04/12/2018 Chaco

La Defensoría del Pueblo sumó a una mujer trans

Cumpliendo con el cupo laboral, luego de la sanción de la ley en la provincia, Gabriela Anyelique Fernández se convirtió en la primera mujer trans en incorporarse a un organismo estatal.

Una vez aprobada la ley de cupo laboral travesti y trans en Chaco, la Defensoría del pueblo de dicha provincia incorporó a Gabriela Anyelique Fernández, quien actualmente desempeña tareas en el área social de la institución.

El proyecto “Lohana Berkinks - Diana Sacayán”, contó con la aprobación por unanimidad de la Legislatura provincial y fue presentado por el diputado provincial del Frente Grande, Daniel Trabalón, y el colectivo de diversidad sexual.

Esta iniciativa busca promover la contratación y empleo formal en los sectores tanto públicos como privados, con el objetivo de terminar con las desigualdades sociales.

Los organismos descentralizados o autárquicos del gobierno provincial, los entes públicos no estatales y las empresas del estado, estarán obligados a tener, del total de los trabajadores, a un 1% de personas travestis, transexuales y trangéneros, que reúnan las condiciones de idoneidad para ocupar el cargo.

Hugo Maldonado, defensor adjunto, expresó que “desde la defensoría siempre luchamos activamente por la inclusión de mujeres y hombres trans. Continuamos peleando por la inclusión de las minorías de nuestra sociedad que son estigmatizadas y olvidadas por el propio estado que no las asiste”.

En Argentina, solo tres provincias tienen una normativa al respecto: Buenos Aires, Chubut y Chaco. Pero su aplicación no es satisfactoria. En el resto del país conviven casos de municipios con ordenanzas propias, aunque a nivel provincial no hay ninguna ley que acompañe las iniciativas locales. Tal es el caso del departamento de Las Heras en Mendoza.

Si bien hay muchas provincias trabajando en una ley, otras no tienen proyectos presentados, como por ejemplo La Pampa, San Juan, Entre Ríos, Santa Cruz o San Luis. Igualmente, en estos lugares hay más de 20 personas travestis y trans desempeñándose en distintas dependencias.

Los números

En Argentina, el 98% de las personas trans y travestis no tienen trabajo formal y el 90% estuvo en situación de prostitución. El panorama no es el mejor, ya que su esperanza de vida es de 35 a 40 años, debido a la exclusión y a la falta de acceso a la educación, el empleo y a un sistema de salud adecuado para sus necesidades y problemáticas.

Según datos del INDEC, 7 de cada 10 quiere otra fuente de ingresos. En nuestro país solo el 18% de esta comunidad logra acceder a un trabajo formal.

Este año, en Chaco se llevó acabo la primera marcha contra los travesticidios en la provincia. “En vez de festejar nuestra identidad, estamos pidiendo que no nos maten”, expresó la referente trans local Dalex Gallozo.

En 2018 hubo 64 travesticidios y transfemicidios, de los cuales 10 fueron en Salta y 5 en Tucumán. Buenos Aires y Capital Federal, juntas, suman 23. Estas son las provincias con más crímenes junto a Córdoba, Santa Fe y Santiago del Estero en donde se produjeron 4 asesinatos en cada una. Chaco registró 1 homicidio.

Notas relacionadas

Continúa el conflicto por la Ley de Profesionales


“Por un ambiente laboral sano”


La Policía Federal no tiene robots antiexplosivos


Enfermeros precarizados y pocos


APOC se suma a las actividades por el 8M