28/03/2012 En las próximas elecciones

Se impulsan cambios a la hora de votar

Lo anunció el ministro del Interior, Florencio Randazzo. Se busca simplificar el sistema de votación, a través de la utilización del nuevo documento de identidad, que reemplaza la vieja libreta verde.

Con el fin de modificar el Código Electoral y que los ciudadanos puedan votar con el nuevo documento tipo tarjeta, el Gobierno Nacional elevará un proyecto al Congreso de la Nación.

El principal objetivo de la iniciativa, es simplificar el sistema de votación, en el marco del plan de modernización de entrega de documentación, que se inició en 2009; a través del ministerio del Interior.

De llevarse a cabo, el padrón electoral contará con un troquel en uno de sus extremos que poseerá un código de barras, el cual será entregado a cada votante una vez emitido el sufragio, a modo de certificado y en reemplazo del histórico sello violeta. A partir de la entrega de los troqueles, se confeccionaría una base de datos que permitiría saber quienes votaron y quienes no.

El aspecto negativo del proyecto, es que, la tarjeta al ser inalterable, deberá ser renovada ante cada cambio de domicilio. Dicho trámite, tiene un valor de 10 pesos para los menores de edad y 25 pesos para los mayores.

De todos modos, y pese a que el viejo DNI ya no se emite más, en las elecciones del próximo año se podrá votar con cualquier tipo de documento (las viejas libretas cívica y de enrolamiento, los documentos de color verde y celeste y la tarjeta plástica).

Según datos oficiales, desde que se inició el proceso de renovación de los documentos de identidad, ya se entregaron cerca de 14 millones, los cuales están habilitados para votar el próximo año. La campaña, contó con la implementación de varios puestos móviles de renovación en diferentes puntos del país con alta afluencia turística, como por ejemplo la Costa Atlántica.

Notas relacionadas

La SIGEN auditará el presentismo de empleados públicos


Nadie sabe qué pasa con la recaudación de Calles Seguras


Macri y los trabajadores


Gobernantes y maestros: una asimetría ruinosa


“No deberíamos tratar informes de cuentas aprobadas”


Escuchar en el silencio