en 2016 la deforestación se redujo un 16 % en relación a 2015. Se trata de la superficie de pérdida de bosque anual más baja en los últimos 10 años”, remarca el trabajo.

No obstante, en marzo de 2017, la Asamblea General de la ONU colocó a la Argentina dentro de los 10 países con mayores índices de deforestación. En nuestro país la Ley 26.331, creada en 2007, establece parámetros de conservación de bosques pero esta normativa aún no se cumple en su totalidad.

El informe tiene además un apartado sobre humedales: “alrededor del 23 % del territorio de nuestro país está cubierto por humedales”. “Se trata de uno de los ecosistemas más degradados y amenazados. Asimismo, 5,6 millones de hectáreas están catalogadas como de importancia internacional (sitios RAMSAR). Por este motivo, se inició la elaboración del Inventario Nacional de Humedales”, agrega el documento.

Cabe remarcar que, a pesar que el Inventario comenzó a realizarse, Argentina sigue sin una Ley que los proteja y estos continúan corriendo peligro de desaparecer. Este tipo de ecosistemas son importantes para, entre otras cosas, absorber el agua de las precipitaciones y evitar las inundaciones.  

Otro recurso en peligro son los glaciares. Según el informe, “la Argentina es el segundo país de América Latina con mayor cantidad de glaciares”. “En 2016 el Inventario Nacional de Glaciares avanzó del 10 % al 42 % de cuencas publicadas”, indicaron desde el ministerio de Ambiente.

En noviembre de 2015, la AGN presentó un informe sobre la situación ambiental general del país donde advirtió sobre las falencias en la actividad minera donde relaciona la actividad con la “falta de cumplimiento de la ley de protección de glaciares como reserva natural de agua dulce”. En el informe presentado recientemente, no se detalla información sobre la protección del Estado hacia los glaciares.

Otros datos

Reservas: “Durante 2016 y 2017 se crearon las reservas naturales silvestres Rincón e Islas de los Estados, se avanzó en la creación de los parques nacionales Iberá y Aconquija y se consolidó el Parque Nacional El Impenetrable”.

Basura: “El promedio de generación de residuos per cápita es de 1,02 kg. Ello representa unas 45.000 toneladas diarias para el total de la población. El Programa Basural Cero, de la cartera de Ambiente, propone pasar del 61 % de cobertura de relleno sanitario por habitante al 80 % en 2019”.

Cambio Climático: “La participación de la Argentina en las emisiones globales es de 0,7 %. Las emisiones de gases de efecto invernadero en 1990-2014 tuvieron un aumento promedio anual de 0,9 %. Los principales sectores que contribuyen a las emisiones son: el agro y deforestación (44 %), la energía (27 %), el transporte (13 %), la industria (12 %), los residuos (4 %). Para avanzar en la temática, se creó el Gabinete Nacional de Cambio Climático con la participación de 12 ministerios y el Observatorio Nacional de Cambio Climático para fortalecer la lucha contra el calentamiento global como política de Estado. También se revisó el compromiso de Argentina en la reducción de emisiones”.

Notas relacionadas

Estrenan un documental sobre los humedales


Nuevo reclamo de información sobre la emergencia hídrica


Barack Obama participará de la Cumbre de Economía verde


Reactivan la Ley de energía renovable


El zoológico porteño y un avance a medias