12/09/2017 Salud

Tuberculosis, cada vez más casos pero menos prevención

El Ministerio de Salud de la Nación y la Auditoría porteña alertaron sobre el crecimiento de la enfermedad. El organismo de control advirtió falencias en la difusión de cuidados. Desde el hospital Muñiz confesaron la falta de zonas aisladas.

El pasado mes de marzo, el Ministerio de Salud de la Nación presentó un informe que alerta sobre el crecimiento de casos de tuberculosis en nuestro país. Unos meses después, en mayo, la Auditoria General de la Ciudad de Buenos Aires (AGCBA) aprobó un documento que habla especialmente sobre cómo se trata esta enfermedad en los hospitales Piñero y Santojanni.

La tuberculosis (TBC) es una enfermedad infecto-contagiosa que se transmite por vía aérea. Se produce a través del Mycobacterium tuberculosis que ataca con más frecuencia los pulmones, pero puede también afectar otras partes del cuerpo. Se propaga por gotas que quedan suspendidas en el aire cuando se estornuda, tose, habla o escupe. Es prevenible y se cura. El diagnóstico y el tratamiento son gratuitos en todos los centros de salud del país y tiene como mínimo seis y hasta ocho meses de duración. Es posible prevenir la TBC en los niños con la aplicación de la vacuna BCG9 (incluida en el Calendario Nacional de Vacunación) colocándose a los recién nacidos antes de salir de la maternidad.

Según la AGCBA, “en la Ciudad de Buenos Aires se diagnostican aproximadamente 2500 casos nuevos por año”. De los mismos, “la mitad de los pacientes diagnosticados son residentes de la Provincia de Buenos Aires”.

“En CABA existe la Red de la TBC desde el año 1982 cuyo coordinador es un profesional especialista en tisioneumonología del Hospital de Infecciosas Dr. Francisco Muñiz”, explicaron los auditores y señalaron que “entre sus objetivos se encuentra erradicar la TBC en el área (menos de un caso nuevo por cada millón de habitantes y por año); mejorar el control epidemiológico; buscar casos en supuestos sanos y en sintomáticos respiratorios; realizar tratamiento directamente observado y supervisado en los residentes de la ciudad; etc”.

Además, remarcaron que “cada año el coordinador de la red eleva un informe al Ministerio de Salud Local con los datos sobre pacientes, tratamientos (nuevos o retratamientos), etc. Esta Red trabaja articuladamente con la Red Nacional dependiente del Ministerio de Salud de la Nación”.

El Programa de Tratamiento y Control de la Tuberculosis de la Ciudad de Buenos Aires tiene como propósito desarrollar un conjunto de actividades coordinadas para disminuir el riesgo de infectarse, enfermar y morir por esa causa. En este informe de auditoría se evaluaron principalmente las actividades y las acciones de control de gestión que se establecieron para dar cumplimiento a dicho Programa en dos efectores de la CABA, los hospitales Piñero y Santojanni.

Desde el Muñiz, fuentes internas le aclararon a este medio que “la parte de tuberculosis la ven mayormente los neumonólogos y la red está a cargo de ellos”. “Vemos una gran cantidad de casos de TBC, más de diagnóstico, y hay un servicio de promoción y protección que se encarga principalmente del tema de prevención. Como el hospital en sí no tiene un área programática para trabajar con la comunidad, lo que más vemos son los contactos de los pacientes con esta enfermedad que los estudian y de ser necesario se les hace profilaxis”, aseguraron.

Por otro lado, le confirmaron a GestionPublica.info que ese hospital “tiene 100 años, con pabellones antiguos y muchas veces te encontrás con varias camas en un mismo espacio físico y tenés algunas zonas de aislamiento que no son suficientes para la cantidad de pacientes que concurren, hay falta de disponibilidad”. Este tipo de problemáticas se encuentran usualmente en los informes de auditoría referidos a nosocomios. 

Conclusiones del informe

El organismo de control señaló que “se han detectado insuficientes acciones respecto a la prevención, divulgación de pautas de alarma y de cuidado de la salud en la población”. “No se evidenciaron acciones sistematizadas de seguimiento y reincorporación al Programa de aquellos pacientes que abandonan o no inician sus tratamientos”, sostuvieron.

“Las insuficientes campañas publicitarias y los medios por los que se efectúan son un obstáculo para que más personas conozcan la oferta de atención y la importancia del tratamiento”, detallaron y concluyeron que “según el análisis efectuado, algunos de los objetivos del Programa de tratamiento y control de la TBC en la CABA no se están cumpliendo eficientemente, como el de promover la búsqueda activa de casos en la población y el de aplicar tratamiento directamente observado y supervisado en los pacientes”.

Observaciones

La Auditoria sostuvo que en los casos de notificaciones provenientes desde el Hospital Piñero, “de 156 pacientes con diagnóstico de TBC del laboratorio del hospital hubo 9 (6%) que no fueron notificados a la Red de TBC, es decir que la Red, que centraliza la información de pacientes, no fue informada de esa cantidad de pacientes ni cuál fue su tratamiento, si es que lo realizaron”.

En el caso del Hospital Santojanni, la cifra se elevó hasta el 57% de los pacientes detectados por el Laboratorio del Hospital, los cuales no fueron informados a la Red de TBC. Además de esto, “no hay constancia de que hayan recibido en 2014 tratamiento para su enfermedad”.

Por otra parte, para verificar los tratamientos hechos por estos nosocomios, los auditores solicitaron las fichas de cada paciente. Los especialistas del Piñero, entregaron 109 sobre 119 fichas (faltó el 9% de las mismas), mientras que sus colegas en el Santojanni pusieron a disposición 15 de las 27 fichas de tratamiento solicitadas, es decir solamente el 56%.

2015, año de aumentos

En marzo de este año el Ministerio de Salud de la Nación presentó en conjunto con la Asociación Argentina de Medicina Respiratoria (Aamr) un informe que detalla el crecimiento de casos de tuberculosis en el país desde 2014 hasta el año siguiente.

Dicho informe sostiene que la tasa de tuberculosis es de “24,80 por cada 100.000 habitantes, mientras que las provincias Jujuy con 49,9 y Salta con 46,2 registran las tasas más altas del país”.

“Sin embargo, a raíz de la densidad poblacional alta es en la Ciudad de Buenos Aires (1.154 casos, con una tasa de 37,8 cada 100.000 habitantes) y en la provincia de Buenos Aires (5.307 casos, con una tasa de 31,9 cada 100.000 habitantes) donde se contabiliza el mayor número de casos”, explica. En 2015 se notificaron en total 10.713 casos de tuberculosis y esto representa un aumento de 0,4% en relación con el año anterior.

Al cierre de esta nota, GestionPublica.info se contactó con los hospitales porteños citados, con los programas nacional y provincial de lucha contra la tuberculosis. Ninguno dio declaraciones sobre el tema.

Notas relacionadas

Créditos del BID para mejorar el servicio de agua potable


Aumentan el control en los comedores escolares


261 denuncias penales, 0 condenados


Faltan 1508 años para terminar las tareas preventivas


Alertan sobre el incumplimiento del Plan de desarme