25/04/2012 La AGN había alertado sobre su incorrecta ejecución

El Proyecto de Energías Renovables, a punto de cumplir su objetivo

El programa empezó a implementarse en 1999 para abastecer a los pueblos originarios de electricidad alternativa. Hoy, a 13 años de su puesta en marcha, prácticamente se ejecutó en todas las provincias, sólo restan Tierra del Fuego, Santa Fe, San Luís y Formosa.

Un informe de la Auditoria General de la Nación (AGN), en base al análisis del periodo 1999-2009, reveló tiempo atrás (en una nota publicada por el auditor.info) que el Proyecto de Energías Renovables en Mercados Rurales Dispersos (PERMER), “no cumplió con la calendarización inicial ni con las posteriores, a consecuencia de los cual se pagaron comisiones de compromiso excedentes, a la vez que hubo una incorrecta estimación de las posibilidades de ejecución”. 

Este programa, dependiente de la Secretaria de Energía del ministerio de Planificación Federal y que empezó a implementarse en 1999, surgió con el objetivo principal de abastecer de electricidad a un número de personas que viven en hogares rurales, y a aproximadamente 6.000 servicios públicos de todo tipo que se encuentran fuera del alcance de los centros de distribución de energía. Tenía como fecha prevista de finalización el año 2005, pero a raíz de la crisis de 2001, estas metas cambiaron.

Gestionpublica.info decidió comunicarse con el coordinador general del organismo auditado, Víctor Russo, quién, a pesar de lo señalado por la AGN, remarcó que “sólo falta la ejecución en cuatro provincias”. “En el año 2000 se empezó a trabajar con la provincia de Jujuy, donde se formalizó la adquisición de 2.500 equipos solares. El primer embarque llegó con 750 equipos y cuando llegó el segundo ya estábamos en plena crisis y, como no había divisas para pagarlo, hubo que devolverlo. Durante 2001 y 2002 estuvo todo muy parado porque no había fondos y la actividad se retomó recién en 2003”, explicó.

Actualmente, según se informó al medio, el proyecto se pudo llevar a cabo “prácticamente en todas las provincias, solamente está demorado en Tierra del Fuego, Santa Fe, San Luís y Formosa”. En el caso de la última, las obras se licitaron en dos ocasiones y las empresas adjudicadas, en ambos casos extranjeras, no cumplieron con las metas planteadas y por eso es que hoy todavía no hay actividad. “De acuerdo con el banco (Internacional de Reconstrucción y Fomento), las licitaciones deben ser internacionales, pero para un proveedor internacional no es un gran negocio venir a hacer esto, fundamentalmente porque requiere mucha mano de obra local, entonces tienen que subcontratar acá y se complica”, sostuvo el Coordinador del PERMER.

En relación a las licitaciones, el informe de la AGN detalló que el organismo auditado “no cuenta con una normativa de resguardo de las documentaciones”. Consultado por este punto, Russo se defendió: “eso es una tontera, la documentación está toda, puede ser que a la Auditoría no le guste como se maneja un expediente. Pero lo que faltan son tonteras, puede ser una aclaración de una firma en un documento, que desde el punto de vista administrativo es entendible, pero que las empresas privadas generalmente no respetan”.

Por último, Russo destacó que “las obras del Proyecto de Energías Renovables, constan de la implementación de paneles solares en diferentes lugares públicos, como ser escuelas, parques nacionales o centros de salud. Quien gana la licitación tiene que proveer los materiales, llevarlos a las provincias, montarlos y dejarlos funcionando”.

Notas relacionadas

Las enseñanzas de los docentes


Las enseñanzas de los docentes


Otra vez irregularidades en el Plan Federal de Viviendas


Incompatibilidad de intereses en acto


15 días para responder un pedido de información pública


Quieren crear una comisión que controle los fondos viales