18/04/2011 Un ente parado más de un año

Volvió a funcionar el Tribunal de Cuentas de Neuquén

Los trabajadores levantaron una medida de fuerza que había empezado en octubre de 2009, en reclamo de recomposición salarial y mejores condiciones laborales. En este tiempo, la provincia debió contratar auditorías privadas. El organismo tiene un nuevo presidente.

El Tribunal de Cuentas de Neuquén volvió a entrar en funciones luego de que los trabajadores decidieran levantar el paro que mantenía estancado al organismo hace más de un año. Entre otras medidas, se designó a Evaldo Darío Moya como el nuevo presidente del organismo.

Los empleados del organismo de control neuquino reclamaban desde octubre del año pasado una recomposición salarial y mejores condiciones de trabajo. Según se dio a conocer, a través de un comunicado de prensa emitido por la Asociación Trabajadores del Estado (ATE Neuquén), el conflicto logró destrabarse tras acordar con funcionarios del Gobierno “que se fije la asignación del Cargo de las categorías AAS2 y AAS3, agrupamiento de Auxiliares de Servicio, Maestranza y Cadetes en $ 1.312, además de un adicional remunerativo no bonificable de $ 325 de bolsillo para las categorías AAS2 y AAS3".

En diálogo con gestionpublica.info, Fabio Heredia -de ATE Neuquén-, destacó los logros obtenidos en el acuerdo: “Conseguimos el pase a planta de una cantidad de compañeros, convenios colectivos de trabajo y una recomposición salarial no menor del 48 y 49% para los trabajadores”. Además, la jubilación de la titular del Tribunal de Cuentas, Violeta Mandón, abrió la puerta para el ingreso de Evaldo Dario Moya para que ocupe el cargo vacante. Según Heredia, la ex titular del organismo “había generado un Tribunal a medida del Poder Ejecutivo y de los políticos, ajustándolo a las necesidades del gobierno”.

A tres semanas de entrar en funciones, Moya dialogó con gestionpublica.info y, entre otras cosas, se refirió al estado actual de las tareas del Tribunal: “Las cuentas del 2008 están auditadas, se están presentando, por razones obvias, en forma extemporánea, pero estamos cumpliendo con todos los recaudos legales. La cuenta general del 2009 se estaría entregando en unos días, todo desplazado temporalmente con lo que dice la Ley, dado a la situación extraordinaria que atravesamos, hasta que podamos regularizarnos”.

Por otro lado, y respecto a las denuncias que pesan sobre la anterior titular del Tribunal, en relación a la supuesta convivencia con el poder Ejecutivo, dijo: “Tiene que existir una especie de amistad aristotélica, Aristóteles definía diferentes grados de amistad, la de la intimidad, familiar, ciudadana y esta es laborativa, que quiere decir que tenemos que tener una convivencia razonable, de sentido común y tolerancia. Para eso, se tienen que respetar las jerarquías, y aparentemente eso no existía, yo soy verticalista y las respeto”. Moya se refirió a las primeras medidas que encarará como presidente del Tribunal y, entre ellas, remarcó la idea de “incorporar, paulatinamente, el control de gestión, ya que ahora no es concomitante (es decir, durante la ejecución de los actos administrativos), sino que es ex post (porterior), igualmente llevará algunos años alcanzar esto”. Desde ATE, aseguran que hoy están sin medidas de fuerza, “pero muy atentos a la gestión del nuevo presidente”.

Durante el año que estuvo paralizado el Tribunal de Cuentas, hubo denuncias tanto desde la Asociación de Trabajadores del Estado como de diputados provinciales sobre la contratación de auditorias externas. Según declaró Heredia, “mientras nosotros estuvimos en la medida de fuerza pretendieron crear un organismo paralelo contratando auditorias externas que no respondieron a nada”. Por su parte, la diputada neuquina por el Frente Alternativa Neuquina, Soledad Martínez, presento un proyecto de resolución donde solicita al ministro de Desarrollo Territorial, Leandro Bertoya, un informe sobre la contratación de una auditoria externa de control de ejecución y asignación de los fondos de la renegociación de concesiones hidrocarburiferas.

Entre sus fundamentos, la diputada recalca que “de acuerdo a la Constitución de Neuquén, el órgano de control externo es el Tribunal de Cuentas”. Según aclaró en los medios, “existiendo este organismo, de rango constitucional, resulta a todas luces extraño que se disponga de una erogación que aparece como innecesaria e injustificable, ello por cuanto se esta sustituyendo al Tribunal de cuentas, ya existente, por esta empresa de control externo a la que se ha contratado”.

Autarquía financiera

La diputada Soledad Martínez elaboró también un proyecto de Ley que busca asegurarle al Tribunal de Cuentas autarquía financiera a través de la asignación del 2,5% de la coparticipación de impuestos nacionales. En declaraciones a la prensa, la diputada señaló que "para garantizar un buen funcionamiento del organismo como mecanismo de control de la hacienda pública, necesita tener autarquía". Según enfatizó "queremos que el Ejecutivo demuestre con voluntad concreta el discurso de que quieren refuncionalizar el Tribunal".

En relación a esta iniciativa, el flamante titular del Tribunal de Cuentas, Evaldo Dario Moya, dijo: “No tengo una opinión formada respecto a la autarquía, hasta ahora tengo un presupuesto que es acotado, pero sirve para el funcionamiento, y creo que en la medida que el Tribunal se gane un espacio frente a la administración y la comunidad, son cosas que van a venir solas. Hoy prefiero primero construir, para después peticionar”.

 

 

 

Notas relacionadas

Defensor del Pueblo: Una elección con poca transparencia


#Interbarometro


Presentan al nuevo Síndico General de la Nación


La legitimidad del modelo en las urnas


La AGN colaborará con un municipio de Río Negro


Volvió a sesionar el Colegio de Auditores