09/01/2018 Nuevos controles

Fronteras vigiladas

El comienzo de las vacaciones de verano trae un flujo turístico que crece año a año. La cantidad de personas que entran y salen del país obliga a los controles fronterizos a tomar nuevas medidas y aplicar nuevos procesos de control.

“En comparación con temporadas anteriores tenemos un crecimiento del 10 por ciento en materia de tránsito, tanto de entrada como de salida. Terminamos 2017 con casi 80 millones de tránsitos registrados en todo el territorio nacional”, explicó Juan Capella, director de Control Fronterizo, en diálogo con gestionpublica.info.

En 2016, alrededor de 62 millones de personas entraron y salieron y “el flujo viene creciendo desde 2013. Es un crecimiento que se evidenció sistemáticamente”, dijo Capella, quien hace 21 años que trabaja en la Dirección Nacional de Migraciones.

En cuanto a esta nueva temporada, “montamos un operativo para poder encararla de la mejor manera, con los tiempos mínimos de demora. En los pasos fronterizos terrestres se complica un poco más porque necesitamos sí o sí de la parada del medio de transporte. Y no todos los pasos cuentan con carriles, casillas o peajes, porque son pasos que datan de muchos años atrás, donde el flujo migratorio era menor”, expresó Capella.

Teniendo en cuenta esta situación, “la DNM cambió toda la modalidad informática. Se fueron colocando bases de datos online como las del Registro Nacional de las Personas (RENAPER) para facilitar la identificación. A partir de eso, se incrementó la agilización en los registros”, aseguró Capella. También se crearon registros migratorios locales, en las localidades donde hay flujos a corto plazo, “que son alrededor de 40 mil tránsitos que se movilizan diariamente, muchísimo más de lo que puede llegar a tener el Aeropuerto Internacional de Ezeiza. Estos controles deben ser dinámicos pese a las limitaciones en infraestructura que podemos llegar a tener”, agregó Capella.

Al crecimiento turístico se le suma el Dakar, donde los participantes y el público recorren Argentina, Perú y Bolivia. “Para este evento armamos un operativo especial para poder registrar a todos los competidores, darles agilidad a los procesos para no retrasar la carrera. Lo mismo ocurre ahora con la visita del Papa Francisco a Chile, donde montamos operativos especiales en muchos de los pasos con Chile, para poder salvar esta contingencia que a la vez se nos superpone con los recambio de quincena”, indicó Capella.

El paso fronterizo más importante con Brasil es Paso de los Libres, donde se registraron picos de transito de 30 mil personas por día. “Ahí también se dispuso una estructura y un montaje con muchos de los organismos de contralor, para disponer alrededor de 60 puestos de atención. Colocamos funcionarios nuestros para poder contener esta demanda”, informó el director de Control Fronterizo. Por la demanda, desde la DNM comenzaron a “sacar personal de las sedes administrativas, capacitarlos y enviarlos a la frontera para ayudar en los controles de ingreso y egreso, reforzando la dotación”.

Hace dos años la Auditoria General de la Nación advirtió que “la Dirección Nacional de Migraciones tiene problemas para identificar personas con ingreso prohibido al país”. Según Capella, esto ya no ocurre debido a las mejoras que implementaron en el sistema informático. “Le agregamos distintas bases de datos, como las del RENAPER, que te da la garantía tanto de la identidad como de las posibles causas judiciales o extrajudiciales. En este aspecto se avanzó bastante y fue muy certero en cuanto a la identificación de personas que no podían ingresar al territorio nacional o salir”.

Otra de las cosas que indicó la Auditoria fue la falta de personal en algunas regiones como la costa y el sur. En cuanto a este punto, Capella aseguró que se “nombró más personal en la medida en que se liberaban los cupos. A la vez, empezamos a trabajar en lugares donde no se puede incrementar más la dotación de personal con el tema de las puertas biométricas. Estos recursos tecnológicos van a colaborar en el control del curso migratorio”.

Para recordar

Para finalizar, Juan Capella recordó “la importancia de llevar la documentación personal o de filiación cuando hablamos de personas menores de edad, como las partidas de nacimiento, la libreta de familia o las autorizaciones asignadas por cualquier otra autoridad”.

Notas relacionadas

Lanzan una app para controlar productos y servicios


La fiesta inolvidable


Millonaria multa para Metrovías


Nuevo portal del Ministerio Público de Defensa


Se llevó a cabo la Open Data Week


El INADI, un referente con dificultades de gestión