05/12/2011 La cuestión medioambiental

Oscar Lamberto: “Pensar en ganancias rápidas a veces puede destruir lo que hizo la naturaleza”

Uno de los Auditores Generales de la Nación se refirió así al resultado del avance de la frontera agrícola y el rol del ente que integra en la preservación de los ecosistemas. Fue en un encuentro convocado por la Organización Internacional de las Entidades Fiscalizadoras Superiores (INTOSAI) realizado en Buenos Aires.

Se realizó en Buenos Aires el 14° encuentro de grupos auditores medioambientales convocado por la Organización Internacional de las Entidades Fiscalizadoras Superiores (INTOSAI). Participaron miembros de organismos de control de todo el mundo. Fueron cinco días de charlas y visitas a lugares como el Tigre, donde los funcionarios pudieron exponer y comparar las medidas destinadas al cuidado del ambiente. Fue el caso de la delegación iraní, por ejemplo, que narró las acciones tomadas para el manejo del Mar Caspio, que esa nación comparte con Rusia, Turkmenistán y Kazajistán.

En la jornada inaugural, realizada en el Hotel Panamericano del centro porteño, habló el titular de la Auditoría General de la Nación (AGN), Leandro Despoy, quien destacó la labor de su organismo en materia medioambiental interviniendo en causas ya emblemáticas, como el saneamiento del Riachuelo: “Este mundo no es el que heredamos de nuestros padres, sino es el que le pedimos prestado a nuestros hijos”, completó Despouy.

Luego tomó la palabra otro miembro de la AGN, especialista en temas ambientales, Oscar Lamberto, quien diálogo con gestionpublica.info:

-¿Cuáles cree que son las prioridades ambientales 2012?

-Esas prioridades las fija el Ejecutivo con sus políticas. Hay sí, algunas que están en cartelera, quizás la que más relevancia tiene, más fondos se le dedican y más discusiones tiene es el Riachuelo, que se están haciendo grandes esfuerzos para recuperar la Cuenca; limpiar el río, es una tarea muy compleja, en la que hay muchas jurisdicciones, donde conviven la cuestión ambiental con toda una problemática social que hay que resolver al mismo tiempo. Otro tema que tiene mucha relevancia es la preservación de los bosques nativos que, a veces, con el avance de la frontera agrícola se atenta contra la biodiversidad, es decir, pensar en ganancias rápidas puede destruir lo que ha hecho la naturaleza por años. Nosotros también tenemos auditorías realizadas en el tema pesca, cuando se supera lo que el mar produce y se genera desaparición de especies. Siempre se hacen seguimientos, muchas de las recomendaciones de la AGN se toman, y otras faltan por hacer.

-¿Y qué rol jugará la AGN en el contexto de esas políticas?

-La lucha nuestra no es solamente de capacitación y formación, también tenemos que lograr que el peso de la ley caiga sobre intereses económicos poderosísimos que, insisto, con sus ganancias rápidas, postergan todo el tiempo el medioambiente. 

También dieron su discurso el responsable del área de medioambiente de la INTOSAI, el estonio Mihkel Oviir (de lo que se informa por separado), y el Jefe de Gabinete de la Nación, Aníbal Fernández.

El funcionario nacional manifestó su orgullo porque sea Buenos Aires le sede de la reunión anual de INTOSAI: “Es un verdadero honor que nuestro país haya sido elegido para llevar a cabo un evento tan importante, porque Argentina necesita muchísimo de este tipo de decisiones”, expresó.

Fernández recodó que las primeras ideas de protección medioambiental llegaron a oídos de su generación por parte de Juan Domingo Perón, mediante una carta que data de febrero de 1972, mientras el tres veces presidente estaba exiliado en Madrid. Decía “el General” en esa misiva: “Ha llegado la hora en que todos los pueblos y gobiernos del mundo tomen conciencia de la marcha suicida que la humanidad ha emprendido a través de la contaminación del medioambiente, la dilapidación de los recursos naturales, el crecimiento sin freno de la población y la sobre estimación de la tecnología”, y resaltó la “necesidad de invertir de inmediato la dirección de esta marcha a través de una acción mancomunada de nivel internacional”.

“Suponíamos que por tantos años de exilio, al ‘viejo’, como lo llamábamos nosotros, lo habían influenciado las ideologías europeas, o las ideas ecologistas, y por eso pensábamos que adoptaba esa posición. Mucho no se lo entendía, porque nadie advertía que contaba con información privilegiada sobre el tema”, rememoró Fernández y añadió: “Como no podía ser de otra manera, la mayoría de los líderes mundiales, lamentablemente, tampoco entendían la realidad de la situación y, por el contrario, primaron intereses económicos insaciables”.

En referencia a las entidades fiscalizadoras, el funcionario revalorizó su tarea de controlar las políticas públicas de protección del medioambiente y su difusión: “Son decisiones trascendentes, porque permiten informar a los pueblos y los funcionarios cuál es el resultado de las políticas en esa materia y cómo es el impacto ambiental de cada decisión del gobierno”.

Por último, Fernández habló de la postura de Argentina ante la protección del ambiente y afirmó que “el país se ha ido consecuentemente adhiriendo a tratados internacionales y convenciones sobre la materia y está desarrollando importantes esfuerzos para cumplir con las normas constitucionales y los compromisos que como nación hemos adquirido”.

Notas relacionadas

Bosques desprotegidos y una Ley olvidada


Casas flotantes: una solución para los humedales


Humedales en emergencia


Avanzan las construcciones sobre la cuenca del Río Luján


Sale a la luz una norma que violaría la Ley de Glaciares


Buscan sustituir la tracción a sangre