23/05/2012 Entrevista

“La corrupción en el sector público afecta todo el devenir de cualquier empresa”

Lo dijo Martín Castro, de la compañía Bridgestone, uno de los participantes del primer Congreso Latinoamericano de ética, Transparencia y Compliance Anticorrupción. Entre otras cosas, se refirió a la actualidad del comercio exterior en Argentina y sobre las limitaciones que existen actualmente. Según aseguró, “cuesta entender algunas decisiones gubernamentales”.

En el marco del primer Congreso Latinoamericano de Ética, Transparencia y Compliance Anticorrupción, que se llevó a cabo entre el 10 y 11 de Mayo pasado, Martín Castro, de Bridgestone, dialogó con gestionpublica.info y, entre otras cosas, destacó: “La corrupción en el sector público afecta todo el devenir de cualquier empresa que quiera desarrollar sus negocios”.

Durante la segunda jornada del Congreso, tuvo lugar el panel “Acciones colectivas para reducir la corrupción en Argentina”, de la cual participó Martín Castro, integrante de AMCHAM Argentina y Legal Manager de Bridgestone, quien además de formar parte como orador, dialogó con este medio.

En su panel, Castro explicó que dentro de la misión de AMCHAM, de “promover un entorno de negocios fundamentado en valores que constituyan un desarrollo sustentable y entendiendo que estos valores son la ética y la transparencia”, se redactó un código de conducta para que sirva como modelo guía a todas las empresas asociadas a la Cámara de Comercio Argentino-Estadounidense.

En el código, se plasmaron cuatro pilares fundamentales: Uno es la integridad en el mercado, por otro lado la integridad en la comunidad, el tercero la integridad en las relaciones con nuestros gobiernos y poderes y por último, la integridad en el trabajo. “Lo que hicimos en relación con la integridad en el trabajo fue decir no al acoso laboral y también a lo que respecta al uso de bienes de la compañía y confidencialidad de la información. En cuanto a la integridad en el mercado, trabajamos en cómo se espera la relación con nuestros clientes, esa necesidad de que nos relacionemos con ellos de manera integra y honesta y así también las relaciones con la competencia. En lo que respecta a las relaciones con el gobierno, puntualizamos las políticas antisoborno”, expresó Castro.

De todos modos, el representante de AMCHAM en el país, fue muy claro al mencionar que “si las altas gerencias de las empresas no están involucradas, esto no sirve para nada”.

En diálogo con gestionpublica.info, Castro se refirió a la actualidad del comercio exterior en Argentina y sobre las limitaciones que rigen actualmente. “A la hora de formalizar, de hacer negocios en el día a día, a las empresas se les complica, porque ya tenés problemas puntuales. En el caso de Argentina por ejemplo, con el tema de las importaciones, las trabas para traer mercaderías, también tenés problemas para liberar mercadería, para vender al precio que vos querés. En definitiva, para desarrollar tu actividad como empresario. De todos modos, esto no hace que uno tenga que entrar en la corrupción para poder sacar las cosas, sino que hay ser muy fuerte, muy preciso y muy claro en cuáles son los lineamientos de la compañía”, sostuvo Castro.

Acerca de la experiencia puntual en Bridgestone, Castro explicó: “En nuestra compañía somos claros y conocidos en el sentido de que no corrompemos, no ponemos un sólo peso para hacer absolutamente nada, pero tenemos las cosas un poco más lentas y así lo saben en nuestras casas matrices, pero las tenemos, y es mejor tenerlo lento pero sin ninguna contingencia, que rápido y con una noticia en el diario”.

De todos modos, Castro sostuvo que “cuesta entender algunas decisiones gubernamentales”: “La corrupción en el sector público afecta todo el devenir de cualquier empresa que quiera desarrollar sus negocios. A veces es difícil entender ciertas medidas que lo único que hacen es dificultar el comercio, o ciertas acciones que parecen acciones de almacenero más que de economistas o estadistas que pongan reglas de juego claras en lo económico”.

Por último, y respecto a la relación con los clientes de la empresa, dijo: “Los usuarios saben de todas las restricciones que hay, que la falta de consumo no es una política de la empresa o una mala administración, sino que son políticas gubernamentales. Los usuarios saben a qué se debe las restricciones que estamos teniendo”, cerró castro.

Notas relacionadas

Turnos de cremación con 6 meses de demora


Buscan reponer los fondos de la Ley de Bosques


“La debilidad básica está en que nuestros controles no son vinculantes”


“El Consejo de la Magistratura está paralizado”


“Hay un debilitamiento de los organismos de control”


“La corrupción empieza cuando un gobierno toma una decisión que sólo beneficia a los más ricos”