14/03/2012 De la editorial Capital Intelectual

El accidente Grinspun

*por Néstor Restivo y Horacio Rovelli Entre el Rodrigazo de 1975 y la crisis de 1998-2002 la única excepción a las políticas de ajuste fue la de Bernardo Grinspun, primer ministro de Economía de la democracia nacida en 1983.

Primero vino Celestino Rodrigo y sus continuadores. Luego siguió, desde 1976, el programa nefasto de Martínez de Hoz. Desde entonces no hubo casi ninguna gestión que priorizara el mercado interno, el empleo, la industrialización o la redistribución del ingreso. Todo fue más o menos igual salvo aquel primer año del gobierno encabezado por Raúl Alfonsín.

El historiador Néstor Restivo arranca de ese marco para resaltar, en este libro de vigencia indudable, el "accidente" Grinspun, quien se mostró dispuesto a buscar un manejo que atendiera el mercado interno y el desarrollo. Así promovió la inclusión social, el empleo, la regulación estatal y una fiscalidad progresista y sin escapatoria destinada a que la gran riqueza nacional estuviera al alcance de todos los habitantes.

La opción tuvo en Grinspun una definición clara. Y en esa línea de pensamiento abrevaron tanto economistas radicales como peronistas y de otras vertientes partidarias.

*autores de El accidente Grinspun- Capital Intelectual

Notas relacionadas

La sociedad de los cautivos


La barra de la Selección


Gramáticas de la acción social


La larga historia de los saqueos en la argentina


¡Ciudadanos, a las urnas!


El espejo de la historia