18/12/2018 Futuro

Tandil, ciudad inteligente

El municipio de la provincia de Buenos Aires desarrolló un sistema de código abierto para seguir modernizando su administración pública. Además, integra la Red de Ciudades Inteligentes de Argentina (RECIA).

Cada vez más localidades apuestan a modernizar su administración pública convirtiéndose en ciudades inteligentes. Actualmente, 49 municipios de todo el país forman parte de la Red de Ciudades Inteligentes de Argentina (RECIA) con el objetivo de innovar en la gestión pública. En este proceso, son pocos los que han optado por desarrollar y utilizar sistemas propios de código abierto y uno de ellos es Tandil.

En enero de 2018, dicha municipalidad presentó la Subsecretaría de Innovación y Participación Ciudadana, con Mariana Weber como directora, para poder profundizar en el trabajo realizado por la Dirección de Gobierno Electrónico y la Dirección de Sistemas, con el objetivo de desarrollar proyectos de modernización con orientación al ciudadano.

Weber explicó que a la hora de tomar decisiones políticas y económicas, “se tiene en cuenta la sustentabilidad que se le quiere dar al sistema. Que sea un proyecto propio implica tener toda la información en el municipio y te habilita a hacer las modificaciones pertinentes, a medida que las vas necesitando. Esto te da independencia del proveedor”.

Dentro de los sistemas se encuentran el Registro Único de Beneficiarios, el sistema para Ingresos Públicos, sacar turno para licencias de conducir y un sistema de liquidación de sueldos. En este momento, se encuentran trabajando en una plataforma de habilitaciones comerciales y actualizando el sistema del Tribunal de Faltas, también de desarrollo propio.

En el caso de las habilitaciones comerciales, Tandil adquirió un sistema que quedó atrasado debido a la modificación de una ordenanza.

“Después de evaluar ventajas y desventajas, se optó por hacer un desarrollo que estará listo en marzo de 2019. La idea era quedarnos con un producto que fuera nuestro, porque ante futuras modificaciones de ordenanzas nosotros lo podemos ir adaptando, lo cual es un valor agregado importante”, añadió Weber.

Muchos de estos sistemas “son brindados en otros municipios, acompañando su implementación, asesorando y capacitando a quienes los reciben, como es el caso de Lobería”, expresó Weber.

Tandil también se sumó a la adquisición del Sistema de Gestión Documental Electrónica (GDE) que el ministerio de Modernización Nacional está implementando en municipios como Pergamino, Campana, Coronel Suárez, Quilmes, Vicente López, Pinamar y Olavarría.

Weber explicó que “la idea es eliminar el papel y para esto se requiere un plan de digitalización. Por esta razón armamos un proyecto para modernizar la mesa de entrada, el archivo general y los despachos. La implementación del GDE será en tres etapas. Una es la administración central, la otra en el sistema integrado de salud y la última en el concejo deliberante”, informó Weber. Para enero, Tandil apunta a tener 50 trámites en el GDE.

Mientras tanto, la ciudad concentra sus fuerzas en su Plan de Modernización y en el desarrollo de la plataforma de Gobierno Abierto. “El plan tiene cuatro ejes: modernización administrativa, infraestructura tecnológica, gobierno abierto y ciudad inteligente. Esto se trabajó durante todo el año y la presentación final del plan será en diciembre”, anunció Weber. La mayoría de los desarrollos y proyectos se trabajan acompañados o asesorados por la Cámara de Empresas del Polo Informático de Tandil (CEPIT).

En cuanto a la plataforma de Gobierno Abierto, desde la subsecretaría abrieron una convocatoria a empresas del municipio, para que pudieran desarrollar esta plataforma en código abierto. “Se presentaron dos empresas interesadas, con una particularidad: proponemos que ellos generen el portal y después capaciten a nuestro personal para que el producto quede en la Dirección de Sistemas”, resaltó la funcionaria. Con este intercambio buscan seguir formando al personal para poder llevar adelante las innovaciones necesarias a futuro y, en sus palabras, “seguir creando” una administración pública digital, ágil y abierta al ciudadano.

Ventajas del uso de software libre en la administración pública

Los desarrollos propios de código abierto ahorran dinero, ya que es una alternativa más barata al no pagar licencias; son independientes del proveedor, lo que habilita desarrollar modificaciones a medida que se necesiten; aumentan la seguridad de los sistemas y su calidad, debido a que puede ser verificado por usuarios y auditado por terceros. Al ser de código abierto se puede ingresar y “leerlo”, lo cual lo convierte en más democrático y transparente para la ciudadanía, quienes en un futuro tendrán las facultades necesarias para poder llevar adelante esta acción de testeo.

Notas relacionadas

Diputados lanzó el portal de Leyes Abiertas


“La igualdad de género tiene alta prioridad en la AGN”


El Gobierno sigue sin detallar los ingresos a Olivos


Fallas en el registro “No llame”


Comienza la era digital en la administración pública


El Gobierno sigue sin detallar los ingresos a Olivos