26/03/2019 Congreso

Proponen penar los delitos contra el ambiente

El Gobierno nacional ingresó en el Senado el proyecto de ley para reformar el Código Penal con el objetivo de reordenar el actual. Además, incorporó un capítulo dedicado a los recursos naturales.

Durante 2017 Sergio Bergman, por aquel entonces Ministro de Ambiente, participó de las jornadas de creación del nuevo Código y sostuvo que “tenemos que discutir cómo hacemos para que el que contamina, pague”.

El nuevo proyecto hizo caso a esta afirmación y considera al ambiente como un bien jurídico protegido y, por lo tanto, tipifica como delito la contaminación y el daño contra los recursos naturales.

Luego de estas instancias, la cartera de Ambiente y Desarrollo Sustentable presentó al Ministro de Justicia Germán Garavano los aportes introducidos en la redacción del anteproyecto.

La reforma del Código Penal prevé la incorporación de delitos de contaminación y otros daños al ambiente, penados con multa e inhabilitación cuando la contaminación torne no apta un área urbana o rural para la ocupación humana; impida el uso público de ríos; provoque el desplazamiento de los habitantes de las áreas afectadas; cause daños directos graves para la salud de la población; o se efectúe sobre un área natural protegida.

En ese sentido se establece pena de prisión si como consecuencia de estas acciones resulta la muerte de alguna persona, y también se tipifica la contaminación ambiental imprudente. Asimismo, están contemplados los delitos de maltrato y crueldad contra los animales, con penas de prisión y multa. Y se establecen delitos contra la biodiversidad.

A su vez, se prevé detención efectiva para quien ilegalmente introduzca en el ambiente organismos o microorganismos genéticamente modificados y se sanciona la conducta de quien provoque incendios en bosques.

Además, se incorporan los delitos contra la fauna silvestre u otros animales y se tipifica la conducta de quien cace o pesque animales de la fauna silvestre en período de veda, de especies protegidas, en peligro de extinción o migratorias, en lugares vedados o utilizando medios prohibidos.

También se agregan los delitos para quien ilegalmente desmonte bosques nativos o protectores, extraiga o tale árboles o ejemplares de flora de una especie protegida o en peligro de extinción, o contra especies protegidas de la flora silvestre. 

Para finalizar, se incluyen los delitos contra el patrimonio genético nacional, para quien ilegalmente extraiga o comercialice estos recursos.

Notas relacionadas

Un ex funcionario deberá pagar 800 mil pesos de multa


Nueva sesión del Colegio de Auditores


El Presidente de la Corte recibió a periodistas


Piden la expropiación de República Cromañón


Polémica por la extinción de dominio