15/11/2017 La convocó la Corte Suprema

Audiencia pública por la emergencia hídrica

Expusieron autoridades de Buenos Aires, Santa Fé, Córdoba y el gobierno nacional. Desde la Defensoría bonaerense aseguraron que existe una alternativa para realizar un canal desde la Laguna Picasa al Paraná que solucionaría las inundaciones.

El miércoles 8 de noviembre se realizó en el Palacio de Justicia de la Nación la audiencia pública convocada por la Corte Suprema a raíz de la emergencia hídrica por las inundaciones. Expusieron las autoridades gubernamentales de las provincias de Buenos Aires, Córdoba, Santa Fé y el gobierno Nacional.  

La audiencia se enmarca en una sentencia del año 2000 donde se pactó que Santa Fé no enviaría más agua de la Laguna Picasa a la provincia Buenos Aires. Desde entonces, las condiciones fueron desmejorando, con inundaciones regulares, motivo por lo cual nunca se cumplió el fallo.

Bajo la carátula “CSJ 528/2000 (36-B)/CS1 -Buenos Aires, Provincia de c/ Santa Fe, Provincia de s/ sumarísimo-derivación de aguas”, cada administración informó sobre las obras que llevó acabo y que hará para evitar que se agrave la situación por los excesos hídricos. Esta instancia fue solicitada este año por la Defensoría provincial luego de los conflictos ocasionados por el exceso de agua en la Laguna. “La audiencia fue muy interesante y útil. Hay una alternativa para realizar un canal que va de la Picasa al Paraná, con lo cual entendemos que podrían solucionarse las inundaciones definitivamente”, aseveró Diego Beghelili, secretario Legal y Técnico de la Defensoría bonaerense.

“Las opciones que se expusieron el miércoles fueron varias pero todas coincidieron en enviar el agua al Paraná”, remarcó Beghelili. “Las alternativas expuestas son unir los espejos de agua con pequeñas obras, un gran canal de desagüe directo o entubamiento. Las tres tienen como destino final el Rio Paraná aprovechando el declinameinto natural del terreno”, puntualizó. El próximo paso será la exposición de los informes que confeccionaron las provincias y Nación.

La mejor opción para el secretario de la Defensoría es el entubamiento, ya que “cuando haya un ciclo seco se puede extraer por bomba agua del Paraná, llenar el reservorio de La Picasa y de ahí volver a dar agua a todo el sistema que esta interconectado artificialmente”. “Lo que hoy significa un problema por exceso, podría ser una solución cuando falte agua”, agregó. De la laguna al río Paraná hay más de 200 kilómetros de distancia.

Rodrigo Silvosa, subsecretario de Infraestructura Hidráulica bonaerense, expuso en la audiencia y admitió que los desbordes de La Picasa provocan una “situación de emergencia y gravedad”. En mayo de este año se declaró por decreto en emergencia hídrica a la provincia de Buenos Aires, donde las inundaciones afectaron a más de 42 municipios bonaerenses.

Lo próximo que resta es evaluar las opciones, “lo que falta es analizarlas y que la Corte decida con peritos cual es la más conveniente. Nosotros opinaremos cuando haya un avance”, finalizó Beghelili.

Notas relacionadas

Buscan avanzar en una Ley nacional de Educación Ambiental


Buscan remediar los desmontes en el Delta del Paraná


Por persona se generan 7 kilos de basura electrónica


Advertencias a la reforma de la Ley de Glaciares


Advierten fallas en el Registro de Tierras Rurales