22/08/2018 Cámara de Diputados

Buscan derogar la eliminación del Fondo Federal Solidario

Se presentaron dos proyectos para invalidar el decreto que lo suprimió. Este fondo se creó en 2009 y los recursos eran repartidos entre las provincias, la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y los municipios.

El martes 7 de agosto, a través del Decreto de Necesidad y Urgencia Nº 756/2018, el Poder Ejecutivo terminó con el Fondo Federal Solidario que provenía del 30% de lo recaudado en las retenciones a la exportación de soja y el 27% de harinas y aceites de soja.

Debido a esto, en la Cámara de Diputados se presentaron dos proyectos para rechazarlo. Una iniciativa fue presentada por el Justicialismo, mientras que desde el Movimiento Evita/Libres del Sur se sumaron al rechazo y presentaron otro para derogar este decreto. Leonardo Grosso, Diputado Nacional por la Provincia de Buenos Aires, acompañó con su firma esta iniciativa.

“Es un fondo que lleva muchos años y se había tornado indispensable para las provincias y para los municipios, estamos hablando de miles de millones de pesos que se coparticipaban por ley a las distintas jurisdicciones y formaba parte de sus ingresos”, explicó Grosso en diálogo con GestionPublica.Info.

Este “Fondo Sojero” representa un golpe para las economías de 22 de las 24 provincias. Solo dos, La Pampa y San Luis, no se verán afectadas ya que no formaban parte por no adherir al Pacto Fiscal, que Nación suscribió con el resto de las jurisdicciones. Las más afectadas por este decreto serán Buenos Aires, que deberá resignar 7.734 millones de pesos; Santa Fe, 3.145 millones; Córdoba, 3.127 millones y Chaco, 1.757 millones.

“El gobierno, en el despliegue de su política de ajuste, decidió unilateralmente derogarlo, sin consultar al Congreso de la Nación ni a las provincias, que tienen sus representaciones políticas. Esto es lo que estamos denunciando junto a gobernadores, diputados y senadores”, agregó Grosso.

Este fondo era utilizado para caminos, escuelas, hospitales, sueldos, viviendas, obras públicas, infraestructura y gastos corrientes de los municipios, entre otras cosas. “En las provincias esto está generando un problema enorme. La obra pública es el motor de creación de fuentes de empleo en un momento donde la economía está parada, esto resulta irresponsable por parte del gobierno”, enfatizó el diputado.

“Lo único que hace esta medida es empeorar las cosas. Las economías provinciales y municipales se ven afectadas. Tiene que haber tiempo para poder prever, planificar y negociar. Ver como las provincias van a recuperar o reemplazar estos recursos”, puntualizó Grosso.

En cuanto a las expectativas sobre estos proyectos, comentó que “la repercusión fue fuerte. Los diputados estamos en permanente diálogo con el Senado. Esperamos construir la mayoría necesaria para poder frenar este nuevo ataque a la autonomía de las provincias”.

Notas relacionadas

Nueva sesión del Colegio de Auditores


En ocho meses se ejecutó el 11% del presupuesto de obras


Nuevo paso para elegir al Defensor del niño


La Comisión Mixta ya trabaja en la Cuenta de Inversión


Más acceso, más accesibilidad


Informes que nadie lee