29/08/2012 Ciudad de Buenos Aires

Los hospitales públicos presentan serias dificultades para atender a pacientes con adicciones

Así lo señaló un informe de la Auditoría porteña, luego de analizar la gestión del año 2010. La legisladora, Virginia González Gass, confirmó a gestionpublica.info que “faltan médicos, enfermeras y trabajadores sociales” para atender a la población drogodependiente.

El Ministerio de Salud porteño “no dispone de instituciones para alojar personas con patologías por la utilización de sustancias psicoactivas”, señaló la Auditoria General de la Ciudad de Buenos Aires (AGCBA) en un informe dado a conocer en mayo de este año y retomado recientemente por el portal Elauditor.info. El documento, que analiza el periodo 2010, advirtió que “existen dificultades en los hospitales del sistema para incorporar a pacientes con adicciones”.

Gabriel Cavia, miembro de la Asociación de Profesionales del Hospital Borda, coincidió con el informe de la AGCBA y señaló: “Faltan efectores intermedios. Es decir, casas de medio camino, emprendimientos económicos, entre otras cosas”. Según dijo, “a los pacientes adictos es muy difícil reintegrarlos a la familia porque han hecho muchos desmanes”. “Cuando llegan con una crisis aguda nosotros los atendemos pero luego no tenemos donde derivarlos”, admitió el especialista.

La AGCBA, observó que no hay suficientes recursos humanos para atender a los pacientes drogodependientes. En relación a este punto, en diálogo con gestionpublica.info Virginia González Gass, legisladora porteña por el Partido Socialista Autentico y presidenta de la comisión de Salud Mental, dijo: “Faltan médicos, enfermeras y trabajadores sociales. La Ley de Salud Mental (Nº 448) establece que debe haber un trabajo con los pacientes que estuvieron internados mucho tiempo para reinsertarlos, no sólo laboralmente, sino dentro del núcleo familiar. Sin embargo, a los pacientes les dan de alta sin buscar la reinserción. Les dan $1200 y con eso quedan afuera. No hay una sola casa de medios caminos ni una política adecuada”.

La Ley de Prevención y Asistencia del Consumo de Sustancias Psicoadictivas (Nº2318) fue sancionada en el año 2007 por la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires y prevé una participación interministerial para coordinar las áreas de prevención, atención, seguimiento y de observatorio. Sin embargo, a cinco años de la sanción de la normativa el organismo de control porteño indicó que hay una descoordinación entre los ministerios de Desarrollo Social y Salud para llevar adelante sus tareas.

La legisladora porteña calificó como una “barbaridad” que la Ciudad de Buenos Aires haya derivado los programas de adicciones a la cartera de Desarrollo Social: “Estamos solicitando que se incorpore ese servicio al ministerio de Salud”, indicó y continuó: “Las casas de medio camino, dependen de Desarrollo Social, lo cual es una locura. Además, los programas han sido recortados prácticamente todos”.

En este sentido, la AGCBA indicó que al momento de la auditoría el Departamento de Coordinación de Atención de Conductas de Riesgo Adictivo “estaba a la espera de asignación de cargos por concurso”. También, la auditoría registró que el Observatorio de Políticas Sociales en Adicciones “no recibe información de la cartera de Salud”.

Así mismo, el área de Vigilancia Epidemiológica en Salud Mental tiene como objetivo generar estadísticas para brindar elementos que sirvan para tomar decisiones y diseñar estrategias para la prevención y atención de las adicciones en la Ciudad de Buenos Aires. Sin embargo, la AGCBA plantea que los datos que se obtienen de los registros efectuados por los profesionales en la Ficha Epidemiológica durante la primera consulta “no se remiten de manera sistemática”. De hecho, la auditoría porteña constató que “no se publicaron datos estadísticos del año 2010”.

Gestiónpublica.info consultó el sitió web donde figuran los datos provenientes del área de Vigilancia Epidemiológica en materia de adicciones (www.buenosaires.gov.ar/areas/des_social/adic/observatorio/epidemiologica.php) y dio cuenta de un estudio en las salas de emergencias de hospitales generales de la Ciudad de Buenos Aires que data del año 2011.

Jorge Ruiz fue director del área de Prevención del gobierno de la Ciudad de Buenos Aires hasta diciembre de 2011 y estuvo presente al momento de la auditoría realizada por la AGCBA. Consultado por gestionpublica.info acerca de la descoordinación interministerial, el especialista explicó que los profesionales de los hospitales y centros “no veían con buenos ojos que el tema de adicciones se impulse desde la cartera de Desarrollo Social por lo que era complicado coordinar algún tipo del políticas”.

Respecto a la auditoria que realizó la AGCBA, Ruiz reveló que se “reflejó a medias lo que se hizo el año anterior”. Además, recordó que en el 2008, cuando asumió la dirección, la Ciudad de Buenos Aires “no contaba con un programa de prevención”. El ex director afirmó que la coordinación de áreas es un “tema pendiente”: “Al ser tan nuevas cada una intentaba desarrollarse y tener cierta identidad. Lo que señala la auditoria nos puede servir para mejorar en este sentido”.

Notas relacionadas

Faltan 1508 años para terminar las tareas preventivas


Alertan sobre el incumplimiento del Plan de desarme


“La tragedia reflejó lo que produce la corrupción"


“El Subprograma Cesión de Derechos Posesorios es ilegal"


Gran apoyo a la prohibición de fumar en oficinas públicas


La ANMAT prohibió el uso de dos insecticidas