24/05/2012 Un convenio con ACUMAR

El Tribunal de Cuentas bonaerense controlará el presupuesto destinado al saneamiento del Riachuelo

Una iniciativa de la Auditoría General de la Nación, plantea que cada jurisdicción se encargue de auditar su zona. El organismo de control deberá, entre otras cosas, analizar los gastos y verificar que los procesos de contratación se encuentren dentro de la normativa legal vigente.

El Tribunal de Cuentas (TC) bonaerense realizará tareas de auditoría sobre las partidas presupuestarias que la Provincia de Buenos Aires destina al saneamiento de la Cuenca Matanza - Riachuelo. La medida, se inserta dentro de una iniciativa impulsada por la Auditoría General de la Nación (AGN), que plantea que cada jurisdicción sea responsable de auditar su zona.

La Autoridad Cuenca Matanza Riachuelo (ACUMAR) firmó un convenio el 16 de noviembre de 2011 donde se compromete a proveer a la AGN los informes de auditoría con los dictámenes del Tribunal de Cuenta de la Provincia de Buenos Aires y de la Auditoría General de la Ciudad de Buenos Aires (AGCBA). La información, que será presentada ante el Juzgado Federal de Quilmes, deberá incluir los gastos que se realicen destinados al cumplimiento del Plan Integral de Saneamiento Ambiental (PISA) de la Cuenca Matanza Riachuelo.

“La AGN puede ver cómo se otorgan las transferencias presupuestarias, pero la ejecución de las obras y la rendición de los avances físicos son problemas de las jurisdicciones”, señaló a gestionpublica.info, Osvaldo Gallarza, jefe del Departamento de Control de Órganos Rectores del organismo de control. Tanto para al TC bonaerense como para la AGCBA se establecieron criterios homogéneos con el fin de facilitar el proceso de control en las distintas jurisdicciones.

Cada órgano se comprometió, entre otras cosas, a verificar la ejecución presupuestaria, controlar que los procesos de contratación se encuadren dentro de la normativa legal vigente y constatar el cumplimiento de la Resolución N° 267/2008 del Ministerio de Planificación Federal para aquellas obras que se financien con recursos provenientes del Estado Nacional.

Eduardo Grinberg, presidente del Tribunal de Cuentas con sede en La Plata, afirmó que “la firma del convenio con la ACUMAR se trata de una nueva motivación para dar respuestas a quienes están a cargo de la gestión. Porque gestión y control no pueden estar separados. El control no es un impedimento, ayuda a avanzar y a encontrar un destino”.

A diferencia del TC bonaerense, la AGCBA aún no inició el análisis de las partidas presupuestarias destinadas para el saneamiento de la cuenca. Al cierre de esta edición, gestionpublica.info no se pudo comunicar con la Auditoría porteña. Sin embargo, Gallarza indicó que a pesar de tener designada a Cecilia González de los Santos como encargada de esta tarea, el órgano de control de la Ciudad “manifestó dificultades para tener un control dinámico con respecto al tema PISA”.

 

 

Notas relacionadas

Aseguran que ACUMAR es “incapaz” de limpiar el Riachuelo


Nuevas autoridades en ACUMAR


Prórroga de la emergencia social, urbanística y sanitaria


Ordenan confeccionar un nuevo plan de saneamiento


Según la AGN, se subejecutó el 26,4% del plan de saneamiento


Qué pasa, Riachuelo?