02/05/2017

ENARSA: AGN advirtió sobreprecios de un 20 %

Ahora el juez Claudio Bonadio llamará a indagatoria a De Vido por irregularidades en las contrataciones de buques regasificadores. El organismo de control había detectado un “sistema de control interno débil y demoras en las contrataciones”.

El juez federal Claudio Bonadio llamará a indagatoria a Julio De Vido en la causa Energía Argentina S.A. (ENSARSA) por irregularidades en las contrataciones de buques con gas natural licuado. Investigan posibles sobreprecios y anormalidades en los contratos de los seguros ambientales y de las agencias marítimas.

Un informe de la Auditoría General de la Nación (AGN), que estimó sobreprecios del 20%, se usará como prueba en el caso.

ENARSA se creó en 2004 y estuvo bajo el mando de De Vido y Roberto Baratta. Luego, en 2013, pasó a manos de Axel Kicillof. Desde la fecha de su creación hasta el 2015 entraron a la Argentina 530 barcos a un costo de 15 mil millones de dólares que pagó ENARSA, dirigido por Ezequiel Espinosa. La Auditoría General de la Nación (AGN) realizó desde 2010 a la fecha cinco informes de auditoría sobre la gestión de la empresa.

El último se publicó en 2016 y detallaba falencias como “falta de planeamiento de metas y objetivos, falta de documentación, demoras en las contrataciones, bajo cumplimiento de los plazos de obras, sistema de control interno débil, documentación contable insuficiente, retrasos en las ejecuciones de los contratos”.

En el informe que presentó el organismo de control se denunció la aplicación de una mala política de subsidios, la falta de estímulo a la inversión privada, retrasos tarifarios, falta de control estatal y la reticencia oficial a que YPF sea controlada por el organismo. Según el trabajo de la AGN, ENARSA no organizó de manera adecuada la construcción de grandes centrales eléctricas, lo que, junto con otras causas, ocasionó demoras en la ejecución de los proyectos y un aumento en el precio final.

En 2014, en marco de la presentación de otro informe sobre la empresa estatal, Leandro Despouy, ex titular de la AGN, expresó que "el informe completa otro que hicimos sobre la crisis del sector energético”. “El Gobierno ha dicho que no hay un problema de generación sino de distribución, y que las empresas son las responsables de lo que está aconteciendo. Este informe pone de manifiesto que la generación de electricidad tiene enormes déficits. Hay un problema también de costos, que se agrava porque el Gobierno ha hecho todo con una enorme improvisación y esto ocasionó sobrecostos", explicó Despouy.

El ente energético realizó su descargo pero luego de un análisis la AGN concluyó en mantener “todas las observaciones oportunamente realizadas y las pertinentes recomendaciones” entre ellas “ENARSA no compagina y no resguarda la documentación de modo sistemático, de manera que permita el seguimiento de los procesos de contratación y la ejecución de los contratos” expresó el último informe de la AGN.

Notas relacionadas

Romper la connivencia necesaria


La AGN presentó su plan de trabajo para 2018


La paridad de género ya es Ley


“El control que sirve es el que hace el ciudadano”


Activan el Comité de Lucha contra la Tortura


Fortalezas y debilidades