09/05/2012 Sobre datos de 2004-2006

Argentina ya estaría trabajando en un plan para combatir los efectos del cambio climático

En un informe aprobado en el año 2007, la Auditoría General de la Nación había alertado sobre “una escasa implementación de las acciones previstas en el Convenio Marco de las Naciones Unidas y del Protocolo de Kyoto”, en lo que respecta a encarar una estrategia nacional para reducir la emisión de gases que provocan el efecto invernadero. Gestionpublica.info dialogó con el organismo auditado.

Según un informe de la Auditoría General de la Nación (AGN), en base al análisis del período 2004-2006, y retomado por el portal Elauditor.info, la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable no cumple con las medidas necesarias para mitigar los efectos del proceso del cambio climático. Sin embargo, a seis años de conocerse dicho documento, desde el área auditada señalaron que “ya funciona una Dirección específica y se pusieron en marcha varios programas ambientales que anteriormente estaban frenados por falta de presupuesto”.

Entre otras cosas, el documento realizado por la AGN destaca “una escasa implementación de las acciones previstas” en el Convenio Marco de las Naciones Unidas y del Protocolo de Kyoto, a los que el país se alineó en 1993 y 2001 respectivamente. Justamente, en 1993 se creó por Ley la Unidad de Cambio Climático que, según señala el organismo de control, “no elaboró una estrategia nacional sobre la materia.”

Actualmente, esta Unidad pasó a ser la Dirección de Cambio Climático y su titular, Nazareno Castillo, dialogó con gestionpublica.info acerca de los programas que se están llevando a cabo para reducir la emisión de gases que provocan el efecto invernadero.

En referencia a la estrategia nacional, Castillo describió: “Está en elaboración, el proceso empezó hace dos años con la creación del Comité Gubernamental en Cambio Climático, en el que participan 24 organismos del Estado. Hay un documento avanzado que tiene un contexto general, medios y objetivos específicos”.

Por otro lado, el Director de la oficina de Cambio Climático, se refirió al Protocolo de Kyoto y detalló: “El Protocolo habla de tres mecanismos de flexibilidad: el mecanismo de desarrollo limpio, la implementación conjunta, y el comercio de emisiones. Argentina sólo participa del primero porque los otros dos son exclusivos de países desarrollados. Tenemos cerca de 40 proyectos aprobados en diversas áreas vinculadas con generación de energía, manejo de residuos sólidos, afluentes y procesos industriales. Todos han funcionado medianamente bien”.

Por otro lado, desde la AGN se señala que “hasta el 2007 ninguno de los 11 programas nacionales existentes sobre cambio climático estaba en ejecución”. En relación a este punto, Castillo afirmó que “en realidad no hay 11 programas, sino que en su momento hubo 4 que estableció la Secretaría de Ambiente, de los cuales 2 fueron dados de baja y los restantes están como tal, en forma de programa”. De todos modos, el titular de la Dirección de Cambio Climático afirmó: “En lo que más hemos avanzado es en el impacto del cambio climático y su vulnerabilidad. Trabajamos con el instituto de agua del INTA y hemos generado mapas para las 24 provincias de tendencias en 4 extremos climáticos (temperaturas altas y bajas; precipitaciones altas y bajas y escenarios de cambio climático), por lo que tenemos alrededor de 12 mapas por provincia y además contamos con un mapeo de las zonas más vulnerables. El cruce de esos mapas nos da una buena idea de dónde están los mayores problemas”.

Por último, Castillo señaló: “el tema de emisiones de gases es muy importante, pero si no hay un acompañamiento desde los principales causantes de la problemática, tampoco corresponde que Argentina empuje si no estamos viendo lo mismo en países como Estados Unidos, Canadá o Japón, entre otros”.

Protocolo de Kyoto - Ley 25.438

El Protocolo de Kyoto (PK), establece que los países desarrollados y en transición deben reducir el total de sus emisiones de GEIs en el período 2008–2012 en un porcentaje de al menos 5% con respecto al nivel registrado en 1990. Para hacer frente al cambio climático, el Protocolo de Kyoto contiene objetivos legalmente obligatorios para que los países industrializados reduzcan las emisiones de los 6 gases de efecto invernadero de origen humano como dióxido de carbono (CO2), metano (CH4) y óxido nitroso (N2O), y los tres gases industriales fluorados: hidrofluorocarbonos (HFC), perfluorocarbonos (PFC) y hexafluoruro de azufre (SF6).

Notas relacionadas

Buscan avanzar en una Ley nacional de Educación Ambiental


Buscan remediar los desmontes en el Delta del Paraná


Por persona se generan 7 kilos de basura electrónica


Advertencias a la reforma de la Ley de Glaciares


Audiencia pública por la emergencia hídrica


Advierten fallas en el Registro de Tierras Rurales