01/11/2011 Hubo empate en tres localidades

Córdoba: eligen autoridades de los Tribunales de Cuentas comunales lanzando una moneda

Los comicios se llevaron a cabo el 7 de agosto y en tres distritos hubo igualdad de votos entre las fuerzas políticas. Como en la provincia mediterránea los controladores son electos en las mismas listas que intendentes y concejales, había dos opciones: llamar a una nueva elección o ir a sorteo. En San Joaquín, por ejemplo, la “suerte” fue para la UCR, que deberá fiscalizar el uso de los fondos públicos.

La elección provincial del 7 de agosto dejó en Córdoba una situación bastante particular: en tres pequeñas localidades se debió dirimir mediante un sorteo quiénes ocuparán los cargos en los Tribunales de Cuentas locales.

El problema surgió cuando en los municipios de Falda del Carmen, Panaholma y San Joaquín, a la hora de definir quién completará la conformación de los organismos de control, los candidatos igualaron en la cantidad de sufragios. La particularidad de Córdoba, es que quienes deben fiscalizar la marcha de la gestión pública, son electos en las mismas boletas que intendentes y concejales. La Ley Provincial 8102, en su artículo 137, determina que en caso de empate a la hora de asignar bancas en los Concejos Deliberantes, Tribunales de Cuenta municipales o Comunales, las Juntas Electorales serán las que decidan entre realizar una nueva elección o un sorteo. En general, cuando suelen ser cargos ejecutivos los que están en juego, siempre se opta por la primera opción.

En San Joaquín, los candidatos por la Unión Cívica Radical (UCR) y por Unión por Córdoba sacaron ambos 49 votos. En diálogo con gestiónpublica.info, Javier Cersósimo, presidente de la Comuna de esa localidad, explicó que “los integrantes de las dos listas decidieron por unanimidad que las opciones eran ir a un sorteo o convocar elecciones nuevamente”. Dado al elevado costo que implicaba para una comuna celebrar un otro comicio, se decidió resolver la integración del Tribunal mediante un sorteo. “No fue lo más correcto, pero nos pareció la mejor solución para que la comuna no absorbiera un gasto tan elevado”, declaró Cersósimo, quien también expresó que luego del sorteo, que se hizo mediante el lanzamiento de una moneda, “la mayoría del Tribunal de Cuentas quedó en manos de la UCR”.

En Falda del Carmen (departamento de Santa María) el justicialismo obtuvo dos de los tres lugares correspondientes al Tribunal de Cuentas, que serán ejercidos por Mónica García y Claudio Peralta. Sin embargo, al momento de definir quién ocupará el cargo de la minoría en este organismo de control, igualaron en 88 sufragios las listas de la UCR y del Frente Cívico. A partir de este empate, la radical Gladys Benítez y Aldo Montenegro, por el Frente Cívico, tendrán que esperar el resultado de un sorteo para saber si asumen o no en diciembre. Gestionpublica.info se comunicó con la comuna de esa localidad, donde informaron que aún no tienen definida la fecha en que se llevará a cabo el sorteo, dado a que como es una situación inusual, están analizando la mejor manera de llevar adelante el procedimiento.

Igual escenario presenta la localidad de Panaholma, donde todavía no se ha resuelto el empate, de 53 votos, entre los candidatos de los partidos Unión por Córdoba y la UCR a ocupar la primera minoría del organismo de control.

Notas relacionadas

Drones, radares y sensores en los pasos fronterizos


Dos nuevas webs fomentan el acceso a la información


Despapelización vs. tarea del control


Nuevos desafíos para el control


Pueblos originarios: Denuncian violación de sus derechos


Una reflexión sobre el “buen gobierno”