04/01/2012 En Bariloche

Una sustancia del bosque patagónico podría convertirse en un protector solar

Científicos del CONICET descubrieron una molécula capaz de tolerar una gran cantidad de radiación ultravioleta. En caso de desarrollarse, además de tener un bajo costo, no generará un daño ambiental al ser puramente natural.

Basado en una molécula existente en levaduras de los bosques patagónicos, científicos del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET), trabajan en la creación de un protector solar natural en un laboratorio de San Carlos de Bariloche.

La molécula, llamada Micosporina, fue descubierta hace unos años por un grupo de biólogos del Instituto de Investigaciones de Biodiversidad y Medioambiente (INIBOMA). Luego de extraerla, se la purificó y se logró comprobar que soportaba una gran cantidad de radiación ultravioleta, que podría ser utilizada en cremas protectoras.

Una de las ventajas que posee el futuro producto, además del bajo costo, es que, a diferencia del resto de las cremas protectoras, no contiene sustancias generadas químicamente, las cuales pueden tener efectos nocivos en el sistema hormonal, además de contaminar el ambiente.

Gestionpublica.info habló con Diego Libkind, biólogo y uno de los que encabeza este proyecto (junto con Martín Moline y Maria Rosa Giraudo) quién contó que “se viene trabajando en este proyecto desde 2004”.

Luego de descubrir la molécula en hongos que sobreviven a condiciones extremas, Lidkind explicó que fue llevada al laboratorio para reproducirla y no tener que realizar nuevas extracciones.

En la actualidad, el proyecto está en vías de ser patentado por el Instituto de Propiedad Intelectual y se está buscando, según afirmó Libkind, “empresas que quieran trabajar con el desarrollo industrial del producto”.

La idea, es que alguna empresa interesada y con experiencia en la producción de cremas protectoras, haga las pruebas correspondientes, para verificar que la molécula mantiene su efecto al agruparse con el resto de las sustancias que se utilizan en el desarrollo de los protectores solares. Además, se debe constatar que cantidad de Micosporina se necesita utilizar para cada factor de protección.

Todas las investigaciones realizadas por el Instituto, se llevan a cabo con fondos provenientes del ministerio de Ciencia y Tecnología de la Nación, con subsidios de CONICET, y en menor parte, con fondos de la Universidad Nacional del Comahue.

Otras plantas, otros riesgos

Especialistas en dermatología del ministerio de Salud de la provincia de Buenos Aires, advirtieron que el uso de determinadas plantas sobre la piel, puede causar alergias.

La cicuta, la ruda, la higuera y la carategus, son las apuntadas a causar esa reacción, que se manifiesta con ampollas, similares a las de una quemadura.

Según los especialistas, se recomienda evitar el contacto con la savia de esas plantas al estar mojado, transpirado o bajo el sol.

 

Notas relacionadas

“La tragedia reflejó lo que produce la corrupción"


“El Subprograma Cesión de Derechos Posesorios es ilegal"


Gran apoyo a la prohibición de fumar en oficinas públicas


La ANMAT prohibió el uso de dos insecticidas


El PAMI remodelará un hotel en la costa para sus afiliado


Empieza el juicio contra un productor correntino