26/09/2018 Quilmes

Una ONG capacita a los inspectores

Se trata de Familias por la Vida, integrada por damnificados de Cromañón y Beara, que tendrá una oficina en el municipio. A través de un convenio con la Agencia de Fiscalización trabajarán en el control de la nocturnidad.

La Asociación Civil Familias por la Vida, que nuclea a sobrevivientes y familiares de las tragedias de Cromañón y Beara está realizando tareas de capacitación para los inspectores que prestan servicio en la Agencia de Fiscalización y Control Comunal (AFyCC) del Municipio de Quilmes.

En diálogo con GestionPublica.info, Juan Lizarraga, integrante de la ONG y padre de una de las víctimas fatales de la tragedia del boliche Beara adelantó que Familias por la Vida tendrá una oficina en Quilmes. “A través de un convenio con la Agencia también tendremos un 0800 de control de nocturnidad, como funciona en la Ciudad de Buenos Aires”, agregó.

En ese sentido, cabe destacar que en Capital Federal, la ONG cuenta con una línea gratuita para denunciar infracciones o irregularidades en los boliches durante los fines de semana y luego pasan un reporte a la Agencia Gubernamental de Control (AGC), que se encarga de revisar los establecimientos mencionados en dichas consultas.

Sobre el primer encuentro realizado con las autoridades de Quilmes, del cual participaron el intendente Martiniano Molina y el titular de la Agencia, Miguel Del Castillo, Lizarraga comentó que “estuvieron presentes inspectores y personal administrativo de la Dirección de Infracciones; es decir los que salen a controlar y quienes analizan faltas y sanciones”. “Nos demostraron que están metidos en el tema de nocturnidad en cuanto a experiencias y normativas. Hubo participación e interés”, destacó el integrante de la ONG.

Durante el encuentro, la presidenta de la asociación Nilda Gómez, explicó que Familias por la Vida “trabaja con algo tan simple y complejo a la vez como es la diversión: la diversión como derecho, como necesidad para una comunidad y como elemento fundamental que toda persona debe tener”. “Para que ese derecho pueda ser ejercido, es necesario que todos los lugares estén perfectamente habilitados, cumplan con la normativa, para que los jóvenes puedan salir y volver seguros a sus casas. Siempre hay alguien que los espera y los ama profundamente y que le duele la vida, toda la vida, si no vuelven ante una tragedia que se pudo haber evitado”, advirtió.

Notas relacionadas

Nueva sesión del Colegio de Auditores


"Se están dando pasos en dirección del gobierno abierto"


Estudian reformar el Código de Planeamiento Urbano


Cada vez hay más presupuestos participativos


Un año de la Ley de Acceso a la Información Pública


Vecinos participarán en la elaboración del presupuesto