18/04/2012 Preocupación por su deterioro

Nuevo pedido de informes por la situación del Zoológico porteño

A un año del vencimiento de la concesión, el legislador Adrián Camps denuncia que se está “explotando el predio ilegalmente”. Desde la comisión de Espacio Público, se propuso llamar a distintos funcionarios del Gobierno a dar explicaciones, pero ninguno confirmó la cita.

Semanas atrás, la Comisión de Espacio Público de la Legislatura porteña dio tratamiento a un pedido de informes sobre la situación que atraviesa el Jardín Zoológico de la Ciudad de Buenos Aires, presentado por el legislador Adrián Camps (Partido Socialista Auténtico).

Según se informó en un comunicado de prensa, el objetivo del proyecto es “echar luz sobre cuestiones referidas a la actual situación de la empresa concesionaria que, a un año del vencimiento de la concesión, continúa explotando el predio ilegalmente”. Desde el despacho del legislador, informaron a este medio que “se ha convocado a otra reunión donde se espera que los diputados firmen el pedido de informe para que se trate finalmente en el recinto”.

“La novedad es que desde la comisión (de Espacio Público) se propuso llamar a una serie de funcionarios del Gobierno porteño para que vengan a dar ciertas explicaciones en el marco de la comisión. Como ningún funcionario confirmó la cita, se decidió que el pedido de informes continúe con su curso normal y, si en el mes de Mayo se logra convocar esa reunión, será un buen momento para que respondan las preguntas que figuran en el proyecto presentado por el legislador Camps”, anunciaron desde su despacho.

Gestionpublica.info publicó una nota sobre este tema (ver “Legisladores y vecinos preocupados por el deterioro del zoológico porteño”) en donde Camps afirmó que “la situación (que atraviesa el predio) es de total irregularidad”. Además, el diputado del PSA expresó en aquel momento que no había “ninguna documentación que respalde la actividad del concesionario” otorgado a la subsidiaria del grupo mexicano Central Interamericana de Entretenimientos (CIE).

Luego de vencer el contrato de licitación (en febrero de 2011), el Gobierno de la Ciudad firmó un convenio con CIE para efectuar una prórroga de seis meses. Este acuerdo lo firmó el entonces Director de Concesiones del Ministerio de Desarrollo Económico porteño, Ezequiel Sabor, y fue ratificado por el Jefe de Gobierno Mauricio Macri el 5 de diciembre, seis meses después de haber vencido la prorroga estipulada.

Por otro lado, Camps critica que desde la Dirección de Conseciones se pretende realizar una próxima concesión por 5 años para eludir el debate en la legislatura. "Las autoridades porteñas pretenden adjudicar la concesión al mejor postor. En la actualidad, están recaudando unos 150 mil pesos mensuales en concepto de canon y piensan triplicar ese valor. Es decir, tienen una concepción totalmente económica del problema cuando el tema acá claramente no es económico, sino qué zoológico queremos para la Ciudad y quién debe administrarlo. Aparentemente, lo único que le interesa al Gobierno es cuánto puede recaudar", afirmó el legislador en un comunicado.

Otro punto que preocupa a Camps es que en el año 2008,  “la Dirección General de Concesiones conformó una comisión multidisciplinaria para estudiar las bases y condiciones para el llamado a una nueva licitación. Cuatro años después, no se sabe si alguna vez la comisión se reunió y, en dicho caso, cuales son las conclusiones a las que arribó”.

En ese mismo año, la Auditoria General de la Ciudad de Buenos Aires (AGCBA) elaboró un informe (que fue retomado más tarde por el portal El Auditor.info) donde plantea que el Zoológico perdió más de 100 especies: más de la mitad de las aves y una cuarta parte de los mamíferos. Además, este documento expresa que los edificios están en estado “ruinoso”, lo que constituye un peligro para los animales y las personas.

Camps finalizó su comunicado diciendo que “la actual licenciataria del Jardín Zoológico está interesada en continuar siéndolo; y según el Acta Acuerdo firmado con el Gobierno de la Ciudad, se encuentra "en condiciones de igualdad respecto de cualesquiera de los otros oferentes". "Si bien, la responsabilidad mayor por el estado en el que se encuentra actualmente el Zoológico es del Estado por no haber controlado debidamente, cabe analizar si corresponde que la empresa que lo llevó a esta situación de deterioro continúe administrándolo".

 

Notas relacionadas

Nueva jornada de fortalecimiento de órganos de control


Auditoria porteña: sin plan de acción ni difusión


Mendoza acumula 13 proyectos de acceso a la información


Culpables hasta que se demuestre lo contrario


“Se sabe qué es la AGN pero no lo que hace”


El expediente más custodiado y temido